La ventana

Siempre me ha gustado dormir cerca de una ventana. Así no me encierro en los recuerdos y no me olvido de que siempre hay nuevos bríos. Así me levanto con el sol y me acuesto con la luna, así se abre mi mente mientras estoy dormida.

Dormir cerca de una ventana para que la lucecita azul de la noche entre, para que el calor de la mañana me levante y para que nunca me olvide que te quise pero ahora tengo que quererme.

Una ventana grande para que pueda ver todo lo que me estoy perdiendo si sigo soñando dormida, abierta para sentir el airecito que me hace abrazarme con la cobija acordándome de que existo, cerca de mi cuerpo para saber que algún día saldre de él y no volveré.

Que me haga concentrarme en lo que importa, que me deje ver las estrellas, que me diga que nada importa, que es mejor estar dormida, pero más real estar despierta.

Del blog: http://www.lucialadeflor.com

Deja un comentario