Heisenberg (un poema de Aurora Luque)

He pasado una extraña noche con mister White.
Buscaba unos matraces. Yo preparaba exámenes.
Estaba muy nervioso y empezaba a inventar
no sé qué de una práctica compleja
para el laboratorio. De pronto se calmó.
Decidió regalarse una burbuja
y me ofreció, con una cruda audacia, compartirla.
En un sórdido antro de fotocopiadoras
se hizo una turbulencia de aves fénix.
Desquiciado y feliz, completaba una fórmula
renovada de eros: si aplicas disolvente
al plomo de los días, encontrarás un oro
poderoso en tu cuerpo. Si retiras con ácido
la escoria del establo,
si lavas con lejía tu vida estabulada,
te embriagarán las alas
de tu propio cerebro.
No me preguntes cómo me salí de la historia
pero soy Baby Blue, y por eso lloraba
con lágrimas azules
cuando ya estaba muerto.

Personal&Político
Aurora Luque
Vandalia (Fundación José Manuel Lara, 2015)

http://arrebatosaliricos.blogspot.mx

También te puede interesar...

Deja un comentario