La tragedia de Raúl

Lo que dicen es que Raúl nunca lo supo porque a él lo criaron las monjas del hogar de niños. Aparentemente los viejos, que eran gente de mucha pero mucha guita lo abandonaron porque una curandera les dijo que el pibe había nacido ojeado y lo único que les iba a traer era desgracia. Y como eran bien creídos de esas cosas una noche lo abandonaron en la puerta del hogar. Raúl estuvo ahí hasta los once y un buen día dijo muchas gracias y se mandó a mudar. Anduvo de vago hasta los 16, afano va afano viene se hacía de la plata para vivir. Una vez en un asalto un tipo se le resistió, y ahí nomás le pegó un tiro y lo mandó a tocar el arpa con San Pedro. Estuvo escondido por un tiempo y a los 18 comenzó a trabajar de striper en la costa. Fue cuando conoció a una mujer, mayor que él, viuda, y de mucho dinero. Parece que la mujer se enamoró perdidamente de Raúl, que siempre fue un vago de buena pinta, y entonces se lo llevó para su mansión. Enseguida Raúl pasó a ser el capo de la casa. Autos, joyas, guita, mucha guita. Así pasó un tiempo hasta que la verdad le puso la cara sobre la tierra. La policía lo encontró y para demostrar que había matado al tipo del asalto le hicieron un ADN con un pelo, una pestaña, o algo así que encontraron en la ropa del muerto. Como si fuera poco con el análisis saltó que el muerto en realidad era su padre biológico, ¿podés creer? y qué hizo Raúl, le pidió ayuda a la viuda para que lo saque del aprieto, y ahí la cosa se complicó peor, porque resulta que esa mujer, era la esposa del muerto, la viuda, su madre biológica, entendés, la que lo había abandonado porque la curandera les dijo que les iba a traer desgracia.
_¡Que bárbaro! cosa de locos. ¿Y Raúl?
_Ahora, preso. Y ciego. En la cárcel se arrancó los ojos el loco, como castigo por haberse acostado con su vieja.
_Que tragedia. No creo que nunca antes haya ocurrido nada parecido.
http://leadespacio.blogspot.mx/

Deja un comentario