Primavera trae un resucitadero de dioses

La Pascua (Pascua florida se dice aún) es una celebración agrícola pagana del final de los fríos y la resurrección de la naturaleza: los árboles florecen, los animales paren sus crías, el agricultor sabe que es tiempo de sembrar. Sembrará semillas genéticamente modificadas en el Medio Oriente, hace más de 10 mil años, si siembra trigo, centeno o cebada. Hará sólo unos 4 mil si siembra maíz: el teocinto genéticamente modificado por los pueblos americanos.

El cultivo de semillas genéticamente modificadas y la construcción de ciudades, necesarias para esperar las cosechas, se conocen como Revolución Neolítica, llevada a todo el Mediterráneo por mis tíos y primos, descendientes de un hombre, y uno solo, mi recontra-abuelo, que vivió hace 20 mil años en el Creciente Fértil y tuvo una mutación en su cromosoma Y. (Genographic Project o rastreo de todas las vías por las que los humanos salimos de África).

Antes de conocer el origen de las estaciones como variación del día y de la iluminación solar debida a la inclinación del eje terrestre y sus diversas posiciones respecto al Sol, los pueblos imaginaban explicaciones ocurrentes. En el mundo helénico la primavera llegaba por el regreso de Persefonís (o Perséfone) a los campos que su madre, Dímitra (o Deméter o Ceres en Roma, de donde nos viene cereal), llenaba alegremente de vegetación renovada. A Persefonís la había secuestrado el dios del inframundo, Hades o Plutón. Pero el llanto de su madre lo había convencido de regresarla medio año a sus maternales brazos.

Esto dio origen a los misterios eleusinos, en marzo, por primavera; a fines de septiembre, por otoño, aunque también cambiaban de fecha exacta. Elefsis (o Eleusis) es en la actualidad un pueblito horrible a unos kilómetros de Atenas y junto al mar, pasando El Pireo. Como parte de la fiesta se preparaba vino en celebración a Dióniso, cuya relación con Persefonís cambia de un autor a otro. Y también una bebida a base de centeno. La diversión subía no por el poco alcohol de esa especie de cerveza, sino porque, los griegos no lo sabían, el centeno tiene una plaga, un hongo, el cornezuelo, que es un fuerte alucinógeno. Así que la multitud veía maravillas durante los misterios eleusinos. Comenzaba por darse un baño de mar en Fáliro, costa al sur de Atenas, a donde todavía van los atenienses en verano por un rato (cuando no les alcanza para las islas).

Eran cuentos de ignorantes para los filósofos que, en Jonia, la costa hoy turca del Egeo, buscaban y encontraban explicaciones naturales para los fenómenos naturales. Pero eso no les impedía participar de las fiestas y borracheras que celebraban el regreso, la resurrección, de Persefonís, y honraban a Dióniso.

La Pascua sigue dos calendarios, solar y lunar, dato que muestra su origen agrícola y, por lo mismo, pagano. Ocurre en la semana con la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Por eso varía tanto. Si la luna llena viene mucho después o en la semana posterior al equinoccio se atrasa o se adelanta. ¿Y qué pasa si la luna llena ocurre en la misma semana del equinoccio? Pues que las iglesias cristianas se hacen bolas: la católica y las reformadas hacen un cálculo, las ortodoxas (griega, rusa, búlgara, etc.) hacen otro y celebran la resurrección de Cristo en fechas distintas.

Lo que no cambia son los días para la última cena de Jesús, jueves, y su muerte, viernes. Pero, recordemos, Jesús y sus apóstoles se reunieron en Jerusalén para celebrar la Pascua, fecha en que el pueblo de Israel recordaba su salida de Egipto y la noche de angustia en que pasaría el Ángel de la Muerte matando a todos los primogénitos de Egipto. Esto es, la cena era para Jesús, la noche de Pascua.

Que Jesús resucite al tercer día es una imagen de la semilla sembrada que, a los tres días, germina. Osiris, en Egipto, también resucitó al tercer día unos milenios antes de Jesús; Atis renace el 25 de marzo; Krishna también murió en un árbol (o cruz) y resucitó, lo que hace al cristianismo un sincretismo: unión de diversas religiones.

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

http://www.milenio.com/firmas

 

También te puede interesar...

Tomamos decisiones tipo Turing

El cerebro toma decisiones usando el método con el que Alan Turing rompió el código Enigma de las fuerzas militares nazis, durante la Segunda Guerra Mundial, de vital importancia para el triunfo final de los Aliados, señala publicación del Columbia University Medical Center.

Alan Turing (Londres, 1912) fue un matemático que puso las bases teóricas de la computación y héroe de la Segunda Guerra Mundial por descifrar el código producido por una máquina llamada Enigma.

Un código puede tener apariencia compleja pero, una vez observados pocos indicios, la regla general ya no presenta problema alguno. Por ejemplo, si escribo cambiando de posición los dedos sobre el teclado: oit rhrnokim du rdvtubi vsnbusnfi fr oiduvuñin kid frfid dibtr rk yrvksfi… En vez de poner los índices sobre la J y la F los pongo sobre la H y la G, un lugar más hacia el centro. No es difícil observar ese orden para quien escriba a máquina y conozca por eso el orden de las letras en el teclado común. Lo mismo ocurre con cualquier otro sistema fijo de encriptado.

 La máquina de Turing y el test de Turing son parte de los primeros estudios acerca de inteligencia artificial. Cuando enviamos un mensaje por internet y el sitio nos pide, como condición para el envío, copiar unas letras y números deformes, salpicados de puntos y rayas, para demostrar que hay un humano y no otra computadora enviando el mensaje, está empleando una forma de la prueba de Turing. El envío masivo de spam recurre a sistemas automatizados que no pasan la prueba de Turing.

En 1952 Turing presentó ante la policía una denuncia por robo. Al hacerlo debió reconocer su homosexualidad, ya que el amante había participado en la planeación del robo. Al robado lo sentenció un tribunal a prisión o “tratamiento” hormonal. Eligió el “tratamiento”. Cayó en una depresión profunda y dos años después se suicidó el héroe de la Segunda Guerra porque en la Inglaterra de hace apenas medio siglo era ilegal ser homosexual, no solamente las relaciones con otro adulto consintiente y en privado.

Un nuevo estudio publicado en el journal Neuron: “Brain makes decisions with same method used to break WW2 Enigma code”, señala que cuando tomamos decisiones sencillas, las neuronas de nuestro cerebro aplican los mismos trucos usados por Alan Turing para descifrar el código Enigma.

Hasta el nombre computadoras lo debemos a las jóvenes mujeres que trabajaban en secreto analizando a mano listados enormes de secuencias. Debían encontrar pares de letras equivalentes en dos mensajes. Para eso se debían tener en cuenta las letras que, en alemán, son más frecuentes que otras.

Michael Shadlen y Shinichiro Kira grabaron la actividad neural de monos rhesus mientras tomaban decisiones sencillas, como la de acertar al símbolo bajo el cual se oculta una recompensa. Para tomar la decisión correcta, por ejemplo elegir entre dos figuras, los monos veían aparecer símbolos en una pantalla, cada uno por apenas un cuarto de segundo, y debían sopesar diversas pistas allí codificadas para descubrir el símbolo que ofrecería recompensa.

 “Mientras los monos miraban los símbolos, grabaciones de su actividad neuronal revelaban cómo tomaban la decisión. Cada símbolo ofrecía un indicio positivo (la recompensa está en el lugar a la izquierda) o uno negativo (la recompensa está en el lugar a la derecha)”; así la tasa de disparos neuronales ante símbolos que se habían vuelto confiables era mayor que para los menos confiables.

De igual forma que en la ruptura de códigos usada por Turing, alcanzado un umbral, la decisión estaba tomada y el mono hará su elección. “Asumiendo que los humanos tengamos las mismas capacidades —lo cual es una buena apuesta—, dice Shadlen, significa que nuestro cerebro está sopesando probabilidades y tomando decisiones racionales en muy breves períodos de tiempo”.

Esas decisiones son casi siempre inconscientes. “Tomamos muchas de estas decisiones cada día, así que estamos usando las leyes de la probabilidad de forma que los estadísticos piensan que es óptima”.

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

¡Cállate!

La libertad de creer o no, la de hacer sátira de figuras religiosas, la de reírse de los textos sagrados, todos ridículos de carcajada, costó prisión, terror, hoguera, tortura, sangre, muerte, para que en Francia o en México, Australia o Polonia, las mujeres fueran libres de vestir a su gusto, salir a la calle sin compañía, estudiar una carrera universitaria o trabajar por un salario; los hombres pudieran dejarse barba o rasurarla, libertad a todos para no ir a servicios religiosos, investigar la naturaleza y no por eso acabar en el patíbulo, la hoguera, la mazmorra.

No fue sencillo el triunfo de la libertad: las guerras de religión incendiaron Europa. La libertad de creencia era abominación: “No podemos igualar La Verdad con el error”. Al que estudiaba los principios de la electricidad, del vuelo, de la química, lo llevaba la autoridad civil ante tribunales religiosos. De allí a la hoguera.

“Hay que continuar hasta que el Islam esté tan banalizado como el catolicismo”, declaró Stéphane Charbonnier, Char, a Le Monde. Nacido en 1967 y con aspecto de adolescente, describe El País, y militante del Partido Comunista Francés, “fue uno de los que participó en el relanzamiento de Charlie Hebdo en 1992, tras nueve años cerrado por falta de medios”.

Está muerto, en el libre París, con otros grandes de la libertad y la caricatura, porque a los musulmanes no les gustaban sus chistes. El Islam es la única religión, en la actualidad, que usa la fuerza, y defiende su uso, para imponer sus normas morales. Toda la humanidad deberá ser convertida al Islam, por la buena o por la yijad, la amenaza, el asesinato, para que llegue el Día del Juicio y todos entremos al reino de Dios, con ganas o no.

Y vemos el precio de devaluar las palabras con usos triviales: luego de llamar nazi o fascista a cualquiera, ¿qué son estos hijos de su apestosa bajo la burka madre que el 7 de enero ametrallaron la redacción de Charlie Hebdó y dejaron 12 muertos?

Si se limitaran a imponer sus reglas en sus países tendríamos una crisis de derechos humanos lejana. Pero llegan a sobrevivir a París, a Londres, porque su religión impide la producción de riqueza en sus países de hambre, y en casa ajena exigen respeto a sus hilarantes creencias. Los cristianos y su trinidad, su canibalismo al comerse a Cristo, tienen ya 200 años acallados por la ley civil.

El comando yihadista que acabó con el semanario satírico Charlie Hebdóy asesinó a su director y caricaturista, con otros 3 y personal de oficina, estaba predicando la verdad del profeta Mahoma a quienes se resisten a humillarse ante amenazas de muerte.

Tuve un ejemplar de otra publicación satírica, Le canard enchâiné, que traía en portada al entonces papa Paulo VI impartiendo su bendición desde un balcón de San Pedro mientras, detrás de él, un guardia suizo le levanta la sotana bajo la que no trae calzones y le dirige al c… una v…ota. El texto llamaba “la Paulette” al Papa e insistía en que, como cardenal de Milán, monseñor Montini le había dado vuelo a la sotana con muchachos milaneses pagados. Los católicos no pasaron del gesto malhumorado. Los musulmanes aún no comienzan tal proceso. Y debemos ayudarlos: Circula por la Internet un corto tomado con cámara para infrarrojo donde vemos talibanes en Afganistán ayuntándose por turnos una borrega. Va uno y la levanta por las patas posteriores, como carretilla, los amigos ven, luego siguen ellos.

Al fin ratas de mezquita, a la hora en que el almuecín grita que Alá es grande, caen empinados con el culo al aire y ojos entornados como de seguro los tuvieron al cogerse la borrega.

La libertad de creer comenzó feo: la guillotina y la Revolución francesa. Ni un paso atrás. Ni sacrificios humanos en México ni adúlteras apedreadas en Irak, mucho menos en París. Urge parar el programa atómico iraní.

Luego de Charlie Hebdó en París, ataca Boko Haram. Este grupo islamista devastó la semana pasada al menos 16 localidades del noreste de Nigeria, donde quemó casas y asesinó a decenas de personas,Reforma, 8.I. Es que se resisten a seguir La Verdad.

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

Pavo: ave más cercana a los dinosaurios

Las aves son los restos actuales de los dinosaurios, pero pollos y pavos están más cerca de esos ancestros que otras aves, indica nueva investigación de la Universidad de Kent, Reino Unido: “Han experimentado más pocos cambios grandes en su genoma que otras aves al evolucionar desde su ancestro dinosaurio”.

El mapa del big bang en la evolución de las aves se acaba de publicar “de forma simultánea en 28 artículos: ocho en Science del 12 de diciembre, y 20 más en otros journals”, señala nota de prensa de BGI Shenzhen, China.

 “El árbol genealógico de las aves modernas ha confundido a los biólogos por siglos y los detalles moleculares de cómo las aves llegaron a la espectacular biodiversidad de más de 10 mil especies se conoce poco”. Para resolver estas interrogantes el Avian Phylogenomics Consortium, de participación internacional, “ha secuenciado y comparado los genomas completos de 48 especies de aves que incluyeron cuervo, pato, halcón, águila y otras que representan todas las ramas principales de las aves modernas”.

En otro estudio, un equipo de la Universidad de California en Santa Cruz ha reconstruido el genoma del ancestro común de cocodrilos, aves y dinosaurios. “Los cocodrilos son los parientes vivos más cercanos a las aves, con las que comparten un ancestro común que vivió hace unos 240 millones de años y también dio origen a los dinosaurios”. En su mayoría, éstos desaparecieron cuando un asteroide se estrelló frente a la costa del actual Yucatán y creó un invierno que extinguió vegetación y dinosaurios herbívoros. Luego los carnívoros. Los voladores sobrevivieron reduciendo su tamaño.

Explica Darren Griffin del equipo de Kent: “Encontramos que el pollo tiene la mayor similitud promedio en el patrón de cromosomas con su ancestro dinosaurio volador”.

El estudio de Kent es parte del consorcio ya mencionado. El equipo estudió datos tomados de 21 genomas de especies de aves y una de reptiles. Encontró que la tasa de cambio más rápida había ocurrido en aves que se distinguieron pronto en especies diversas como las canoras.

Hornear el más cercano pariente vivo del dinosaurio presenta un problema de termodinámica en el que el fracaso abruma a la hora de trinchar la bestia: cuando la pechuga ya está cocida y jugosa, piernas y muslos están duros. Cuando éstos alcanzan la temperatura que ablanda su carne oscura, la blanca de la pechuga ya es un estropajo reseco.

Solución: descongelado el pavo en refrigerador (dos días) se marina en una botella de buen vino blanco seco (no existen los vinos “para cocinar”), un vaso de coñac, una cebolla y una cabeza de ajo machacadas, un ramo de hierbas frescas y mucha pimienta negra quebrada. Lo marina sobre la pechuga y en el refri por dos días. Uno antes corta por mitades unas manzanas rojas y les saca el corazón. Las mete al congelador hasta que se hacen piedras.

Prepare un relleno de castañas (no haga ese horrible picadillo de albóndigas), las hay de lata naturales (en agua y sin azúcar) o las pone a hervir partidas y las pela, orejones de manzana, chabacano, ciruela y dátil, una barra de buen paté de pato o ganso, media barra de mantequilla, sal. Por la tarde saca el post-dinosaurio, reserva el vino de maceración sin hierbas, y lo rellena. Pechuga arriba regresa el vino sobre la bestia. La unta de mantequilla y sal. Coloca las manzanas congeladas sobre la pechuga, las detiene con unos palillos. Hornea 20 minutos por cada kilo a fuego medio.

Las manzanas congeladas impiden la cocción de la pechuga por largo rato, además, sueltan su jugo. Así las piernas toman ventaja. Destapa 10 minutos para que dore. Lo coloca en un platón de Limoges o Talavera con las hierbas de maceración y las manzanas horneadas alrededor, el platón sobre una charola de plata Tane o por lo menos Christofle. Vacía la salsa, luego de reducirla un poco, en salsera precalentada. Pruebe la sal. No diga “salsa gravy” a menos que diga “queso cheese”.

Pida a dos pajes uniformados a la siglo XVIII que suenen trompetas largas. Salga con el post-dinosaurio y reciba aplausos.

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

Las “sharias” de Occidente

Es aberrante lo que el islam ordena a hombres y mujeres. Pero Occidente, tierra de la Ilustración, de libertad de la mujer, del ateísmo sin más condena que alguna mala cara, tiene sus propias y severas sharias: una es la negación de la sexualidad a quien la ley considera menor de edad y por tanto incapacitado para aceptar una relación sexual. Más grave es que son histerias que no existían y se han ido fortaleciendo. Son, además, terreno sin definición precisa: minoría de edad, acoso sexual, drogas.

La minoría de edad es tan arbitraria que en EU es ilegal vender una cerveza a un hombre de 20 años. Se pasa a México y es legal a los 18. La edad para aceptar una relación sexual también es arbitraria: los 18 años, los 16, pero no los 15. No hay datos sino ocurrencias de mochos: es que no han madurado para saber lo que les conviene. Un joven de 16 está perfectamente maduro para saber que prefiere coger con su maestra, joven y buenona, a imaginarla mientras se hace una puñeta. También a los 15, los 14. ¿Dónde ponemos el límite? Es arbitrario. Tanto como el plazo para abortar.

Aclaremos: forzar a un menor a tener relaciones que no desea es, y debe seguir siendo, un delito grave: figuras de autoridad como sacerdotes, maestros y parientes pueden conseguir, con amenazas, lo que el deseo no les da. Pero si un joven de 16 años tiene relaciones sexuales con su maestra, como el escándalo reciente en Argentina, hay pleno consentimiento y ningún riesgo de embarazo para el menor, como lo habría si fueran una menor con su maestro.

Para un joven de 16 años resulta motivo de alarde entre sus amigos. Los teléfonos con cámara permiten grabar y enviar a diversos sitios de internet. Los hombres siempre hemos alardeado, hasta cuando no teníamos teléfonos que lavan y planchan, las computadoras eran asunto de la CIA, la KGB y de grandes instituciones.

La maestra se divierte y el joven también. Hay consenso, interés y placer por ambas partes. La minoría de edad es una invención del siglo pasado y la hemos ido cargando de terrores. Los maestros ya temen dar un abrazo cariñoso al buen alumno, los entrenadores renuncian a dar clases de natación a menores. Los menores se están perdiendo la calidez de trato por temor a demandas judiciales.

Las mujeres también han levantado su sharia: una mujer de cuerpo regular y vestido entallado, pero no de gran escote, largo común, caminó 10 horas por Nueva York grabando los piropos que le dirigían al paso. Pero, además, grabó las miradas y las presentó como acoso. Una mirada que expresa deseo es involuntaria. ¿Qué deben hacer los hombres heterosexuales al ver una mujer atractiva? ¿Cuántos segundos no son acoso? El acoso real exige desniveles de poder: el jefe a la secretaria, el patrón a la empleada, el maestro a la alumna mayor de edad.

Ya deberemos eliminar de las sinfonolas la canción de Rocío Dúrcal que dice: “Los piropos de mi barrio los llevo en el corazón”, porque ahora es una incitación al delito de acoso sexual. ¡No mamen! El piropo puede ser vulgar, no se puede pedir que todos digan: “Con una de tus pestañas, hija de mi alma, podría ahorcarme yo”, pero es elogio. En México casi siempre se limita al silbido desde un andamio.

Las drogas, otra histeria con derrota, sangre y fortalecimiento de grupos delictivos que diversifican su mercado añadiendo secuestro, venta de protección, impuestos a la producción, tráfico de personas, paso de ilegales a EU. Los 72 cadáveres de San Fernando, Tamaulipas, eran de pobres en busca de trabajo. Pedían cruzar el río para emplearse en Texas. No robaron autobuses para viajar, no vaciaron camiones de cerveza. Pagaron con sus vidas. Y no se conmocionó el país ni el extranjero.

Miles de mexicanos han muerto porque una ley prohíbe fumar marihuana o meterse coca. ¿No tienen qué hacer los legisladores? Que los adultos se metan lo que quieran por donde quieran. Y punto.

¿Y el asesinato de Gonzalo Rivas, quemado vivo por los heroicos normalistas que incendiaron a propósito la gasolinera donde trabajaba?

http://youtu.be/w6LVb8nNr_o

www.luisgonzalezdealba.com

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

Llegan primeras transmisiones desde un cometa

El pasado miércoles 12, a las 16:03 GMT, la nave Rosetta, del tamaño de un Volkswagen, puso en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko un módulo de descenso llamado Philae, un cubo de .80 cm de alto por 1 metro de ancho. La misión al cometa comenzó en marzo del 2004 con el lanzamiento de la nave y su módulo desde la Guayana francesa. La Agencia Europea del Espacio (ESA por sus siglas en inglés) diseñó la misión que nos descifrará la historia del sistema solar. Los remanentes más prístinos de la formación del Sol y su familia de planetas y satélites se encuentran en los cometas.

De ese descifrado viene el nombre de la misión. La piedra de Rosetta es un fragmento de una estela egipcia con 1.12 metros de alto por .75 cm de ancho. Se encuentra hoy en el Museo Británico, pero fue encontrada por las tropas de Napoleón cuando ocuparon Egipto y llevada a Inglaterra cuando las tropas británicas derrotaron a las francesas en Alejandría.

Por siglos los humanos habían visto la historia de Egipto escrita en símbolos incomprensibles. La más sólida, por estar excavada en roca de templos y obeliscos, pero enigmática porque se habían perdido las reglas de escritura desde la implantación del cristianismo.

Cuando Alejandro Magno murió sin hijos porque ninguno de los muchachos amantes logró darle uno, repartió su imperio entre sus cuatro generales. A Ptolomeo le tocó Egipto. El nuevo faraón se adaptó por completo a las costumbres y religión de su pueblo, pero la nueva dinastía era griega. Terminó con Cleopatra y el dominio de Roma, ya extendida por todo el Mediterráneo.

El monolito de Rosetta era una clave: tenía tres segmentos, uno en la escritura oficial egipcia, otro en la demótica y un tercero… era el gran hallazgo, estaba en simple griego. Era de suponerse que los tres textos dijeran lo mismo. De esa idea, sin pruebas, partió Jean-François Champollion para descifrarla. Otro hallazgo vino en su ayuda, en la isla Philae del Nilo un obelisco en las dos escrituras egipcias mostró dos jeroglíficos envueltos en un cartucho. Nombres de reyes, fue el nuevo supuesto. Así fue, uno decía Cleopatra y el otro Ptolomeo, no el astrónomo de la era cristiana, sino el faraón Ptolomeo V.

La ESA ha comenzado a descifrar la historia de nuestro sistema solar. Y nada mejor que los nombres Rosetta y Philae.

La nave no tardó diez años en llegar en línea recta: como los niños cuando al correr abrazan un poste para girar y “darse vuelo”, así Rosetta se columpió de Marte en febrero de 2007. Los 32 metros de celdas solares dieron energía a sus instrumentos para enviar datos de Marte desde una altura de sólo 250 kilómetros. Luego hizo maniobras similares usando la gravitación terrestre. Cuatro empujones gravitatorios, tres con la Tierra y uno con Marte, más tres años de hibernación, de la que despertó el mes de enero, pusieron la nave en órbita estable en torno al cometa en agosto pasado. Un espectrógrafo construido por la NASA comenzó su trabajo de análisis.

  “Hello World”, saludó la nave al salir del modo hibernación. La misión Rosetta podría arrojar luz sobre la idea, no estrafalaria, de la panspermia: la posibilidad de que la vida haya viajado en cometas de un sistema solar a otro.

Por lo pronto, las tres patas de la sonda Philae no absorbieron el golpe de la caída desde la nave Rosetta. Las patas y dos arpones debían fijar la sonda al núcleo del cometa. De las primeras imágenes se sabe que rebotó una vez y se alejó del sitio previsto. Parece estar en una grieta que no impide la comunicación de datos con la nave madre y su retransmisión a la Tierra. Llegó con batería para trabajar 64 horas, luego deberá usar sus celdas solares. Es posible a pesar de no ser el sitio previsto, sino una ladera inclinada y entre orillas de la grieta.

En el link vemos una ilustración del viaje y, sobre fotografía real del área del cometa en la que descendió Philae, una animación de cómo lo habría visto un espectador en Rosetta. ¿Necesitamos maravillas sobrenaturales?

https://www.youtube.com/watch?v=mggUVLFPkQg

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

Mezquindad

Leyendo diarios, viendo caricaturas y, sobre todo, soportando los anónimos (hasta con nombre completo) comentaristas en redes por Internet, cualquiera diría que el Presidente Peña Nieto le prestó el Palacio Nacional a su hija para que celebrara su fiesta de cumpleaños con sus amiguitos y éstos estacionaran sus autos en el Zócalo: la mezquindad, la baratura de la crítica, la indigencia de pensamiento.

Recuerden, hijos e hijas de puta, que llevan doce años en berrinche infantil y pataleta de niña rica única y maleducada. No han permitido que el Informe anual del Ejecutivo al Legislativo se lea en la Cámara de Diputados. De paso, nos han hecho ver que podemos pasar sin esa liturgia. Pero ni eso justifica que hayan dañado bienes de la nación amontonando curules en las puertas para impedir el paso a dos presidentes, puesto fuego a una puerta, metido caballos a la Cámara. Se han meado en las pilas de muebles convertidos en barricada, han asaltado la tribuna y apestado la Cámara con noches de jolgorio y sueño entre humores de patas y de menstruaciones.

Han degradado hasta la vileza el Poder Legislativo con actos de vandalismo llano amparados en la impunidad con la que han deformado el fuero.

Peña Nieto envió su Informe por escrito y dio su mensaje anual como pudo. El Estado Mayor permitió, por unas horas, que todos los representantes de partidos, de todos los partidos, dejaran sus autos sobre la plancha del Zócalo. Los mismos quejosos por esta nimiedad aplaudieron cuando, por meses, López Obrador ocupó desde el Zócalo hasta Reforma, día y noche, con toldos para unos cuantos. Alejandro Encinas, desde el GDF, los pagó y nada dijo cuando se perforó el concreto de la plaza y las avenidas para cimentar las estructuras metálicas de los toldos.

Los maestros que protestan porque no los dejan vender, rentar y heredar sus plazas, y hasta deberán evaluarse en las materias que deben enseñar, pusieron casas de campaña, hicieron fogatas para fritangas, literalmente se mearon y cagaron en el Zócalo y en el Monumento a la Revolución. Los hoy indignados no callaron, aplaudieron la “lucha”.

El próximo día 15, para el Grito, deberán cerrarse al tránsito Zócalo y calles aledañas. El 16 se volverán a cerrar para el desfile militar. No es menos el mensaje anual del Presidente a la nación. La crítica que debe hacerse va en otro sentido y ya se ha hecho: faltó autocrítica a los niveles inaceptables de impunidad. Cierto. Pero ésta comienza por nuestros impunes legisladores que han hecho del fuero un escudo para delinquir: desde no respetar señales de tránsito hasta fraude y connatos de incendio.

Todas las encuestas señalan que nadie hay más detestado en México, ni siquiera el policía corrupto, que un diputado (o diputada): ejemplifican la prepotencia, la ignorancia y el despilfarro en sus gastos personales. Hacemos la diferencia porque nos consta que el policía vive en la miseria y la diputada se viste en Polanco y come en El Cardenal, les pagamos hasta la manicura y las cirugías que les dejan nariz de pellizco en masa. Una senadora acaba de dar la vuelta al mundo a cargo del erario porque andaba “aprendiendo”. Me urge ir a aprender a Venecia y a Poros.

Pablo Gómez fue mi compañero de celda en Lecumberri y entonces repetía un chiste (Pablo siempre ha sido repetitivo): “El gusto de ser diputado te dura tres años y la vergüenza toda la vida”. Ahora es uno de los legisladores, si bien eterno, de los presentables. Manlio Fabio Beltrones es otro y quizá tengamos una decena entre 628, más suplentes más ayudantes más choferes más guaruras más asesores.

De ahí el éxito de la consulta propuesta por el PRI y que le ganó la mano en popularidad a las del PRD y el PAN: reducir el número de diputados y senadores plurinominales. Quizá el camino sea aumentarlos. El plurinominal llega por la proporción de votos de su partido. Del uninominal, el que viene en boletas electorales, ni su nombre recordamos.

Un Congreso integrado por legisladores elegidos solamente por el porcentaje de votos de su partido es más representativo.

 

www.luisgonzalezdealba.com

http://www.milenio.com/firmas/

También te puede interesar...

Hay moralidad sin Dios

—(…)¡Iván! ¡Por última vez y decididamente!, ¿hay Dios o no lo hay?… ¡Por última vez te lo pregunto!

—Y por última vez te contesto que no lo hay.

La certeza de Iván Karamásov domina entre la duda de su padre y la certeza teísta del joven Alíosha, el menor de los hermanos. Pero luego Iván da un giro:

—Civilización no habría en absoluto si no hubiera [alguien] inventado a Dios.

Padre e hijos toman unas copas de coñac, así que Iván concluye: “Ni coñac tampoco habría…”

Iván Karamásov tiene la certeza, muy religiosa finalmente, de que sin temor de Dios los hombres nos haríamos pedazos. Y lo hemos hecho: las dos guerras mundiales, los 200 mil irakíes y sirios asesinados por la yihad. Pero también es verdad que minuto a minuto las mayorías no matamos ni robamos y, en los aspectos mínimos, también respetamos la luz roja y en ciudades limpias sus habitantes son limpios, no arrojan al suelo la bolsa de papitas vacía.

Entre los libros que cada semana comenta Science, viene en el número del pasado viernes Morality for Humans. Ethical Understanding from the Perspective of Cognitive Science, Mark Johnson, University of Chicago Press, 2014. Johnson “introduce un concepto que llama ‘naturalismo moral’. La conducta moral no es expresión de un plano superior, sea religioso o laico, “son los hábitos cotidianos, prácticas, instituciones y la regulación de los organismos vivos”.

La versión que nos damos de los hechos, la lógica con sus enormes variantes individuales, la empatía que nos nace de vivencias anteriores o, por el contrario, el rechazo que sentimos de inicio, explican nuestras conductas y “no un módulo moral en el cerebro humano”. Los animales no humanos también responden ante, por ejemplo, desiguales repartos de alimentos y hasta por desiguales repartos de caricias a un perro preferido. Tenemos un sentido de la justicia, pero siempre estructurado en procesos cognitivos de los que Johnson excluye la deliberación racional.

Muchos que no hemos matado ni robado podemos seguir a ¿Santa Teresa?, en dos primeros y famosos versos: “No me mueve mi Dios para quererte/ el cielo que me tienes prometido,/ ni me mueve el infierno tan temido…” Aunque tampoco nos mueva ver a un hombre “en la cruz y escarnecido”. Digo, nos mueve como toda injusticia, pero Dios nunca viene en estado puro y sin envoltura: siempre nos lo ofrece, entre prohibiciones y obligaciones, gente que de eso vive. Y saca, no pocas veces, lo peor de nosotros en el nombre de Dios: las Cruzadas emprendidas por los cristianos; la yihad islámica que lleva ya 200 mil civiles asesinados, entre ellos miles de niños, en pocas semanas; los misiles contra escuelas de Israel (a propósito contra escuelas que no son bases militares ni depósitos de armas).

Por eso, contra la opinión de Iván Karamásov: “La gente buena hace cosas buenas, la gente mala hace cosas malas; para que la gente buena haga cosas malas es indispensable la religión”, sostiene Steven Weinberg, uno de los físicos que ha consolidado el Modelo Estándar de la cuántica, Nobel de 1979. Es autor de un bello libro: Los tres primeros minutos del universo, hace tiempo superado por reportes más breves y de mucho más difícil lectura acerca del primer millonésimo de millonésimo de segundo.

Pero la dicotomía necesaria para dar razón a Weinberg parece no existir. Los estudios de Stanley Milgram sobre obediencia a la autoridad, publicados en 1963, demuestran que todos somos capaces de actos de una maldad espantable. Por esas fechas la humanidad seguía en shock por la participación de simples soldados y burócratas en genocidios como el Holocausto en la Alemania nazi, el Gulag estalinista. Y le faltaban a Milgram los millones muertos por la hambruna debida a la aplicación de los preceptos de Mao, el genocidio de Pol Pot en Camboya contra su propio pueblo: unos dos millones de muertos en una población de apenas 7 millones y medio: un muerto de cada cinco camboyanos. La inspiración fue la Revolución Cultural lanzada por Mao en China: El corazón de las tinieblas: “El horror, el horror…”

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

La creación de Dios

La primera referencia a un Dios único no está en la Biblia, ya sea en sus libros en hebreo o en los cristianos en griego; tampoco en el Corán árabe, últimas noticias enviadas por Dios a la Humanidad, sino en los muros y obeliscos de Amarna, la capital de Egipto creada por el faraón Amenofis IV  (1353-1335 a. C.), un adolescente que tomaría el nombre Akenatón para honrar al Dios único, Atón, e imponerlo a todo Egipto.

Más de un  milenio antes de Cristo, Akenatón literalmente echó a los sacerdotes fuera de los templos. Atón, por voz de su profeta, el faraón adolescente, era el único dios y tenía la característica de no poder representarse pues no tenía forma. Era Acto Puro mil años antes de que Aristóteles acuñara la expresión, misma que entusiasmaría, otros mil años después, a Tomás de Aquino: Primer Motor, Motor Inmóvil.

Que el islam toma a su dios de Aristóteles lo señaló Manuel Llanes enFacebook: buena aportación al tratar el asunto palestino y los mártires del islam a quienes no importa poner bombas en torno a sus cuerpos con tal de vencer al Mal.

El cristianismo se llenó de imágenes y, al menos para la segunda persona de la Trinidad, son plenamente humanas: Jesús. En el Imperio Bizantino (Romano de Oriente), hubo guerras contra la admisión de representaciones humanas: los iconoclastas (el que rompe iconos). El judaísmo siguió fiel a la no representación de Dios, pero admitió un alto grado de laicismo. Más aún: es el único monoteísmo que no predica la Verdad ni envía misioneros a salvar pecadores.

Pero el islam, a quien debemos la traducción de Aristóteles y su conocimiento en la Edad Media, unió el Acto Puro aristotélico, no representable, y la prédica cristiana de la única religión verdadera y único pase a la Gloria eterna.

Si vamos a la Metafísica de Aristóteles encontramos que hay un Primer Motor, a su vez inmóvil y no material (libro XII, capítulos 6 a 9). Pero es mil años posterior al dios no representable de Akenatón, quizá coetáneo del autor del Génesis.

Como los ritos exigían una representación, Akenatón admitió que se empleara el disco solar, pero con la restricción de que no era Ra, dios solar, sino el invisible, el innombrable, la Nada en acción de crear y sostener la existencia de la creación, como señala Mortimer Adler en losGreat Ideas Today, Britannica: el cosmos puede, en cada instante, asumir la forma “no existir”, luego debemos proponer “una causa que lo exnihila, lo saca de la nada, y lo preserva de volver a la nada”.

Con Israel y dos primeros libros, el Génesis y el Éxodo, aparece el Dios de las tres religiones monoteístas en Occidente. El origen del dios de Akenatón se pierde en los milenios. “Hondo es el pozo del pasado, o sería mejor decir que es insondable”, comienza Thomas Mann su maravilloso cuarteto de novelas José y sus hermanos. Narran otro intento por arrebatar el poder a los sacerdotes egipcios: implantar el monopolio del trigo porque luego de siete vacas gordas (abundancia de cosechas) vendrían siete vacas flacas (escasez y hambre). Es el sueño del faraón que José interpreta y por lo que llega a primer ministro, encargado de forzar el monopolio del trigo.

El faraón adolescente fue, también, el primero en imponer al arte egipcio el realismo. Antes y después de él los faraones son enormes e imponentes ejemplares humanos. Akenatón se hizo pintar y esculpir en relieves que lo muestran feo: un muchacho flaco, medio jorobado, de barriguita blanda, cara muy larga y ojos demasiado juntos, rasgados, cráneo ovoide y un aspecto general enfermizo.

Los intentos por destruir su memoria, a su prematura y quizá deliberada muerte, dejaron rastros imborrables: muros en donde los bajo-relieves, con los que los egipcios escribían su historia para la eternidad, están destruidos a cincel y martillo; no el texto completo, sino los cartuchos que, sabemos desde Champollion y la piedra de Rosetta, con su marco indican que el nombre es de un personaje importante. Todavía ponemos un óvalo al leer un libro y querer destacar un dato. Lo mismo hacían los egipcios, pero en granito.

LUIS GONZÁLEZ DE ALBA

www.luisgonzalezdealba.com

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...

Reformemos los mexicanismos

¿ Por qué ponemos una H intermedia a una palabra derivada de un idioma donde no existió un alfabeto fonético con una letra inútil como la afónica hache? Cuauhtémoc la tiene.. Y sería igual Cuhautémoc, Cuahutémoc. Escribamos lo que decimos: Cuautémoc. ¿Para qué la hache? Historia la tiene porque así nos llegó del latín, donde alguna vez tuvo un sonido aspirado leve. El náhuatl mismo, ¿para qué tiene ese H? Decimos náuadl. Y, por cierto, a los pocos hablantes de esa lengua en Jalisco les da mucha risa cuando los políticamente correctos evangelizadores le dicen XóchiTTTL, como trabalenguas, a una sencilla Sóchil. ¿Y de qué se ríen? De que ellos no la dicen, esas mujeres se llaman Sóchil.

Escribimos Moctezuma con una Z que los mexicanos no pronunciamos y un sonido que el náhuatl (o náual) no tuvo, que es el madrileño parazapato. ¿Motivo? Ninguno. Decimos Moctesuma. Y no tenemos certeza de cómo lo decía él. Aunque Bernal Díaz del Castillo, que lo conoció y oyó decir su nombre, lo llama Montezuma en su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, Editorial Pedro Robredo, 1939, cien ejemplares numerados del 1 al 100 (¡una joya!, pero no le encuentro el número).

La X del español en el siglo XVI fue “letra comodín” cuando los frailes quisieron escribir los diversos idiomas indígenas que tenían sonidos no existentes en castellano, como la sh, o donde aún dudaba el castellano, como en Xavier o Javier. Ningún idioma americano creó un alfabeto fonético y por eso no podemos hacer lo que llamamos transliteración: poner una letra por su equivalente latino. Un ejemplo lo ofrece la duda en paidófilo y pedófilo. En griego moderno las letras alfa+iota, en la misma sílaba, suenan E, como en francés la E de aimer (suena emé: amar, querer o gustar), ainé (ené: primogénito, mayor), air (er: aire). Si transliteramos παιδί, letra a letra, queda paidí. Pero si oímos la palabra pronunciada es pedí (por la alfa+iota=e).

Tenemos una palabra: paidología y una editorial seria Paidós, que se decidieron por el término según se escribe y así dejaron pedología para el estudio de olores.

El inglés no tiene problema en irse por el sonido: pedophile, porque pedoes flatulence (flatulencia), derivada del latín (flatus= soplo, viento, brisa y orgullo). Hay una palabra más común y vulgar, pero no la recuerdo y mis diccionarios, de inglés y de latín, son tan putos que no la ponen.

La letra X tiene en México tres sonidos muy distintos y no hay forma de saber cuándo es uno o es otro: el de J como en México=Méjico, Oaxaca=Oajaca y otros regionalismos; puede sonar sh como en Xola (avenida del DF) que se pronuncia Shola, y simple S como en Xochimilco= Sochimilco.

Los italianos tomaron la sensata medida, hace más de 500 años, de eliminar la H y escribir Istoria, Umberto, etc. Luego, si ya no tenía uso como letra muda, le dieron empleo diacrítico en el verbo haber: ho= tengo, he. Y con gh evitaron el problema de nuestra U muda en guerra, guitarra, con el problema adicional de usar diéresis cuando deseamos que la U se pronuncie: güero, agüita y otros. Pero es demasiado tarde y, además, sería una reforma que comprometiera a los casi 500 millones de hispanohablantes.      

Gandaya, gandaya, gandaya

Gandalla es palabra catalana y significa red para el pelo. En castellano no existe, aunque lo esté usando el diario Reforma. Es un puto uso inexistente al que un puto diario nacional no debería darle puta validez. Digo, ya quedamos en que así hablamos los mexicanos y son nuestros putos usos y costumbres, ¿o no?

En español, según el DRAE, sólo existe “gandaya (1) de vida libre y vagabunda// ir por la gandaya: buscarse la vida”. Muy cercano de nuestro matiz de abusivo y bravucón. En la segunda acepción, gandaya (2): “redecilla para el pelo”, avisa que viene del catalán gandalla. El catalán sí posee el sonido diferenciado de la doble L respecto de la Y (y pone l•l para ele larga), como existe en portugués, expresado con lh, y en italiano con gli. Algunas regiones donde colindan Argentina, Bolivia y Paraguay también hacen la diferencia, no en Buenos Aires, Chile, Perú ni América Central o el Caribe.

www.luisgonzalezdealba.com

http://www.milenio.com/firmas

También te puede interesar...