Podríamos no detectar nunca una señal inteligente, aunque los extraterrestres estén allí

Dos de las búsquedas más ambiciosas del «saludo» de otra civilización en el Universo presentan sus resultados… y no son muy optimistas

Podríamos no detectar nunca una señal inteligente, aunque los extraterrestres estén allí

 

Puede que estén ahí arriba, en alguna parte, ocultos entre las estrellas, pero hasta ahora no hemos conseguido encontrarlos. Y no solo eso, sino que un nuevo método desarrollado específicamente para calcular qué posibilidades tenemos de captar señales emitidas por civilizaciones extraterrestres afirma que es muy posible que nunca lo hagamos.

Estos días se han hecho públicos los resultados de dos de las búsquedas más ambiciosas de señales inteligentes en el Universo. Y ambas han arrojado resultados negativos. Por un lado, el proyecto Breakthrough Listen, que bajo los auspicios de investigadores de la talla del físico Stephen Hawking, del astrónomo Martin Rees o de Frank Drake, del Instituto SETI (y creador de la famosa ecuación que lleva su nombre), comenzó en 2015 un “peinado” sistemático de más de un millón de estrellas de la Vía Láctea y de las cien galaxias más cercanas a la nuestra, utilizando para ello tres de los mayores telescopios disponibles en el mundo.

El proyecto, que cuenta con una financiación de 100 millones de dólares para diez años, acaba de hacer públicos sus primeros resultados, que incluyen datos de 692 estrellas, las primeras analizadas desde 2015. Entre todas ellas, los investigadores solo encontraron 11 señales potencialmente alienígenas, pero ninguna sobrevivió a un posterior análisis más detallado. “Es como buscar una aguja en un pajar -afirma Seth Shostak, del Instituto SETI en California-. Pero no sabemos cuántas agujas puede haber”.

 

La segunda búsqueda, llevada a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley, partía de la idea (también propuesta por científicos del SETI) de que si “ahí fuera” existe alguna forma de vida avanzada, podría estar utilizando tecnología láser para sus comunicaciones, tal y como estamos empezando a hacer nosotros. En palabras de George Dvorsky, uno de los miembros del equipo, “es solo uno entre los posibles tipos de comunicación, pero creemos que para transmisiones dirigidas, los láseres pueden ser altamente eficientes”.

Una ciudad como Nueva York

En su estudio, que se publicará próximamente en The Astronomicl Journal y que ya está disponible en arXiv.org, los investigadores analizaron la luz procedente de 5.600 estrellas de nuestra galaxia (2.000 de las cuales con posibilidades de albergar planetas cálidos y rocosos, como la Tierra), pero no encontraron rastro alguno de tecnologías láser. Lo cual, según reza el estudio, puede significar dos cosas: o bien esas hipotéticas civilizaciones no están utilizando el láser o, simplemente, los extraterrestres no están ahí. “No encontramos emisiones láser procedentes de las regiones planetarias de las 5.600 estrellas analizadas -asegura Nate Tellis, otro de los miembros del equipo-. Cada una de esas estrellas podría tener una ciudad de Nueva York, un París, un Londres, y no tendríamos ni idea”.

Para colmo, Claudio Grimaldi, del Instituto Federal de Tecnología de Suiza, acaba de presentar un nuevo método para calcular qué posibilidades reales tenemos de detectar señales alienígenas, y los resultados no son en absoluto esperanzadores.

En su trabajo, publicado en Scientific Reports, Grimaldi asume que las señales de un hipotético emisor extraterrestre podrían verse debilitadas, o incluso bloqueadas, a medida que viajan por el espacio, de forma que solo serían perceptibles desde una cierta distancia. Y resulta relativamente sencillo saber si la Tierra se encuentra dentro de los límites de cobertura de esas señales y si desde aquí, por lo tanto, sería posible o no detectarlas.

Menos de una señal

Los resultados de Grimaldi son demoledores. Según sus datos, incluso si la mitad de nuestra galaxia estuviera llena a rebosar de transmisiones alienígenas, el número medio de señales que podríamos detectar desde aquí se reduce a menos de una. Lo cual implica que, incluso si ahí fuera existieran miles de civilizaciones, podríamos no ser capaces de encontrarlas. Por supuesto, afirman los críticos,el método de Grimaldi necesitaría saber en qué volumen de espacio las señales extraterrestres serían detectables, así como la duración de cada señal, ya que todas no serían visibles al mismo tiempo. Y lo cierto es que no conocemos ninguno de esos dos parámetros.

Además, detectar una señal inteligente no debería ser más difícil que captar otras señales naturales que emiten continuamente diferentes eventos astronómicos, algo que los astrónomos ven y registran casi a diario.

¿Existen, pues, tales civilizaciones? Y si existen, ¿dónde están? La cuestión sigue abierta. Quizá, en su próxima oleada de datos, los resultados de Breakthrough Listen nos den por fin una sorpresa, o puede que la noticia llegue de cualquier otra parte de forma inesperada. Solo nos queda tener paciencia y seguir buscando…

http://www.abc.es/ciencia

También te puede interesar...

Neuralink

¿Será posible que al final nos inserten la Wikipedia dentro del cráneo?

Elon Musk, el fundador de Tesla, ha creado una nueva compañía para conectar el cerebro humano con la inteligencia artificial.rn rn rn
Elon Musk, el fundador de Tesla, ha creado una nueva compañía para conectar el cerebro humano con la inteligencia artificial. PIXABAY EUROPA PRESS

 

En materia de futurismo, como en la trama policiaca, una buena estrategia es seguir la pista del dinero. Y poca gente tiene más dinero que Elon Musk, el magnate sudafricano que ha fundado algunas de las empresas tecnológicas más pujantes y ambiciosas de nuestro tiempo, como Tesla (coches eléctricos y energía solar), Spacex (cohetes reciclables y viajes espaciales), Boring Company (túneles) e Hyperloop (trenes de vacío). Todas estas iniciativas son disparos de largo alcance, pero ninguna es una fantasía irrealizable. Los cohetes de SpaceX ya vuelan. Y el domingo vi en un hotel rural de Cáceres que Tesla había instalado tres cargadores eléctricos en el aparcamiento, con vistas a la sierra. El personal asegura que ya lo ha usado un cliente.

Dado este currículo, resulta imposible sustraerse al encanto de la última empresa creada por Musk. Se llama Neuralink, y solo se conoce desde el mes pasado. Sus objetivos exactos son aún secreto industrial, pero los secretos son difíciles de guardar en nuestros días —a la gente le gusta hablar, como decía el matemático John Allen Paulos— y es evidente que Neuralink pretende diseñar interfaces invasivas para conectar el cerebro humano a la inteligencia artificial. Los objetivos iniciales son médicos, para el diagnóstico y posible tratamiento de la enfermedad cerebral.

Las interfaces mente/máquina, como se las llama a veces de manera algo pomposa, ya existen en los implantes cocleares que han devuelto el oído a cientos de miles de personas, y en los dispositivos experimentales que se implantan en el nervio óptico para ayudar a los ciegos. Las matrices de electrodos implantadas en el cerebro prometen devolver a la gente paralizada parte de su movilidad, y ya han empezado a hacerlo en situaciones experimentales. Neuralink quiere mejorar esas interfaces mediante la nanotecnología más avanzada, lo que puede ayudar mucho en esos usos terapéuticos. Pero es poco probable que Musk se vaya a parar ahí.

Imaginemos un paciente amnésico. Una lesión o una enfermedad impiden a su cerebro recuperar los recuerdos del pasado (amnesia retrógrada) o incluso formar nuevas memorias del presente (amnesia anterógrada). Una interfaz mente/máquina lo bastante avanzada podría conectar su malogrado cerebro a un dispositivo de memoria externo. La máquina formaría las nuevas memorias y las dejaría a su disposición en el futuro, como está haciendo mi ordenador mientras escribo esto. Y si esto funciona en pacientes, ¿por qué no los vamos a usar los demás para insertarnos la Wikipedia dentro del cráneo?

Watson, siga la pista del dinero.

JAVIER SAMPEDRO

También te puede interesar...

Cómo completar la gestación de un cordero en un útero artificial

Un equipo de investigadores ha probado con éxito un dispositivo externo que imita el útero materno y con el que han conseguido mantener con vida a corderos prematuros durante cuatro semanas. Aparte de ser un récord, es el primer paso hacia una matriz artificial para mantener a bebés nacidos con menos de 23 semanas de gestación.

Uno de los corderos antes y después del proceso de gestación artificial
Uno de los corderos antes y después del proceso de gestación artificial Partridge et al.

El sueño de crear un útero artificial que permita completar la gestación en casos de nacimientos extraordinariamente prematuros está un poco más cerca. El equipo de Alan Flake presenta este martes en la revista Nature Communications el desarrollo de un nuevo dispositivo en el que han mantenido con vida a un grupo de corderos ultra prematuros (con un desarrollo equivalente al que tendría un bebé humano de 23-24 semanas de gestación) durante cuatro semanas. hasta ahora, este tipo de dispositivos solo han conseguido mantener con vida unos días a a los animales y, lo más importante, es la primera vez que el desarrollo se completa con normalidad.

Los corderos se desarrollaron con normalidad, incluida la maduración de sus pulmones y su cerebro

El dispositivo consiste en un sistema cerrado que contiene un fluido que imita el entorno intrauterino y proporciona oxígeno y nutrientes al bebé mediante un interfaz que imita al cordón umbilical. Los autores demuestran quejón este sistema los corderos tuvieron una circulación estable de sangre y oxígeno durante el periodo de un mes y se desarrollaron con normalidad, incluida la maduración de sus pulmones y su cerebro.

Un útero artificial para bebés ultra prematuros
Un útero artificial para bebés ultra prematuros The Children’s Hospital of Philadelphia

Aunque se trata de un avance significativo en este tipo de tecnologías, los propios autores advierten de que aún hay que completar muchas etapas para poder aplicarlo en humanos, Por ejemplo, indican, los bebés humanos son mucho más pequeños que los corderos del experimento y la conexión umbilical podría ser mucho más difícil de poner en práctica. Asimismo, habría que desarrollar un líquido amniótico específico para los bebés y aún no se tienen datos sobre la salud de estos corderos incubados artificialmente a largo plazo.

Referencia: An extra-uterine system to physiologically support the extreme premature lamb (Nature Communications) DOI 10.1038/ncomms15112

http://www.vozpopuli.com/next

También te puede interesar...

El diagrama de Voronoi, la forma matemática de dividir el mundo

Esta estructura que sirve para diferenciar el espacio en regiones puede aplicarse al fútbol, al diagnóstico de tumores o para evitar las colisiones de barcos en la costa. Dicen que es tan fácil que hasta un niño de tres años puede entenderlo

El diagrama de Voronoi divide un plano en regiones
El diagrama de Voronoi divide un plano en regiones – Fotolia
CLARA GRIMA 

 

Seguramente han oído hablar alguna vez de la eterna cuestión de si las matemáticas se inventan o se descubren; si están ahí esperando ser descubiertas o si son una construcción del pensamiento humano que después, casualmente, permiten describir con detalle casi cualquier fenómeno natural. No se asusten, no vamos a entrar a esta hora en una discusión de tanto calado porque no es, ni mucho menos, el objetivo de este rincón que la Real Sociedad Matemática Española tiene en este medio. Lo que sí pretendemos en esta ocasión es mostrarles un ejemplo en el que las matemáticas son descubiertas porque están escondidas en el concepto natural de proximidad y/o pertenencia: el diagrama de Voronoi.

El diagrama de Voronoi (que debe su nombre al matemático ruso Georgy Voronoi) es una estructura tan sencilla e intuitiva que hasta un niño de tres años puede entenderla. ¡Que me traigan a un niño de tres años! No pude evitar el guiño a Groucho, lo siento. Efectivamente, hace unos años me tocó ir a la clase de mi hijo (de niños de tres años) a explicar a qué me dedicaba en mi trabajo y, como era joven y audaz, me vine arriba y decidí explicarles qué era un diagrama de Voronoi a estos chicos curiosos e inquietos.

 

Pero, antes de contarles la batallita en el cole de mi hijo, ¿qué es el diagrama de Voronoi? Vamos a definirlo en dos dimensiones, en el plano. Pero se puede estudiar en cualquier dimensión.

 

El diagrama de Voronoi de un conjunto de puntos en el plano es la división de dicho plano en regiones, de tal forma, que a cada punto le asigna una región del plano formada por los puntos que son más cercanos a él que a ninguno de los otros objetos. Dicho de otra manera, lo que hace dicho diagrama es dividir el plano en tantas regiones como puntos u tengamos de tal forma que a cada punto le asignemos la región formada por todo lo que está más cerca de él que de ningún otro.

Piensen por ejemplo en el plano de una ciudad y dibujen sobre él un punto por cada una de las farmacias que hay en la misma. En el caso más simple, si solo hubiese una farmacia en la ciudad la región de Voronoi de dicha farmacia sería toda la ciudad, porque todos están más cerca de dicha farmacia que de ninguna otra, puesto que no hay más. Fácil, ¿verdad?

Si hubiese dos farmacias, A y B, la ciudad quedaría dividida en dos, los que están más cerca de la farmacia A que de la farmacia B (llamaremos a esta zona Vor(A)) y los que son más cercanos a la B que la A (a esta la llamamos Vor(B)). Bueno, y los que están a la misma distancia de los 2. En honor a Euclides y aquello de que el camino más corto entre dos puntos es la línea recta, mediremos la distancia en la ciudad como la longitud del segmento que une a dos puntos. Así, los puntos que están a la misma distancia de ambas farmacias son los que están sobre una recta: la mediatriz entre los dos puntos que definen las farmacias en el plano y que no es más que la recta perpendicular al segmento que une A y B por el punto medio de este. Lo hemos dibujado en la siguiente figura.

En el caso de 3 farmacias, A, B y C, razonando de forma similar y teniendo en cuenta que las mediatrices son la frontera que delimitan las regiones de influencia 2 a 2 como acabamos de ver, nos quedaría una división de la ciudad en tres regiones como las que se muestran en la figura siguiente; cada una de ellas representa la región de Voronoi de cada farmacia, es decir, la zona de la ciudad que le ‘corresponde’ por ser la farmacia más cercana.

En general, si tenemos por ejemplo 8 farmacias (8 puntos en el plano) el diagrama de Voronoi que asigna a cada uno de ellos la región de puntos más cercanos a él que a ningún otro tendría un aspecto como el de la figura siguiente:

Y sí, esta construcción la hemos hecho echando de mano de la geometría para calcular las mediatrices que separan regiones de Voronoi y podría parecer, en principio, ‘sacado’ de la mente humana porque sí, pero el hecho es que se puede encontrar en infinidad de ejemplos naturales o se pueden provocar con experimentos caseros muy sencillos.

Si ponen caramelos de colores (o chocolatinas en forma de pastillas de colores) en un plato y vierten agua sobre ellos, podrán observar cómo poco a poco se van delimitando las regiones de Voronoi de cada uno de los caramelos (tiñéndose del color correspondiente) hasta que se tocan en la frontera (como se muestra en la foto siguiente) dibujando el diagrama de Voronoi completo. Después, eso sí, se estropea porque se siguen mezclando.

O bien, si se ponen de acuerdo con varios amigos y crean varias pompas de jabón que se van depositando sobre un cristal horizontal, y han tenido cuidado de soplar al mismo ritmo, podrán observar que sobre la superficie en cuestión ‘se dibuja’ una estructura similar a un diagrama de Voronoi en el plano, correspondiente a las regiones influencia de cada pompa de jabón.

Basándose en esta idea Luis M. Escudero y algunos colaboradores han ideado un método que puede servir para revolucionar el diagnóstico automatizado de ciertas formaciones tumorales. Lo que han hecho (en líneas generales), el Dr. Escudero y sus colegas, ha sido es crear un modelo de tejido epitelial (y muscular) ideal mediante el siguiente procedimiento computacional:

(1) se genera un conjunto de puntos al azar;

(2) a dichos puntos se les calcula su diagrama de Voronoi;

(3) se calcula el centro de masas de cada una de las regiones resultantes(esto nos proporciona un nuevo conjunto de puntos);

(4) se calcula el diagrama de Voronoi del nuevo conjunto.

Este proceso se repite hasta tres veces más. El aspecto que tiene este quinto diagrama de Voronoi calculado es el modelo de tejido ideal calculado por el Dr. Escudero (puesto que todas las células son similares, al expandirse, sus fronteras tienden a formar un diagrama de Voronoi). A partir de aquí estos investigadores miden cómo de parecido es el tejido de una muestra real del tejido modelo, si se parecen según ciertos parámetros (geométricos y topológicos), el tejido real está sano; en otro caso se concluye que algunas células no presentan las mismas características físicas que sus vecinas, lo que puede indicar el comienzo de un proceso tumoral. ¿No les parece sorprendente y maravilloso?

El mapa del cólera de John Snow

Convencidos a estas alturas de que el diagrama de Voronoi es una estructura inherente al concepto de proximidad y/o influencia en la naturaleza déjenme que les cuente una de las primeras aplicaciones que del mismo se conocen: el mapa del cólera de John Snow.

A mediados del siglo XIX un brote de cólera azotó la ciudad de Londres; por aquella época no se conocía con exactitud la etiología ni el método de trasmisión de la citada enfermedad, y se debatían entre dos posibilidades: el contagio por contacto con el enfermo, sus ropas y/o pertenencias; y la teoría miasmática que atribuían la trasmisión a condiciones atmosféricas, como los vientos. He aquí que el doctor Snow observó que la distribución de las muertes por cólera seguía un cierto patrón geométrico (o geográfico) muy definido, se concentraban principalmente en una zona de la ciudad. Más aún, las muertes que se producían fuera de esa zona principal eran de personas que habían estado en la misma por alguna razón. John Snow empezó a sospechar que tenía que ver con el agua, más concretamente, con una fuente situada en Broad Street. Para ello, el doctor Snow dibujó sobre el plano de Londres las regiones de influencia de cada una de las fuentes de la ciudad, entendiendo que los habitantes de la misma optarían por buscar agua en la fuente más cercana para ellos (recordemos que no existía el agua corriente). La inmensa mayoría de las muertes se quedaban en la región de influencia de la fuente de Broad Street. Con ello, el doctor Snow descubrió que la causa de la enfermedad fue la contaminación por heces fecales del agua de la citada fuente. Y todo esto antes de que naciera Voronoi.

Desde la época de Snow hasta nuestros días los diagramas de Voronoi han tenido y tienen infinidad de aplicaciones debido, sobre todo, a su estrecha relación con el concepto de regiones de influencia o dominio de los puntos que los generan. Por ejemplo, en el fútbol.

Si pensamos en los jugadores sobre el terreno de juego como puntos sobre un plano, podemos asignarle a cada uno de ellos su región de Voronoi que estará formada por los puntos del terreno de juego que están más cerca de cada jugador que del resto. Evidentemente, como los jugadores no están quietos, en general, este diagrama irá modificándose con el tiempo pero nos puede decir, en cada instante, qué equipo está mejor posicionado en el campo.

Si por ejemplo tenemos dos equipos (equipo rojo y equipo azul) que ocupan esta posición:

La ventaja posicional de un equipo sobre el otro puede que a simple vista no esté muy clara, pero si dibujamos el diagrama de Voronoi de los jugadores y coloreamos con dos colores las regiones de influencia asociadas a los jugadores de cada uno de los equipos, obtenemos:

Se puede observar que el equipo azul no sólo ocupa mayor región del campo, sino que sus regiones están todas conectadas, con lo cual se favorecen los pases entre los distintos jugadores de dicho equipo (cosa que no ocurre con el rojo).

Como hemos dicho, este diagrama irá variando cuando se muevan los jugadores pero existen multitud de herramientas que permiten calcular estos diagramas en movimiento. Lo único que necesitamos es un entrenador que sepa cómo aplicarlo.

En este sentido, en el de regiones de influencia o dominio se pueden encontrar infinidad de aplicaciones como las del fútbol, las de la farmacias, etc. Pero otro tipo de aplicaciones que igual no se nos ocurren en primera instancia tiene que ver con las fronteras de las regiones. Imaginen que en lugar de querer encontrar la farmacia más cercana a ustedes quieren cruzar la ciudad pasando lo más lejos posible de cualquier farmacia. Igual no lo ven con farmacias pero pueden pensar en pastelerías y/o heladerías si están en eso que llaman la operación bikini. En ese caso, la ruta a seguir nos la dan las líneas de las fronteras del diagrama de Voronoi. Caminando sobre dichas líneas estaremos siempre lo más alejados posible de las dos pastelerías que comparten esa línea en su frontera de Voronoi. Esto se utiliza para, por ejemplo, evitar colisiones de barcos al atravesar zonas escarpadas de la costa.

O, quién sabe, para atacar Pearl Harbor sin que te detecten las restantes bases estadounidenses.

Los puntos de esta imagen representan las bases de EEUU en el Pacífico en 1941. El punto rojo es Pearl Harbor y los amarillos Aleutianas, Midway y Wake. Las líneas rojas corresponden con el diagrama de Voronoi de las 4 bases, las líneas blancas señalan la ruta seguida por la flota japonesa en el ataque
Los puntos de esta imagen representan las bases de EEUU en el Pacífico en 1941. El punto rojo es Pearl Harbor y los amarillos Aleutianas, Midway y Wake. Las líneas rojas corresponden con el diagrama de Voronoi de las 4 bases, las líneas blancas señalan la ruta seguida por la flota japonesa en el ataque

Esto último es una conjetura mía que, posiblemente, no tenga nada que ver con la realidad.

Ah, se me olvidaba. A los niños de 3 años les expliqué la utilidad del diagrama de Voronoi para identificar quién era el dueño de un caramelo encontrado en la clase (entendiendo que a esas edades el dueño legítimo es el que está más cerca, claro) y jugamos un rato con una simulación de caramelos que caían en el patio de juego de los Lunnis.

El ABCDARIO DE LAS MATEMÁTICAS es una sección que surge de la colaboración con la Comisión de Divulgación de la Real Sociedad Matemática Española (RSME).

 

También te puede interesar...

La patata, el «invento del diablo» que acabó con las hambrunas en Prusia y Francia

Se creía que el tubérculo transmitía enfermedades y se desconfiaba de él porque no aparecía en la Biblia. Los monarcas tuvieron que convencer a sus súbditos de las ventajas de cultivarla

La patata llegó a Europa por primera vez a través de España, en 1560
La patata llegó a Europa por primera vez a través de España, en 1560 – Renoir Gaither/FLICKR
PEDRO GARGANTILLA

 

Una de las hazañas más meritorias de Francisco Pizarro fue descubrir la patata. Este alimento llegó por vez primera a España en 1560, era oriunda de los Andes chilenos y peruanos, y crecía en zonas montañosas en las que no lo hacía el maíz, el principal alimento de los Incas.

El nuevo producto gastronómico fue presentado al emperador Carlos I e, incluso, algunos ejemplares se enviaron al Papa Julio II, como rareza botánica. De nuestro país la planta se extendió a Portugal, Italia, Francia e Inglaterra, en donde se explotó únicamente como planta ornamental en patios y jardines.

 

Invento del diablo

La patata pertenece a la familia de las solanáceas, entre las cuales también se encuentra el tomate y el tabaco. Los inicios de este tubérculo en el Viejo Continente no fueron nada fáciles, su apariencia poco agradable y el hecho de que creciera bajo tierra propició que inicialmente fuese rechazada en todos los ámbitos sociales. A esto habría que añadir que la patata no aparece citada en la Biblia y que se le atribuyó una condición demoníaca, ya que se le imputaba la transmisión de algunas enfermedades como la lepra o la tuberculosis.

 

Algunos científicos la clasificaron como una anomalía botánica, de hecho en Francia y en algunas zonas de Bélgica y Holanda se la denomina como «manzanas de tierra».

El rey de la patata

Federico II el Grande, rey de Prusia (1712-1786) observó que la patata podía ser un alimento ideal para combatir las hambrunas en épocas de malas cosechas. Tras varios intentos fallidos de convencer al campesinado para plantar el tubérculo optó por plantarla en huertos y jardines de palacio, estableciendo fuertes medidas de seguridad en torno a ella. El pueblo prusiano presumió que se custodiaba algo valioso e importante. Cierto día, con la excusa de necesitar efectivos para una batalla, el monarca dejó a la patata sin ningún tipo de seguridad. Sucedió lo que él había imaginado, los campesinos aprovecharon la ocasión para robar las patatas.

A continuación, el monarca publicó unos edictos, conocidos como los de la patata, en los cuales se instaba a las clases dominantes a favorecer su cultivo y a eliminar los prejuicios sociales que giraban en torno a ella.

De esta forma, Federico II consiguió que la patata fuese un alimento clave en la alimentación de los prusianos y si la población estaba bien alimentada era raro que se sublevase. Este hecho hizo que se conociese popularmente al monarca como «el rey de la patata» y que en su tumba, desde hace mucho tiempo se depositen patatas en su honor.

La patata entra en Versalles

Antoine Augustin de Parmentier (1737-1813) fue un farmacéutico militar y agrónomo francés que tuvo la «fortuna» de ser hecho prisionero en Westfalia (Prusia) durante la Guerra de los Siete Años (1756-1763). Fue precisamente durante su cautiverio cuando descubrió que la patata era un alimento muy apreciado por la población local. Tras su liberación regresó a Francia y trató de convencer a Luis XIV de que la hambruna que asolaba el país en aquellos momentos se podía combatir cultivando patatas.

Unos años después (1772) Parmentier obtuvo un importante galardón de la Academia de Besancon, en la que se invitaba a descubrir un vegetal que fuese capaz de complementar la alimentación humana en épocas de hambruna. A pesar de todo, tuvo que pasar más de una década para que se le concedieran algunos terrenos para cultivar y explotar la patata. Finalmente pudo demostrar que no sólo era un producto nutritivo, sino que además era fácil de cultivar y muy resistente a las inclemencias meteorológicas. De todas formas, y en honor a la verdad, el consumo de patata entre la población francesa no fue masivo hasta que Luis XIV se paseó con una flor del tubérculo en la solapa. El farmacéutico francés obtuvo un reconocimiento merecido, puesto que durante mucho tiempo a la patata se la denominó «parmentiere».

http://www.abc.es/ciencia

También te puede interesar...

La peligrosidad de las drogas en un revelador gráfico: el alcohol es peor que la heroína

Strambotic

Ahora que por fin empiezan a agrietarse los muros de la prohibición se hace patente una verdad incontrovertible: las drogas legales que consumimos cotidianamente, como el tabaco y el alcohol, son tan nocivas o más que las drogas ilegales, que los consumidores sólo pueden obtener en el mercado negro, arriesgando su salud y su libertad.

El gráfico que abre este artículo está extraído de un famoso artículo publicado en la revista médica The Lancet en 2010 en el que se planteaba un enfoque nuevo a la hora de calibrar la peligrosidad de las drogas: si el prohibicionismo se había basado en el daño –real o atribuido- de las diversas sustancias en el consumidor, el profesor David Nutt incluyó un criterio extra: el perjuicio que el consumo de esas drogas provocaba a la sociedad.

Profesor David Nutt. Ian Nicholson/PA Wire.

El resultado es clarificador: si bien las tres drogas más nocivas para el consumidor son ilegales –heroína, crack y metanfetamina, por ese orden-, la suma de los daños sociales e individuales provocados sitúa al alcohol como la droga más peligrosa, con mucha diferencia respecto a la segunda. Entre los criterios considerados a la hora de valorar los efectos sociales de cada sustancia están “los accidentes de tráfico, el impacto en la familiar o el daño medioambiental”, entre otros 7 criterios sociales.

Como era de esperar, la peligrosidad del alcohol (72 sobre 100) es mucho mayor que el del cannabis (20 sobre 100) y muchísimo más que el éxtasis, los hongos o el LSD, incluidas en la oprobiosa lista sobre estupefacientes de la ONU desde hace décadas.

La prohibición de las drogas se funda más en argumentos morales y en prejuicios de los legisladores que en argumentos científicos, que es lo que trata de reivindicar David Nutt con su estudio. Porque la ilegalidad del éxtasis, el LSD o la ayahuasca no sólo empuja a sus consumidores hacia la marginalidad sino que cercena de raíz la posibilidad de investigar sus potenciales beneficios terapéuticos. Según explicaba Nutt en una entrevista con Eduardo Punset en ‘Redes’,

“Sabemos que el éxtasis es útil para luchar contra el estrés postraumático, la psilocibina para combatir las migrañas y el LSD es muy útil para tratar a pacientes deprimidos y moribundos”.

El segundo gráfico, traducido por El Gato y la Caja a partir del original de The Lancet, muestra el daño físico y la dependencia de las distintas drogas. Los colores corresponden a la legalidad de las distintas sustancias en el Reino Unido: amarillas y rojas están prohibidas, mientras las naranjas (la franja central) se pueden vender y recetar legalmente.

Con información de The Lancet, New Atlas, Wikipedia y TVE.

El gráfico traducido al español aparece en ‘Un libro sobre drogas’, recientemente publicado por la editorial argentina El Gato y la Caja.

http://blogs.publico.es/strambotic

También te puede interesar...

Todo a punto para la primera misión que «tocará» el Sol

Su nombre es Solar Probe Plus y viajará hasta donde ninguna otra nave ha podido llegar hasta ahora

 Resultado de imagen para Solar Probe Plus
La Solar Probe Plus llegará al Sol en Noviembre de 2018 – NASA
JOSÉ MANUEL NIEVES

De vez en cuando, el Sol emite de forma explosiva oleadas de partículas que, cuando llegan a la Tierra, pueden causar estragos en las redes eléctricas, los sistemas de navegación de los aviones y los satélites de telecomunicaciones. Estas enormes explosiones, decenas de veces mayores que la Tierra, se conocen como Eyecciones de Masa Coronal (CME por sus siglas en inglés) y liberan al espacio densas nubes de partículas cargadas eléctricamente y que son capaces, incluso, de arrancar literalmente parte de las atmósferas de los planetas que encuentran por el camino. Además, claro está, de alcanzar naves espaciales y astronautas y “bañarlos” en una radiación altamente dañina.

Lo malo es que, hoy por hoy, esos eventos suelen pillarnos por sorpresa, ya que no es posible predecir cuándo sucederán exactamente, ni con qué intensidad nos golpearán. De hecho, sólo los vemos después de haberse producido, lo que nos deja un tiempo de reacción mínimo, de apenas unas horas, para tomar las debidas precauciones. Por eso, comprender por qué el Sol emite ocasionalmente esas mortíferas oleadas de partículas podría ayudar a los científicos a predecir el “tiempo espacial”. Y saber con antelación cuándo esas partículas solares golpearán la Tierra sería de gran ayuda para, por ejemplo, desconectar las centrales eléctricas o poner en marcha los protocolos de emergencia entre la población.

Ahora, la NASA se ha propuesto terminar con estas peligrosas incertidumbres y se dispone a lanzar, entre el 31 de Julio y el 19 de agosto de 2018, su nueva sonda Solar Probe Plus, una nave que será capaz de llegar hasta donde ninguna otra ha podido hasta ahora. En palabras de Lika Guhathakurta, investigadora de la misión. “será la primera vez que podamos tocar, probar y oler el Sol”.

 

La nave, diseñada y construida en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins, llevará a cabo 24 “pasadas” sobre el Sol a lo largo de una misión de siete años, que se contarán a partir de su llegada a destino, a principios de Noviembre de 2018. La Solar Probe Plus, además, se moverá a 724.000 km/h. y se convertirá, por lo tanto, en la nave más veloz construida hasta ahora por el hombre.

Las 24 aproximaciones llevarán a la Solar Probe Plus a algo menos de seis millones de km. del Sol, o lo que es lo mismo, más de siete veces más cerca (37,6 millones de km. menos) que la sonda Helios, la que más se había acercado al Sol hasta ahora. A esa distancia, suficiente para destruir cualquier otra sonda, la nueva nave de la NASA tendrá que soportar y trabajar a una temperatura cercana a los 1.500 grados centígrados, y el disco solar parecerá 23 veces más grande de como lo vemos desde la Tierra.

De esta forma, la primera nave que tocará el Sol podrá recoger, sobre el terreno, valiosos datos sobre los mecanismos que calientan la corona y aceleran el viento solar, el flujo constante de partículas emitidas por nuestra estrella. Ni que decir tiene que el buen funcionamiento de los sistemas de la Solar Probe Plus depende, en gran medida, de su escudo térmico frontal, de 11,43 cm. de grosor, construido con fibra de carbono y capaz de soportar tanto la infernal temperatura como el intenso bombardeo de radiación. A menos de tres metros tras el escudo, el resto de la nave permanecerá a temperatura ambiente.

Durante muchos años, los astrónomos han estudiado el Sol desde la distancia. Esta será la primera vez que puedan hacerlo desde dentro de su ardiente atmósfera.

http://www.abc.es/ciencia

 

También te puede interesar...

ELON MUSK SE PREPARA PARA CONECTAR TU CEREBRO A TU COMPUTADORA… AQUÍ SUS PLANES

NEUROLINK ES UNA NUEVA COMPAÑÍA DEL FUNDADOR DE TESLA QUE SE PROPONE CONECTAR PRONTO EL CEREBRO HUMANO CON COMPUTADORAS

Resultado de imagen para ELON MUSK SE PREPARA PARA CONECTAR TU CEREBRO A TU COMPUTADORA... AQUÍ SUS PLANESResultado de imagen para ELON MUSK SE PREPARA PARA CONECTAR TU CEREBRO A TU COMPUTADORA... AQUÍ SUS PLANESResultado de imagen para ELON MUSK SE PREPARA PARA CONECTAR TU CEREBRO A TU COMPUTADORA... AQUÍ SUS PLANES

El nombre de Elon Musk se ha convertido en sinónimo de innovación. Esto en un mundo urgido de diseñar nuevas estrategias y recursos para hacer frente a los monumentales retos que como sociedad humana tenemos por delante. 

Ahora el fundador de las compañías de vanguardia Tesla y SpaceX prepara Neurolink, una nueva empresa que estará abocada a desarrollar tecnología que permita conectar tu cerebro a tu computadora. Básicamente se trata de crear redes microscópicas de electrodos que puedan implantarse en el cerebro y así lo doten de habilidades “computacionales”, es decir, de la capacidad de operar equipos de cómputo y dispositivos con la mente. Su plan fue recientemente revelado en un reportaje del diario The Wall Street Journal.

Musk ha advertido que en un futuro próximo, si la humanidad quiere mantenerse económicamente rentable, tendrá que ser capaz de fusionar la inteligencia biológica con la inteligencia mecánica. Si bien estas nuevas tecnologías parecieran aún más un episodio narrativo de ciencia ficción, no olvidemos que Elon Musk se ha especializado en materializar retos que previamente se veían muy lejanos. Su capacidad para hacerlo está demostrada, así que sería bueno irnos mentalizando para pronto, quizá antes de lo que suponemos, estar operando nuestros dispositivos directamente con nuestra mente.

¿Estás listo?

http://pijamasurf.com

También te puede interesar...

CIENTÍFICOS CONVIERTEN HOJAS DE ESPINACA EN TEJIDO CARDÍACO FUNCIONAL

Resultado de imagen para CIENTÍFICOS CONVIERTEN HOJAS DE ESPINACA EN TEJIDO CARDÍACO FUNCIONAL

En la búsqueda de alternativas médicas para el trasplante de órganos humanos, un grupo de investigadores del Instituto Politécnico de Worcester, Massachusetts, desarrolló recientemente una técnica en la que usaron hojas de espinaca para reconstruir tejido cardíaco.

Este desarrollo, sin duda sorprendente, surgió ante la dificultad de regenerar vasos sanguíneos del tejido muscular del corazón, utilizando incluso técnicas avanzas de impresión 3D.

Ante el reto, el equipo dirigido por Joshua Gershlak recurrió a hojas de espinaca, cuyas “venas” conducen agua y nutrientes a las células de forma análoga a como la sangre fluye en los tejidos humanos.

Resultado de imagen para CIENTÍFICOS CONVIERTEN HOJAS DE ESPINACA EN TEJIDO CARDÍACO FUNCIONAL

El trabajo de los investigadores consistió en reemplazar las células de la planta en la estructura venosa con células humanas, con lo cual, poco a poco, el tejido vegetal fue sustituido también con tejido humano. Así, la hoja se transformó en un pequeño corazón capaz de bombear sangre a las células a través de un sistema de irrigación que originalmente era de celulosa, un biopolímero que se ha usado ya en la medicina regenerativa.

Por el momento, los científicos consideran que este método podría utilizarse para reparar tejido cardíaco dañado en individuos que han sufrido ataques al corazón o en otros que por una condición genética o de otro tipo son propensos a que dicho músculo se contraiga, y con éste los vasos sanguíneos necesarios para conducir oxígeno, sin el cual no se puede crear nuevo tejido.

Compartimos a continuación el video en donde se explica el desarrollo y, en este enlace, el artículo original de la investigación.

 

 http://pijamasurf.com/
También te puede interesar...