El Pistolero negro del Mundo Medio

La adaptación al cine de La torre oscura de Stephen King, cine fantástico y de terror para público joven, se estrena cuando todavía se escuchan críticas racistas por la elección de Idris Elba para el papel principal y en medio de la indecente respuesta de Trump a los sucesos de Charlottesville.

 La torre oscura
 BEGOÑA PIÑA

Idris Elba contra Matthew McConaughey, el bien contra el mal, aparecen ahora como una nueva embestida del maestro del terror actual –una de las voces de la cultura más críticas con el nuevo presidente- contra Donald Trump y el mundo que representa. Entretenimiento de fantasía y ‘terror para adolescentes’,  la película que ha dirigido Nicolaj Arcel, se ha estrenado en medio de las exhibiciones racistas y los asesinatos de Charlottesville. Y, a la vista del poder que ejercen los modelos representados en el cine norteamericano, no debe haber gustado mucho a los supremacistas blancos.

Un héroe, Roland Deschain, último de los Pistoleros del Mundo Medio, busca la Torre Oscura en la que convergen todos los universos. En su viaje conocerá a Jake, un chico de Nueva York y de otro mundo paralelo que tiene visiones sobre la tierra de Deschain. Un depravado villano, el Hombre de Negro, quiere destruir la torre y abrir la puerta a la oscuridad eterna. Hay quienes han deformado este cuento fantástico, airados por el color de piel del actor porque en la novela el personaje es “supuestamente blanco”.

Una película para público joven

La adaptación tampoco ha seducido a la crítica que, en algunos casos, ha llegado a ser despiadada con la película. “Desastrosa”, “mediocre”, “un trabajo excepcionalmente soso” son solo algunas de las lindezas que han dedicado al filme. Un poco exageradas. La torre oscura, cine para público joven, no tiene, es verdad, un ritmo trepidante y, sí, a veces se lo toma con calma, pero cumple.

Un filme que entretiene  y dirigido para un público joven

La película es digna en la presentación de personajes y el desarrollo del relato, la ambientación convence y, más o menos, revela algunos ejes del universo de Stephen King. Mundos paralelos, monstruos, adolescentes inteligentes… y el eterno conflicto entre el bien y el mal. Idris Elba es un buen ‘Pistolero’ y Matthew McConaughey se contiene para no llevar a la caricatura un personaje que es pura y exclusiva maldad. El joven actor Tom Taylor, en el papel de Jake, encaja estupendamente.

Lo que no tiene La torre oscura es el alma de la extraordinaria saga creada por Stephen King, que él mismo considera su obra magna. Diferentes miradas sobre el mundo, sin duda. Los seguidores de la obra de Stephen King verán la película muy insuficiente, los entusiastas de Tolkien (una de las referencias del escritor) la despreciarán, pero los recién llegados, probablemente, se entretendrán. Tampoco, mucho más. Aunque, objetivamente, el resultado final es digno y el universo que propone ha nacido, finalmente, del maestro de estos géneros.

Stephen King: “El color del pistolero no importa”

Fantasía, terror y western reunidos en una aventura cinematográfica que ha costado muchos años levantar, para la que se han barajado demasiados nombres y que finalmente con la producción de Ron Howard ha salido adelante. El propio Stephen King, que figura entre los productores del filme, la ha defendido a capa y espada, aunque ya advirtió en una entrevista con Coming Soon que “a los puristas tal vez no les guste”. “Es una gran producción que no tiene un puñado de cómics detrás. Da un poco de miedo, pero estoy contento con lo que tenemos”, añadió poco después en declaraciones a la revista Empire.

La película solo tiene un aprobado, pero que moleste a Donald Trump le da puntos

En cuanto a la elección de Idris Elba para el papel principal, el escritor lo dejó muy claro en su cuenta de Twitter: “Para mí el color del pistolero no importa. Lo que me preocupa es cómo de rápido puede desenfundar”. Y este negro maneja las pistolas a la velocidad del rayo, llenando el cargador de balas calibre 45 con una habilidad sorprendente y no se arredra ante el poderoso Hombre de Negro.

La combinación Stephen King, Idris Elba y superproducción americana, que se puso la primera en la taquilla de EEUU el fin de semana de su estreno, no es una obra cinematográfica excepcional, pasa solo con aprobado, pero seguro que es un guijarro más en el zapato de Trump y eso le da puntos.

“Fuentes confiables revelan que Donald Trump es en realidad Cthulhu. El peinado absurdo no es absurdo en absoluto. Oculta los tentáculos”, escribió el año pasado Stephen King en sus redes sociales. Cthulhu, uno de los oscuros malvados del universo de H. P. Lovecraft, se manifiesta estos días por boca de Trump cuando, refiriéndose a los nazis de Charlottesville y a los manifestantes de izquierda y vitoreado por los líderes del Ku Klux Klan, zanja el asunto diciendo que “hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento”. Y Stephen King, tenaz en su lucha contra el mal, ha contestado: “Trump debe ser eliminado. Republicanos, levantaos contra ese hombre obsceno”.

http://www.publico.es/culturas

Deja un comentario