Nace XFEL, la fuente de rayos X más grande del mundo

Científicos de 11 países (entre ellos España) han participado en una de las mayores obras de la tecnología

XFEL ya es una realidad
XFEL ya es una realidad 
ROSALÍA SÁNCHEZ 

 

«Es la mayor y más potente fuente de rayos X fabricada por el hombre y lo hemos hecho aquí, en Europa. La presentación del XFEL ayer, en la ciudad alemana de Hamburgo, resultaba una especie de entusiasta Babel en la que diversos científicos en varios idiomas cantaban alabanzas a este proyecto puntero, fruto de la colaboración de once países y que permitirá analizar la materia a escala atómica como nunca hasta ahora se ha hecho.

«El XFEL descifrará la composición molecular de virus o células, captará imágenes tridimensionales del mundo nanológico y reacciones químicas, podremos estudiar fenómenos dentro y fuera de nuestro planeta», destacó la ministra alemana de Investigación, Johanna Wanka. Tendrá además «el mayor promedio de brillo en el mundo», añadió Robert Feidenhans’l, presidente del Consejo de administración del European XFEL, «su brillo será mil millones de veces mayor que el de los sincrotrones, las mejores fuentes de rayos X convencionales, por lo que desnudará la materia hasta los detalles más pequeños y procesos jamás observados en la nanomateria».

Mas allá de los detalles científicos, el XFEL se presenta al mundo como una muestra de la vitalidad del proyecto europeo y de lo mucho que podemos conseguir sumando esfuerzos. El proyecto es fruto del trabajo de investigación de equipos científicos y fondos aportados por Alemania, Francia, Italia, Polonia, Rusia, España, Suecia, Suiza, Eslovaquia y Hungría. La participación de Reino Unido queda en suspenso. España ha contribuido en un 1% a los gastos de construcción, con un reparto de tareas cuyo detalles es solo apto para iniciados. El CIEMAT ha estado a cargo del diseño, desarrollo, fabricación y suministro de los imanes superconductores del acelerador lineal del XFEL, así como de algunos componentes de los sistemas denominados intersecciones. El Consorcio para la Construcción, Equipamiento y Explotación del Laboratorio de Luz de Sincrotrón (CELLS) se ha encargado de la producción e integración de los bastidores mecánicos para los segmentos de los onduladores. Y la Universidad Politécnica de Madrid ha diseñado y producido un prototipo de fuente de alimentación para los imanes superconductores del acelerador lineal de la instalación y, conjuntamente con CELLS, de la producción de la serie completa de fuentes, así como de la gestión de los contratos con las futuras empresas fabricantes.

27.000 flashes

 Gracias en parte a estas contribuciones, el XFEL es capaz de difundir 27.000 flashes por segundo y producir destellos de electrones con una capacidad de aceleración que roza la velocidad de la luz. Esas pulsaciones son tan breves e intensas que permitirán a los investigadores tomar fotos de estructuras y procesos que suceden entre los átomos. La materia desvelará todos sus secretos ante los ojos europeos y hará avanzar la física molecular.

Y casi tan imponente como esas expectativas es su apariencia. Comprende varios túneles subterráneos. Uno de ellos con profundidad de 38 metros, alberga el acelerador lineal de electrones que mide 1,7 km, y que permitirá que éstos generen una energía de entre 10.000 millones y 17.500 millones de electrovoltios. El núcleo lo constituye un túnel de 3,4 kilómetros de largo que va desde el distrito hamburgués de Bahrenfeld hasta la localidad de Schenefeld, en el vecino estado de Schleswig-Holstein, con un sistema de 96 tubos de un metro de radio cada uno. El coste total se estima en unos 1.500 millones de euros, de los cuales Alemania ha asumido un 60 %.

http://www.abc.es/sociedad

Deja un comentario