El primer catalán españolizado sigue vivo y evoluciona favorablemente

Publicado por Xavi Puig 

Jofre Sanaüja, conocido ahora como Jose Sancho, ha tenido el honor de ser el primer catalán españolizado según los criterios del Gobierno. El catalán, nacido en Ribes de Freser (Girona) hace 34 años, fue ingresado ayer en el Hospital de Bellvitge, donde se le intervino para equilibrar su vivencia identitaria. “Nada más despertar de la anestesia, ha pedido ‘un finito y unah olivah’, preguntando enseguida ‘Dónde cohone sa metío mi muhé’”, confirman los especialistas. Sus dos hijos creen que ahora es “más simpático” pero lamentan que hable tan alto y se refiera a ellos como “lo shavalineh”.

Aunque el proceso de españolización tardará algunos días más en completarse -en estos momentos los expertos están añadiendo pelo en la espalda del catalán-, su dominio de la lengua castellana ha aumentado considerablemente y también su aspecto físico se ha “homogeneizado con respecto al fenotipo ibérico”, lo que se traduce en una mayor corpulencia y un tatuaje de la Legión en el bíceps derecho. “También le hemos puesto un buen par de ‘huevazos’ porque los que tenía antes parecían frutitas del bosque”, admiten los médicos.

Los próximos días, Sancho seguirá un programa de reeducación consistente en ir a los toros, ver en Madrid el último espectáculo teatral de Enrique San Francisco y rezarle periódicamente a la Virgen de la Aurora. “Se está adaptando muy bien. Ya ha besado la bandera de España, cosa que se negaba a hacer antes de la españolización, y piensa que el rey trajo la democracia a este país”, explican los expertos.

Sancho muestra un rechazo absoluto al independentismo catalán que antes abrazaba y ha anunciado a los suyos que “va a haber musho cambio en esta familia, joé. Quiero ser guardia siví”. Su esposa y sus hijos se sienten perplejos y asustados. Incluso el perro de la familia, un gos d’atura llamado “Fosquet”, ha reaccionado con agresividad cuando su dueño españolizado se ha referido a él como “Furbo”.

“Esto está lleno de catalufos, joé”

El gran reto de los especialistas es evitar que la operación muera de éxito: “Hemos detectado cierto odio a su identidad anterior y tememos que eso haga peligrar el equilibrio identitario”, reconocía Andrés Rodríguez, jefe del proyecto. El sujeto ha expresado varias veces su deseo de instalarse en Madrid y se ha quejado de que en el hospital haya enfermeras que no hablen español. “Quiero que me atiendan en mi idioma y que me zirvan una tapita de jamón o argo, joé”, insistía Sancho esta mañana. Andrés Rodríguez reconoce que no es bueno que el paciente quiera irse de Cataluña: “El objetivo no es vaciar Cataluña de catalanes a base de españolizarlos, queremos que se queden aquí”. Se espera que este problema se resuelva cuando haya más catalanes españolizados “y no se sientan minoría en su tierra”.

Fuente: http://www.elmundotoday.com

Deja un comentario