Ventisca

A través del cristal del tranvía, a salvo de la ventisca que azota a los atribulados transeúntes, torpes paraguas ycasi inútiles gabardinas, esos ojos con su fulgor mirando a la primavera, ese esbozo de sonrisa como flor de almendro iluminando la grisura, esos pómulos que en su rubor irradian la calidez y dulzor de las cerezas por venir.

 

PUBLICADO POR ELÍAS

http://eljuegodelataba.blogspot.mx/

Deja un comentario