Un largo etcétera, de Enrique García-Máiquez

Vienen bien unas penitas
de cuando en cuando. Que no
nos empalague la vida.

Sí… Ya… La vida es un soplo.
Pero un soplo que no apaga
esta llamita en nosotros.

Según parece,
yo, visto desde fuera, soy feliz.
Se tratará, por tanto,
de salir yo de mí.

Misa de mártires.
Y dudé si salir
porque llovía…

Estoy tan lírico
que con la media luna
tengo de sobra.

Tú, ratón Pérez,
llévate así su infancia,
poquito a poco.

Y un largo etcétera.

 Enrique García-Máiquez

http://jesuscotta.blogspot.mx/

También te puede interesar...

Deja un comentario