El Cubismo De Cristal: Jean Metzinger

Sobre la griega Suzanne Phocas no se sabe apenas nada, excepto que fue compañera de nuestro
protagonista a partir de 1929, tras la muerte de su primera mujer.  Una vez más la obra de una artista ha sido ninguneada por el mundo de la Historia del Arte. 
 
El francés Jean Metzinger (1883-1956), se vió desde bien temprano interesado por las matemáticas, la música y la pintura, disciplina a la que consagraría su vida. 
Como le ocurre a la mayoría de los artistas su obra transcurrió, evolucionando, desde el Fauvismo y el Neoimpresionismo hasta el Cubismo. De hecho, si se le conoce por algo, es precisamente por militar en el ismo Cubista. En esa etapa de producción recogió la fase sintética, no la primera, la analítica, aquella que descomponía y fracturaba en planos una realidad monocromática llegando casi a la abstracción. 
Época Neoimpresionista
 
 
Jean Metzinger: El Pavo Real, 1906
Jean Metzinger: Parc Monceau, 1906

 
 
Jean Metzinger
 
 
 
 
 
Jean Metzinger: Los Ibis, 1907
 
Cubismo

 
 
 Jean Metzinger: 

 
 
Jean Metzinger: Naturaleza Muerta, 1911
 
 
Jean Metzinger:  El pájaro azúl, 1913

 
 Él toma la segunda fase: la imagen que ya no se fractura, ” la agitación se calma” (1) En esta evolución los colores son uniformes, incorporando elementos cotidianos como letras y números incluyendo  el collage en las obras. Crea sobre todo bodegones predominando la planitud y las diagonales en la composición y dando una importancia primordial al color.
Jean Metzinger: Naturaleza Muerta, 1917
 
 
Jean Metzinger: Mesa en la ventana, 1917
 
 
Jean Metzinger: Still Life Playing Cards Coffee Cup And Apples, 1917
 
Para Maurice Raynal el Cubismo realizado por Metzinger, al que se le unen Juan Gris y el escultor Lipchitz que utilizan las mismas premisas, es denominado Cubismo de Cristal (2) lo que no dejó de ser considerado como algo amanerado, poco original, frente al “Cubismo de Salón” de Picasso y Braque quienes colgaban sus obras en el galería de Kahnweiler.

 
 
 
Jean Metzinger: La Ruleta,  1924

 
 
 
 
Jean Metzinger: El istmo de Corinto, 1928
Sin embargo, para muchos historiadores del arte esto no es así: el Cubismo de Metzinger refleja su amor por las matemáticas. De hecho, el formó parte del grupo de Puteaux, también denominado la Section d’Or en 1912 que aglutinó el trabajo de los Duchamp  entre otros. (3)
Jean Metzinger: Composición Alegórica, 1929
 
 
Jean Metzinger: Globo y Banjo, 1930
 
Pero la I Guerra Mundial volvió a los vanguardistas en clásicos (4). Es la ” llamada al orden” (5); una llamada que significó dar entrada al clasicismo de nuevo en las telas. De esa manera, a partir de 1919, las pinturas de Metzinger, como de otros muchos, vuelven al naturalismo, al intento de aunar modernidad y antigüedad, casi a la estética entendida como tradicional dejando de lado la innovación y la “modernidad”que había inspirado a toda una generación de artistas antes y durante la I Guerra Mundial .
 
 
 
 
Jean Metzinger: Nu aux Hortensias, 1935
 
 
Jean Metzinger: Nu Au Soleil Nude In The Sun, 1935
 
 
Jean Metzinger: La Baigneuse Nu, 1937
 
” Metzinger, uno de los más tempranos e influyentes teóricos del cubismo, interesado en la filosofía de Bergson y las especulaciones sobre las nuevas geometrías (Riemann, Poincaré), apasionado de las matemáticas y seducido por las explicaciones de Maurice Princet sobre estos asuntos, redacta en 1912 una de las principales fuentes del cubismo, “Du Cubisme”, una defensa del fundamento matemático de la pintura que quedó liberada de las restricciones de la linealidad, idea que desarrollada posteriormente, se cree que fue la base de la interpretación de Copenhague’ de la mecánica cuántica que inspiró a Niels Bohr, coleccionista de arte en 1927″ (6)
 
 
Jean Metzinger: Still Life
 
 
Toda la obra gráfica ha sido extraída de WikiPaintings. Si no ha sido así tenéis debajo de la obra la página de la que ha sido obtenida.
 
En cuanto a las citas y obras de referencia:
 
4-5 Aquí
6-  Aquí
http://olga-totumrevolutum.blogspot.mx
También te puede interesar...

Deja un comentario