Carta desde el mar para Natasha y Malia Obama

Por: Juan Arias

Natasha y Malia con sus padresw Natasha y Malia, hijas de Obama y Michelle, han recibido una carta  curiosa. Les ha llegado desde el mar, firmada con el nombre de su  padre: OBAMA.

Quien la escribe es un simpático elefante marino, que llegó hasta las  costas de América, desde Brasil, para contarles a las niñas que en la  preciosa ciudad turística de Buzios, en la región de los Lagos del  Estado de Rio, los niños lo bautizaron con el nombre de su padre porque  era el día en que había ganado las elecciones.

Buzios es un lugar donde un día se juntaba África a Brasil y es este un  país con raíces africanas dejadas por los esclavos negros.

En la carta, el león marino les cuenta un secreto a Natasha y Malia. No se trata de un animal inventado. No estoy escribiendo un cuento. El  león marino llegó días atrás a Buzios perdido después de haber atravesado el  Océano, desde la Patagonia a la costa de Brasil.

Elefante-marinho(3)Elefante marino en la playa Azedinha de Buzios

Su llegada inesperada fue un acontecimiento para ese lugar famoso por su turismo internacional atraído por sus playas únicas.

Desembarcó en la playa de Azedinha. Allí corrió la gente, sobretodo los  niños, para encontrarse con el inesperado y exótico turista. Obama  acababa de ganar las elecciones en los Estados Unidos y los niños de  Buzios lo bautizaron con el nombre del Presidente americano, Obama.

Llegó anónimo, y se fue bautizado con aquel nombre que aquel día aparecía con relieve en todos los diarios del mundo.

Elefante-marinho ( 2) Feliz con su nueva identidad, el elefante Obama desapareció de repente.  Los últimos que lo vieron fueron unos turistas en la playa Tartaruga.

Hasta aquí la crónica. Y a partir de aquí la leyenda. Dicen que el  elefante Obama se fue hasta la costa de los Estados Unidos para  comunicar a las hijas de Obama, Natasha y Malia, que él se llamaba como  su padre, que estaba muy feliz y que quería contarles un secreto para  que se lo contaran a él ya que no se atrevía a escribir directamente al  Presidente.

Además los animales suelen comunicarse mejor con los  pequeños que con los grandes. Y él sabía que las dos pequeñas Obama aman a los animales.

Playa TartarugaPlaya Tartaruga en Buzios

En la carta, el elefante marino, les contaba que su  padre no sabía que había sido elegido y con tantos votos, contra las  previsiones de la víspera, gracias a que ellos y muchos animales más que viven en el mar y en la tierra, se juntaron para inspirar a los  votantes su nombre en las urnas. Sobretodo a las mujeres, a los negros, a los hispanos y a los jóvenes. Categorías t

odas ellas que son los que  también suelen entender mejor el alma de los animales.

Ellos querían que ganara él y no su contrincante Romney, porque estaban  seguros que les iba a defender mejor y le advertían que si quería que  siguieran apoyándolo ahora en sus decisiones importantes a favor de la  paz, de los que más sufren, de los niños y de los más humildes, tendría  que ser fiel a sus promesas de defender también al Planeta.

“Decidle a vuestro papá, que no se olvide ni un minuto que es Presidente no sólo de los hombres y mujeres que lo han votado, sino que lo es y  tiene que seguir siéndolo de los elefantes, de las ballenas, de los  delfines, de los tiburones, de la águilas del cielo, de las jirafas que  habitan las sabanas africanas, de todos los animales perseguidos,  maltratados y abandonados.

Decidle que por ser el Presidente del país más poderoso del mundo, debe  también defender con mayor coraje y amor la sobrevivencia del Planeta.

  Que defienda las energías alternativas del sol y del viento que no  ensucian las manos ni la Tierra como el petroleo. Que defienda el agua  de los ríos y de los mares, el aire que respiramos, las selvas que nos  regalan oxígeno y todos los animales en extinción, ya que con cada  especie que desaparece bajo la incuria de los humanos, la Tierra se hace más pobre y se vuelve más triste.

Y vosotras Natasha y Malia sabéis que cuando la Tierra y los Animales  sufren de tristeza, de abandono, cuando no son respetados, el Mundo se  vuelve más violento, más pobre y más estresado.

Elefante-marinho-03-jpg_175108 Decidle a vuestro padre, que a pesar de que no me parezco a él, pues él  es delgado y ágil como una pantera, y yo peso cuatrocientos kilos y soy  gordo y sólo se moverme bien en el agua, los niños quisieron ponerme su  nombre, porque ellos  intuyen que él nos va a defender amando más la vida que las guerras. Y nos ama a los no humanos también.

Decidle que no se olvide del secreto que os he contado y que sea fiel a  nuestra ayuda en las elecciones porque los animales somos todos mansos y queremos sólo vivir tranquilos, pero cuando se nos desprecia, se nos  ataca o se nos destruye, podemos ser más feroces y violentos que los  inteligentes humanos. Tenemos además armas invisibles que los hombres no saben construir.

Nada peor que la venganza de un elefante marino humillado o de un rio o un mar poluidos y enfurecidos, o de una selva que grita su destrucción al cielo.

Con un beso de agua de vuestro segundo padre, el elefante Obama.

NOTA

Si es cierto que fueron en buena parte los votos de los jóvenes y de las mujeres los que decidieron la victoria de Obama, no cabe duda que él ofrecía mayores garantías de defensa del Medio Ambiente amenazado, ya que esas dos categorías de personas son también las más sensibles a que se respete y proteja a nuestro maltratado Planeta.

Amazonia quemadaLa Amazonia brasileña quemada para convertirla en pastos

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil/2012/11/carta-desde-el-mar-para-natasha-y-malia-obama-.html

zp8497586rq