10 obras de arte que inspiraron a grandes canciones o álbumes

The Beatles, a partir de 1966, se embarcaron en una búsqueda espiritual a través de la meditación y otras prácticas budistas que se reflejaron en su música, especialmente en el álbum Revolver. La canción “Love You To” compuesta por George Harrison es una invitación a la sabiduría y el amor. En otro de sus discos de esta misma etapa espiritual y psicodélica John Lennon se inspiró en el poema de Lewis Carroll “The Walrus And The Carpenter para componer una de sus grandes obras maestras: “I Am The Walrus” enYellow Submarine.

Son muchas las fuentes de las cuales un músico bebe para la creación de una canción o el concepto entero de un disco: literatura, vivencias personales, películas, mitología y obras de arte, en especial pinturas o pintores. Nos centraremos en estos dos últimos rubros para dar un repaso por aquellas canciones que fueron compuestas al mismo ritmo que un pincel sobre un lienzo… a partir de grandes obras de la pintura. De esa manera nos percataremos que una obra no sólo trasciende gracias a su conservación en una galería o un museo sino que también lo puede hacer de manera sonora gracias a los músicos que deciden rendirle un merecido tributo.

Obra: “The Punishment of Luxury

Artista: Giovanni Segantini (1858–1899)

Álbum que inspiró: The Punishment of Luxury de OMD

La pintura se basa a su vez en el poema “Nirvana”, de Luigi Illica. La pintura muestra el alma de dos mujeres que flotan en una especie de purgatorio representado por el valle inhóspito y nevado que domina la escena. ¿Por qué están ahí? A causa de que ambas abortaron de manera voluntaria o natural a sus niños neonatos… Nadie lo sabe. Al fondo aparecen los Alpes suizos que enamoraron a Segantini cuando sus tíos lo llevaron a visitarlos siendo apenas un niño. Tanto fue su asombro que los plasma imponentes en la que es considerada su obra más completa. El grupo de synth pop usó el título de la pintura para titular su última producción discográfica.

Obra: “Mona Lisa”

Artista: Leonardo Da Vinci (1452​-1519)

Canción que inspiró: “Mona Lisa” de Nat King Cole

You’re so like the lady with the mystic smile / is it only ‘cause you’re lonely they have blamed you? Así es, la sonrisa más enigmática del arte inspiró esta bella canción de una de las voces más increíbles de la música. Lisa Gherardini es la mujer que aparece en una de las pinturas más emblemáticas de Leonardo, la cual fue retratada hacia sus 25 años poco después de haber contraído matrimonio con el mercader de sedas Franceso del Giocondo. Es una de las pinturas más admiradas de cuantas están alojadas en el Louvre de París. En 1911 fue robada por un nacionalista italiano, aunque por fortuna fue hallada dos años después.

Obra: “El nacimiento de Venus

Artista: Sandro Botticelli (1445-1510)

Canción que inspiró: “Venus” de Television

A pesar de que su cuello y brazo izquierdo son más largos de lo normal, este famoso desnudo es uno de los más bellos que se han hecho en la historia del arte. Botticelli retoma el mito del nacimiento de Venus para representarla saliendo de una concha luego de que los vientos la han llevado hasta la orilla. Ahí es recibida por una ninfa que está a punto de cubrir su desnudez. Sus cabellos ondean al viento, el mar la contempla a la distancia y el espectador se rinde ante la tez pálida de una mujer que ha sobrevivido al paso de los siglos siendo referente estético del arte.

Obra: “¡Viva la vida!

Artista: Frida Kahlo

Canción que inspiró: Viva la vida! de Coldplay

Este título que evoca la alegría por vivir y las ganas de superar el dolor, el cual Frida conoció tan bien, es uno de los grandes temas de la banda de Chris Martin. Ocho días antes de morir, Frida finalizó esta pintura a la que agregó en mayúsculas VIVA LA VIDA, su nombre y el lugar en el que la llevó a cabo (Coyoacán, 1954) en la sandía que aparece al centro de la obra. La sandía es una de las frutas asociadas con la muerte en las ofrendas del Día de Muertos en México. Para muchos críticos esto era una señal de que quizá la esposa de Diego Rivera viera su final de manera inminente aunque es también una muestra de que, a pesar de su deteriorado estado de salud, su lucha por seguir viviendo era invencible. Una oda al amor por la vida que no ha dejado de tocar los corazones de miles de espectadores.

Obra: “La ronda de noche”

Artista: Rembrandt (1606- 1669)

Canción que inspiró: “The Night Watch” de King Crimson

Los reyes del progresivo hacen alusión a una de las obras más celebradas del artista holandés, símbolo del barroco del siglo XVII. Fue un encargo de una compañía de milicias en el que Rembrandt, en el punto más alto de su carrera, representó al Capitán de Guardia haciendo la ronda de filas junto a su lugarteniente (vestido de amarillo). El dinamismo de la pintura, que se asemeja a la escena de una perfecta obra de teatro por las miradas, los gestos y la teatralidad de cada uno de los personajes le confiere a la escena una gran fuerza. La pintura fue cortada en siglo XVIII para disminuir sus dimensiones.

Obra: “Guernica”

Artista: Pablo Picasso (1881-1973)

Canción que inspiró: “Guernica” de Stone Roses

El espíritu de la obra es un feroz y sentido alegato contra los bombardeos de la Legión Cóndor alemana contra el pueblo vasco de Guernica, España. Sin embargo, en realidad habla por todas las ciudades que han sufrido bombardeos en plena guerra. En la pintura confluyen personajes recurrentes en la obra de Picasso: mujeres dolientes, toros o minotauros. El caballo derribado ha sido interpretado por muchos estudiosos como una representación de la caída de sanguinarios dictadores como Mussolini, Hitler o Franco. Por ordenes expresas de Picasso, el cuadro se mantuvo fuera de territorio español hasta que España recuperó su calidad de república. Fue hasta 1981 que el “Guernica regresó a su país de origen.

Obras: “Gas / Noctámbulo

Artista: Edward Hopper

Canción que inspiró: “Nighthawk Postcards” de Tom Waits

La obra entera de Edward Hopper se adentró en los pueblos, comarcas y suburbios ignorados de los Estados Unidos, esos territorios donde la soledad, los autos viejos, las carreteras abandonadas, los surtidores de gasolina en mitad de la noche y los empleados solitarios brillaban en medio de la nostalgia del gótico americano. Todo mundo conoce la Estatua de la Libertad, la Casa Blanca, los rascacielos de Nueva York o el glamur de Los Ángeles; sin embargo, Hopper prefirió voltear a ver la estética de la Norteamérica abandonada con un hermoso sentido poético.

Obra: “In the Car”

Artista: Roy Lichtenstein (1923-1997)

Canción que inspiró: “In the Car” de Paul Weller

El otro rey del pop art, después de Warhol, triunfó con sus curiosas pinturas inspiradas en cómics y en la vida mundana de los Estados Unidos. El amor entre personas jóvenes fue uno de sus principales temas, que llevó hasta sus últimas consecuencias en largas series de pinturas. Chicas rubias con hombres apuestos, en este caso a bordo de un carro veloz, eran sus representaciones más frecuentes para retratar a una sociedad colorida y artificial donde los estereotipos son parte fundamental de la vida diaria. Paul Weller se sirvió de este obra para construir una canción brillante, perfecto soundtrack para la pintura de Lichtenstein.

Obra: Todo Basquiat

Artista: Jean-Michel Basquiat (1969-1988)

Canción que inspiró: “My Little Basquiat” de Cowboy Junkies

Amado y protegido por Warhol, el que fuera amante de Madonna y una de las estrellas por excelencia del arte callejero neoyorquino que dio el salto al mainstream, desarrolló un arte salvaje a la vez que maniático e infantil, fuertemente influenciado por la alta ingesta de drogas como anfetaminas y heroína. Su pintura fue situada dentro de la corriente neoexpresionista con fuertes influencias de la escritura jeroglífica y simbólica, el arte africano, así como del graffiti. «No pienso en el arte cuando trabajo. Trato de pensar en la vida, diría Basquiat, quien poseía un fuerte temperamento y una personalidad única».

Obra: Todo Willem de Kooning

Artista: Willem de Kooning (1904-1997)

Canción que inspiró: “Interioors” de The Manic Street Preachers

Diosas negras, serie que ha sido catalogada como lo mejor de toda su carrera, es uno de los grandes ejemplos de la Escuela de Nueva York o expresionismo abstracto desarrollado por este pintor nacido en Estados Unidos pero de padres holandeses. Los brochazos enérgicos y furiosos que se ven en sus obras son de un estilo personal muy fuerte, característica irrepetible aderezada con claras referencias cubistas. Kooning solía dejar espacios en blanco en sus lienzos, con lo que buscaba resaltar ciertos rasgos que le daban una gran armonía a sus obras. En su serie Mujeres resalta el detalle de que si se eliminan los ojos de las modelos no se sabría qué son a ciencia cierta, por lo que su obra cobra nuevas lecturas y dimensiones que sólo un artista de su talla fue capaz de confeccionar. 

Los motivos por los que se crean las obras de arte responden a diversos enigmas y anécdotas que sólo un experto es capaz de observar después de varios análisis. Por ello te damos a conocer las pinturas que necesitan una explicación para que te aproximes de forma correcta a esas interpretaciones que a veces pasamos por alto. Todos los artistas tienen un lado melómano que los impulsa a crear, para que lo compruebes conoce las canciones que sólo escuchan los que quieren dedicarse al arte

https://culturacolectiva.com/arte/canciones-inspiradas-en-obras-de-arte/

Deja un comentario