Crímenes de la moda chilanga

¡Que los quemen en leña verde!i
¡Que los quemen en leña verde!
Por  Pável M. Gaona   

Así como echarse unos alcoholes y luego manejar es motivo suficiente para ser encerrado unas horas en El Torito, cometer estos crímenes de moda hacen llorar al niño Dios y deberían castigarse severamente. ¿Listos? ¡Arrancamos!

Salir con Crocs a la calle.

Quesque son muy cómodos, quesque se orean las patas, quesque no se qué. La verdad es que su diseño es horrendo y no hay nada que justifique usarlos fuera de casa. Si nos indignamos por la gente que tira basura en la calle o por los que no recogen la caca de su perro, algo deberíamos hacer por los que contribuyen a la contaminación visual usando estas cosas en la calle. Cuantimás cuando tienen peluchito o brillantes. Resérvenselos para la intimidad del hogar.

Botas tipo Ugg (¡IUGH!)

Y seguimos con el calzado feo. Cuando creíamos que las botitas tipo Perro Aguayo eran lo peor que le podría pasar a los zapatos altos, las botas tipo Ugg se apoderaron de la escena. Aunque su boom llegó en los dosmiles, su aparición se remonta a principios del siglo pasado, donde los usaban los trabajadores agrícolas en Australia y Nueva Zelanda (y ahí debieron haberse quedado). Como suelen venir calientitos por dentro, las usuarias suelen usarlas sin calcetines convirtiendo su calzado en un verdadero caldo de bacterias con olor a queso. ¡Yummi!

Calceta blanca con zapato negro

Conteste usted este sencillo test: ¿es usted Michael Jackson? Si su respuesta fue no, por favor no use calcetín blanco (o la inmortal calceta Wilson) con zapato negro. Van a decir que qué mamilas pero es que de verdad es un matapasiones. Si es usted un godín que quiere conquistar a Lupe, la de las copias, échele ganitas, que se vea que le importa el estilacho. Cuando al fin logre consumar el acto carnal con ella, nos lo agradecerá.

¿Te gustan los leggins? Lee esto.

Chicas, atención a este punto porque es muy serio. Usar leggins como sustituto de pantalones y encima estar pasadas de tamales no es la mejor idea. Apúntenle porque no vamos a repetir y esto va a venir en el examen: los colores lisos les quedan mejor a las chavas más rellenitas, mientras que los estampados ayudarán a las flaquitas a crear la ilusión de volumen. Otra cosa importantísima: aunque los leggins son elásticos eso no significa que no deban buscar unos de su talla. ¿Creen que exageramos con esta recomendación? Busquen en Google “Mariah Carey cameltoe” y horrorícense, para que vean lo que les puede pasar. 

leggings

Trajes brillosos

A pesar de que hubo cierto boom de las telas metalizadas y se les usó con algún decoro en los noventa, esos años quedaron atrás. Hoy por hoy usar trajes brillantes para ir a la oficina más bien parece un tributo al Hombre de Hojalata o a los integrantes de la Banda El Recodo.Ya que andamos en ésas, el traje debe ser más oscuro que la camisa, nunca al revés. Y siempre revisen que el largo sea el adecuado, que no parezca que vienen brincando charcos… aunque así sea, porque aceptémoslo: en el DF en tiempo de lluvias hay mucho bache traicionero.

Vestidos de quinceañeras con equipos de futbol.

No, chavas, deveras, deveritas, no. Ya sabemos que son águilas de corazón o que le han entregado su alma al rebaño sagrado, pero llevarlo al extremo de ponerlo en sus vestidos de quince años ya es otro nivel que las lleva al inframundo del mal gusto. Si de por sí ya tener fiesta de quince es bastante folklórico, ¿para qué agregarle el toque futbolero? No olviden las sabias palabras de Juanga: ¿PERO QUÉ NECESIDAD?

Tirantes con cinturón

Si usted alguna vez ha cometido esta aberración, es el momento de que reflexione, se dé unos cuantos azotes en señal de arrepentimiento y prometa no volverlo a hacer. La cosa es sencilla:tanto los tirantes como los cinturones tienen el objetivo de sostener los pantalones a una altura adecuada y no andar mostrándole los chones al respetable. No hay necesidad de duplicar el accesorio: elija uno u otro. Recuerde que no se puede chiflar y comer pinole, no sea avorazado.

Patillas con gel

A ver, chavalada loca: no hay bronca con ponerse un poquito de gel para que el pelo agarre una buena consistencia; es más, de repente se vale aplicar el Moco de Gorila y que el pelo agarre un buen relamido. Pero de ahí a dejarse la patilla larguita y encima echarle gel encima, hay un trecho muy largo. Hay algunos osados que hasta se atreven a darle una ligera curvita hacia arriba, ya entrados en gastos. No la chiflen, que es cantada.

Cejas tipo Gordolfo Gelatino

¿Alguien recuerda al Polivoz o nos fuimos muy atrás con la referencia? El punto es que está bueno hacer algo para combatir la uniceja, incluso Cristiano Ronaldo se retoca el azotador que antaño le salía por encima de los ojos. ¿Pos qué, una manita de gato no se le niega a nadie? Pero de ahí a que se dejen la ceja más delgada que Anahí en sus peores tiempos, ya es otra cosa. No abusen de la pinza de depilar, que luego más bien parece que se las quemó el boiler y se quedaron sin nada.

Maquillaje para ojos tipo donita espolvoreada “con el cariño de siempre”.

Otra de las cosas que por el amor al prójimo deben evitar es abusar del corrector en la zona de los ojos, porque luego parece que se pasaron unas donitas y pum, listas para salir a conquistar al Brayan o al Estiben. Retacarse de blanco los ojos no las hará ver mejor, más bien se arriesgan a que algún troll mala onda (de ésos que casi no hay) use su foto para convertirlas en meme. O ya de perdis les empezarán a decir “Osito panda en negativo”. 

donas

BONUS TRACK: LOS DONT’S PARA LOS COCHES.

1. CUERNOS DE RENO. No, no se ven tiernos, se ven horribles y más si los complementan con la naricita roja en la defensa.

2. PLAYERAS EN LOS ASIENTOS. Si no te alcanza para un buen cubreasientos, pues mejor no les pongas nada. Disfrútalos “a raíz”.

3. PONERLE LOGO DE AUDI A TU CHEVY POP. En serio, no engañas a nadie poniéndole el logo de una marca cara a tu cafetera. Además puedes dañar su autoestima haciéndola pasar por algo que no es.

4. PINTURA DE FLAMAS Y TATUAJES. Sí, ya sabemos que viste todas las temporadas de “Enchúlame la máquina” pero eso de tunear el coche, mejor no. Así naturalito se ve mucho más digno.

5. CLÁXON DE TARZÁN O LA CUCARACHA. Ahí sí ni cómo ayudarte, amigo. Si hasta los microbuseros se tientan el corazón para hacerle esto a sus unidades, ¿por qué tú le haces esto a tu nave? Ya tenemos suficiente comunicación auditiva en la ciudad.

Ahora bien, hay que recalcar una cosa que incluso es el slogan de cierta mueblería: es cuestión de gusto, no de gasto. No hay que gastar cantidades exorbitantes ni andar pagando montos ridículos por cosas que finalmente son trapos y al rato van a pasar de moda.

Se vale ser creativos con la vestimenta y hasta proponer: seguir a la borregada no siempre va a resultar. A lo mejor algo se le ve muy chido a Beyoncé o a Justin Bieber pero eso no significa que eso se nos vaya a ver igual a nosotros los mexicas. Abracemos con orgullo a nuestra raza de bronce, realcemos nuestros atributos y recuerden esa bella máxima: de la moda, el que te lo acomoda. ¿O cómo era?

http://www.chilango.com/general

Deja un comentario