Y cuando creías que lo habías visto todo, llega el BeerYoga

Strambotic

“La cerveza y el yoga son terapias milenarias para el cuerpo, la mente y el alma. El yoga de la cerveza es la unión de dos grandes amores, el yoga y la cerveza”. Este es el razonamiento circular detrás del BeerYoga, o mejor dicho, BierYoga, pues es en la capital alemana donde ha surgido el último dislate bajo la etiqueta de “yoga”. ¡Om!

El “yoga de la cerveza” consiste exactamente en eso: ejecutar posturas de yoga entre trago y trago y sosteniendo un botellín de cerveza. La creadora del BierYoga se llama Jhula y, tal y como reconoce en una entrevista, descubrió el concepto durante el Burning Man, el festival artístico-lisérgico que se celebra cada año en el desierto de Nevada.

La clase de una hora cuesta 6 euros si te traes las birras de casa o el 7 más, lo que te da derecho a dos cervezas. La instructora incorpora creativamente las cervezas en las posturas más celebradas del yoga, como el árbol (póngase la Coronita encima de la coronilla) o el Shiva danzante, equilibrio sobre un pie y la cerveza al buche.

Puede que para los practicantes de yoga genuinos el Yoga de la Birra puede resultar un tanto blasfemo, pero la práctica sigue girando en torno al control: intenta hacer una postura de equilibrio después de meterte dos jarras de cerveza entre pincho y espalda.

Y si con la birra te entran ganas de echar un pitillo, ya tardas en apuntarte al Smoga: ¡yoga y cigarrillos todo en uno!

Visto en PlayGround. Con información de ExBerliner.

http://blogs.publico.es/strambotic

Deja un comentario