El Superman del cómic contra «El Hombre de Acero» de la película

La última adaptación del superhéroe en el cine reinterpreta aspectos superficiales y fundamentales del personaje. Repasamos las diferencias con el canon clásico

La mitología de Superman se ha construido durante 75 años de vida y decenas de autores diferentes, con idas y vueltas sobre su origen, motivaciones y matices de su personalidad. La última adaptación al cinereinterpreta aspectos básicos y superficiales del superhéroe.

El folklore establece unos puntos fundamentales. Unos padres envían a la Tierra a su hijo antes de que desaparezca su planeta. Aquí es educado en grandes valores que le aportan toda su bondad, y decide poner sus superpoderes al servicio del bien y de la humanidad. Su carácter básico se resume en moralidad, idealismo y luminosidad. El filme «El Hombre de acero» se distancia con una línea más oscura del personaje. Repasamos las contradicciones con el canon clásico:

Rebeldía juvenil

La tradición describe a Clark Kent como un hijo modélico. De hecho, es conocido como el gran «boyscout» azul. El relanzamiento, sin embargo, muestra a un adolescente más atormentado, incómodo con sus poderes y capaz de contestar a sus padres.

Educar el amor

Jonathan y Martha Kent educaron a su hijo adoptivo en los grandes valores. Él siempre fue el chico bueno criado en Smallville, un pequeño pueblo de Kansas. Estos principios se mantienen en la película, aunque en esta ocasión las enseñanzas del padre tienden a separar a Clark de la entrega a los demás.

Destrucción

Superman es un personaje capaz de preocuparse de salvar gente en mitad de una pelea con el villano, siempre tratando de evitar que haya daños colaterales en su lucha contra el mal. El Hombre de Acero clásico es, al fin y al cabo, un personaje sobreprotector. La película, por el contrario, muestra a un superhéroe más destructor del entorno en las batallas contra sus enemigos.

Matar y dejar morir

Si los superhéroes no suelen matar, Superman directamente no mata nunca. En la nueva adaptación, por el contrario, ignora salvar vidas que estaban en su mano; es más, incluso él mismo llega a matar. En el cómic, cuando en algún caso extremo ha quitado la vida a algún villano, ha seguido después un largo proceso de tormento interior. Aquí no hay lugar al dilema moral. Es el punto más crítico porque afecta a un aspecto fundamental del personaje, ya que él considera que su poder no le da derecho a pasar por encima de la vida de nadie, incluido supervillanos.

El Último Hijo de Krypton

No es la primera vez que se cuestiona que Superman sea el único superviviente de su planeta. El General Zod, el malo de la película, es un villano clásico del cómic, y las historias sobre otros kryptonianos en la Tierra han sido frecuentes; aunque siempre separadas de la línea fundamental, puesto que Kal-El, en principio, sigue siendo considerado el Último Hijo de Krypton.

Quién es la máscara de quién

Las diferentes líneas del cómic han oscilado entre dar el protagonismo a Clark Kent o a Superman. No se trata solo de un hilo argumental, sino que también configura su personalidad: ¿se siente un humano con poderes sobrenaturales o un alienígena en un planeta extraño? En la película el protagonismo es por completo para el extraterrestre.

Periodista

En el filme Clark Kent no trabaja en un diario, sino que se gana la vida huyendo de sus superpoderes en trabajos de poca monta. La ganadora del premio Pulitzer Lois Lane, además, descubre de inmediato que él es Superman y no existe el clásico juego de ocultar su identidad.

Estética

El cambio más superficial en la película es la ausencia de los calzoncillos rojos sobre la malla azul del traje. Otras diferencias menores son una Lois Lane pelirroja, no morena; el editor del periódico «Daily Planet» es en esta ocasión de raza negra, y el amigo fotógrafo Jimmy Olsen es sustituido por un personaje femenino, Jenny.

http://www.abc.es/cultura/cine/

Deja un comentario