El RAEggeton de la paellera

Paella en el paellero, instantes después de haber puesto el arroz.

Esta semana ha sido Trend Topic en Twitter #ElleEnLaRAE, con esta acción numerosos militantes y colectivos de gays y lesbianas han querido reivindicar que existe otro género, que no todo es masculino y femenino.

#ElleEnLaRAE fue trend topic pero la RAE no respondió ni por alusiones a esta campaña promovida por colectivos de gays y lesbianas

Una campaña global en las redes sociales que desafortunadamente no pasará de ahí, de brindis al sol, quizá pueda abrir un debate, o una sutil reflexión, pero nada más.

La RAE jamás tragará, sin embargo, es audaz e innovadora en otros territorios del lenguaje, cuando quiere ganar masa corpórea o levantarle seguidores a otras lenguas de implantación universal, como el inglés, pero por encima de todo ganar peso específico en Latino-América, donde portugués y lenguas indígenas cohabitan con la de Cervantes y nos meten goles como “Amigovio”: Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo.” En vez de “Follamigo” mucho más empleada en España, pero fonéticamente más ruda.

También en la 23ª edición aprobaron la voz “Papichulo”: Hombre que por su atractivo físico, es objeto de deseo de una mujer. (Video ilustrativo)Ambas palabras con amplia implantación al otro lado del charco. Es como si el castellano tan vapuleado en el estado de las autonomías quisiera demostrar en estos momentos, con su único brazo armado, la RAE, que es una lengua vigorosa pero con aquellos que si escuchan sus tribulaciones. Por ello no pone reparos en incluir neologismos a diestro y siniestro, o palabras con acepción errónea, aunque ello suponga asestar puñaladas traperas a otras lenguas romances de las que ha recibido préstamos desde el “Cantar del Mío Cid” en el siglo XII.

Boina, símbolo de la España más… profunda, es un palabra con origen en el euskera

La infiltración de palabras en el castellano con origen en otras lenguas de uso oficial en la península da un enorme sentido a llamar a nuestra lengua común español. Por ejemplo, sin la aportación del euskera no tendríamos voces como boina, alud, chabola, aquelarre, calimocho… ¿Alguien se imagina una España sin boina y sin calimocho? ¿O sin pil-pil, angulas, cencerro, chistera, mochila y zurrón?.

Espero que quien acuñó el término “Más majo que las pesetas” no lo hiciera inspirándose en esta.

De no ser por el catalán no habríamos tenido la peseta, nuestra querida moneda nacional hasta la entrada del euro, cuyo origen está en pesseta, diminutivo de peça (pieza). Nombre con que se conocía desde el siglo XV a algunas monedas de plata y que más tarde designó al real de dos. La 1ª pieza con la inscripción “pesetas” fue acuñada en 1808 en Barcelona, durante la dominación napoleónica.

Paella valenciana, el apellido no es casual. La paella nació en Valencia

Los valencianos hemos sido más modestos, tan sólo hemos aportado el plato más universal de la gastronomía, la paella. Por eso nos sentimos en cierto modo traicionados con la RAE cuando acepta la bisoñez de la tergiversación ultramarina. Alguien apuntó en cierta ocasión. “A los valencianos mientras no les toquen la paella…” Ustedes nos la han tocado, y bien tocada, por eso saltamos.

Entrada oficial en la web de la RAE a la palabra “Paellera”

Hasta el presente despropósito nadie dudaba que el plato tomaba el nombre del recipiente. Paella es contenido y a su vez continente, no podemos aceptar el termino “PAELLERA” 5.f Recipiente metálico a modo de sartén, de poco fondo y con asas, que sirve para hacer la paella. No es la gazpachera de los gazpachos. ¿Por qué? Porque no es un invento manchego, es valenciano y debe prevalecer el significado claro y diáfano que ha tenido desde su creación. Los señores de la RAE siempre apostillan “El diccionario no autoriza el uso de palabras, sino que lo refleja” – Muy bien, deberemos añadir entonces que nos declaramos en rebeldía con el uso de este término. Aunque en aras del rigor semántico les invitamos a la RAE a retirar la acepción nº 5 de la voz PAELLERA, porque la gente con conocimiento de causa en el mundo de la gastronomía tradicional valenciana y por ende española, sabrá que quien emplee la palabra”paellera” para designar al caldero/paella, será alguien totalmente incapaz de interpretar esta elaboración bajo el prisma de la cocina y el producto mediterráneo.

@pacolonso

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/paco-a-la-naranja

Deja un comentario