Pinturas de Zdzisław Beksinski

 

 

beksinski

1988

Pintor y fotógrafo muy prestigioso, considerado uno de los principales artistas contemporáneos de Polonia.Es el único artista moderno polaco que ha exhibido  su obra en el Museo de Arte de Osaka, en Japón.Después de estudiar arquitectura comenzó a interesarse por la fotografía, la escultura y la pintura.

Su fotografía buscaba enfatizar luz y sombra, recorriendo varios géneros, algunos de los cuales aparecerían luego en sus pinturas, Ya mostraba entonces mostraba imágenes perturbadoras, como una muñeca con forma de bebé mutilado, cara arrancada, cuadros de personas sin cara, o con sus cabezas cubiertas con vendajes.

Luego, se concentró en la pintura. Las primeras fueron arte abstracto, pero en la década del 60 fue inclinándose cada vez más al surrealismo. En la década del 70 comienza lo que denominó el “Período fantástico”, durante casi 20 años, una pintura figurativa, de tendencia fantástica, trágica y expresiva, con atmósferas oprimentes. Justamente, las obras más conocidas son las que muestran desolados espacios y escalofriantes situaciones producto de un desastre apocalíptico, escenas de muerte, esqueletos y figuras desvitalizadas y deformes.

Se caracterizó por el rigor de sus dibujos, que recuerdan el trabajo de Ernst Fuchs en la búsqueda obsesiva de detalle.

A pesar de la temática y la impresión que generaban en quienes  estaban frente a su obra,  él no  coincidía con tal interpretación y afirmaba  que algún elemento siempre plasmaba  optimismo y hasta humor.
Sus exposiciones fueron exitosas, justamente a partir de la realizada en Varsovia en 1964,  su fama se extendió por todo el mundo.
En los años 80 su nombre y su obra eran reconocidos en Francia, Europa occidental, Estados Unidos y Japón.
En 1977, quemó una selección de sus trabajos en su patio trasero, diría años después que diría que algunos de esos trabajos eran  “demasiado personales”, y otros “insatisfactorios”.
A fines de la década de los 90, incorporó la tecnología digital  imprimió un giro a su trabajo.


1989


1984

Desde el 1990 retorna a una pintura más ascética y austera, a menudo monocromática o con elementos que se esfuman. Simultáneamente, dedica buena parte de su tiempo a fotomontajes y a dibujos con la asistencia de edición digital.


1991 – óleo sobre aglomerado


1991 – óleo sobre aglomerado


1991 – óleo sobre aglomerado


2005, concluida el día de su muerte.

Los últimos años de su vida fueron muy amargos, su esposa Zofia, murió en 1998 y, un año más tarde, su hijo Tomasz  -popular presentador de radio y periodista musical-  se suicidó. El propio Beksinski descubrió el cuerpo de su hijo.

En 2005 fue encontrado muerto en su apartamento de Varsovia con diecisiete puñaladas en su cuerpo. El hijo adolescente de su cuidador y un amigo fueron detenidos poco después del crimen,  se declaró culpable y fue condenado a 25 años de prisión por un tribunal de Varsovia, y su cómplice a 5 años. Poco antes de su muerte, Beksinski le había negado un préstamo.
Sus allegados siempre describieron a Beksinski como alguien agradable y conversador, aunque era renuente aparticipar de la vida social y  ni siquiera le gustaba asistir a sus propias exposiciones.
Sus obras no tienen títulos, porque nunca quiso poner palabras a sus imágenes.
Aborrecía el silencio y disfrutaba  escuchar música clásica mientras pintaba.

Fuentes
rockabilyhorror.blogspot.es
www.leforo.com
Imágenes:dmochowskigallery.net

http://www.revistadeartes.com.ar/

Deja un comentario