Cadaver distinguido

1261164781732leyvadn

A los muertos se les cubre con sábanas. Si son héroes, con banderas que expresan su valor. Si son capos…

La foto del cadáver de Arturo Beltrán Leyva que recorrió el mundo en las agencias informativas parece inaugurar una mitología de la sucia muerte; la manera como fue mostrado, en un auténtico perfomance funerario, es todo un relato sobre la conducta sucia y sus consecuencias.

La foto impresiona. Si la capacidad de asombro nacional había disminuido ante la profusión de cadáveres ensangrentados, éste no permite pasar de largo. El cuerpo semidesnudo está tirado sobre una sábana: fue movido del lugar donde cayó. Tiene la mano torcida en ángulo recto, señal de que la orden no fue “colóquenlo”, sino “échenlo ahí”.

Alguien dedicó un buen rato a cubrir el cadáver. Asusta pensarlo. ¿Por qué tanto cuidado en preparar esta imagen? Quien lo haya hecho ignoró por completo la cabeza y los pies y se enfocó claramente alrededor de los genitales, desde las piernas hasta el pecho: que tenía muchos huevos, eso no se lo escatima. Alguna grandeza le reconoce.

Lo taparon con lo que traía consigo. Había símbolos religiosos, pero sobre todo quedó un elocuente tapiz de billetes clasificados con orden. Claro que ninguno de veinte ni de cincuenta.

En hilera desde las rodillas hasta el pecho se muestra una y otra vez al general Zaragoza, defensor de la integridad de la Nación: es la zona de los billetes de quinientos pesos, ensangrentados, pegados sin arrugas ni dobleces a la piel. El estómago muestra billetes de mil pesos y uno que otro perdido de cien dólares. Porque la zona de los dólares está a un lado, sobre la sábana y el brazo derecho del cuerpo. Ahí no hay duda: es el territorio de Franklin. En hileras bien formadas como highways aparecen los benjamines todos hacia arriba, también teñidos de rojo oscuro.

Dinero sucio, cuerpo ensangrentado y muerte se exhiben juntos para humillar, para convertir esta muerte en un castigo ejemplar. Como una cabeza que apareciera colgada, es una imagen que habla de lo que se va ganando y lo que otros van a perder. No es raro que los cárteles hagan uso de este tipo de presentaciones amenazantes, pero esta vez no fue ninguno de ellos. Son las fuerzas del Estado que adoptaron el lenguaje primario del narco. Da lo mismo quién lo haya preparado, el hecho es que fue permitido. A los capos se les cubre con su dinero sucio. “Ahí tienes tus billetes”, parece decir la foto. Es el lenguaje de la guerra.

Luis Petersen/mileniodiario

Como whisky en un “speakeasy”

4evg94x1x4a2xrl0c749c113915efc7_jose-tomas

NO SÓLO las figuras pueden levantar un ambiente taurino mortecino. También las prohibiciones: se existe con más pasión contra un impedimento oficial, contra una corriente de opinión castigadora. Igual que las tetas de Perpiñán se volvían más eróticas por su carácter clandestino, igual que el whisky de speakeasy sabía mejor que el legal, igual que la oración de catacumba era más honda que la de catedral, una corrida de toros en Cataluña, mientras las haya, tendrá algo de la que carecerá otra en Sevilla: cierto aroma a resistencia.

José Tomás toreaba en Barcelona como si a él y su cuadrilla los hubiera transportado el puente aéreo al otro lado del telón de acero para alterar apenas el aforismo berlinés de Kennedy: «Ich bin ein taurino». Era una misión evangelizadora, como si el torero quisiera aliviar la soledad de la Masada no nacionalista, que dio las últimas grandes tardes de aquella plaza. No importaba siquiera que las orejas fueran más o menos baratas, que nadie quisiera arruinar el triunfo ya previsto. Ahí se iba a otra cosa, en la que importaba más la agitación cultural que la valoración técnica propia de una tarde de toros rutinaria.

Lo que siempre intentó José Tomás, ha terminado de lograrlo la reacción a la prohibición. Lo de menos es la reflexión política, pues no es novedosa y acontece en la plaza de toros como antes en el lenguaje. Tampoco importa la constatación de que prevalece un complejo heredado de la leyenda negra fabricada contra la hegemonía española por la Apología de Guillermo de Orange. Aún se cree que un concepto superficial de la Ilustración es el antídoto contra España, oscura y bárbara por definición, resumida toda su barbarie y su oscuridad en el matador de toros, quien carga aún sin merecerlo con revanchas históricas que le quieren hacer pagar por todo, desde Breda a la Inquisición. Pero no. Lo realmente notable es que la prohibición ha obligado al mundo taurino a volver a contemplarse desde todas sus grandezas culturales, en la voz y los versos de quienes cantaron la tauromaquia. Y así, de alguna forma, ha vuelto a descubrirse más allá de todas sus decadencias cotidianas, empezando por la del toro, y además con una enérgica aureola de causa que le concede un brillo que no tenía. Quién nos habría dicho que acabaríamos yendo a la plaza a defender la libertad, igual que Cataluña presume de haberlo hecho, en el Camp Nou, durante el franquismo.

En sus memorias de ultratumba, Chateaubriand se declara fascinado por el regreso apasionado de la que fue religión oficial, el cristianismo, como respuesta a los crímenes de la Revolución y a todas las aboliciones espirituales. Un imprevisto catalizador de disidencias. Como los toros en Cataluña.

David Gistau/elmundo.es

El Roto

elrotobrrruu

Niebla

Caminante_sobre_el_mar_de_niebla_1817

Cuando en 1958 viví en Granada un año estudiando Derecho, el nombre de García Lorca estaba sometido a un silencio muy sólido en su propia ciudad. Supe que alrededor del poeta había un misterio porque en mis correrías de estudiante por los colmados de la Alcaicería a veces me encontraba con un tipo bien vestido y generalmente ebrio, que en los momentos de mucho vino rompía a sollozar y a pedir perdón en voz alta a un tal Federico. A ese hombre sus conocidos le llamaban Pepeniqui. Era el mayor de los hermanos Rosales, jefe de Falange durante la guerra, en cuya casa fue acogido Lorca. A partir de este hecho comencé a interesarme por algunos pormenores de la muerte del poeta. En compañía de un compañero de clase, que también lo ignoraba todo sobre el caso, hice una excursión hasta Viznar. Al llegar a la plaza del pueblo había una pareja de la Guardia Civil, que sin decirnos nada no dejó de vigilar nuestros movimientos hasta que abandonamos aquel paraje. Mucho después, a finales de los años sesenta, cuando el nombre y la muerte de García Lorca ya eran un clamor en toda España, en otro viaje a Granada un librero amigo me llevó de nuevo al lugar del crimen. Detuvo el coche cerca de una plantación de pimpollos y de una urbanización de chalés en las afueras de Alfacar. Con la convicción de saber muy bien lo que decía, no sin congoja, señalando un movimiento de tierras, afirmó que el franquismo estaba tapando con cemento y con repoblación forestal todos los vestigios de los fusilamientos que hubo en ese lugar, donde había miles de enterrados. El invierno pasado quise visitar el monolito y el famoso olivo que indicaba la fosa del poeta, un punto crucial, ya consagrado, de peregrinación, pero una niebla muy espesa que cubría ese día toda la falda de sierra Nevada me impidió orientarme. Presiento que esa niebla perdurará durante un tiempo indefinido sobre el paradero de los restos de nuestro poeta nacional, sacrificado por la barbarie. Sin ánimo de atribuirme virtudes de investigador, pienso que es una ingenuidad muy grande no sospechar que el franquismo hizo todo lo necesario para evitar que el cuerpo de García Lorca fuera un día rescatado, dejándolo a un metro bajo tierra a merced de cualquiera que pudiera levantarlo como una bandera.

Poesia erotica

eros2

Placer Puro

El aire evocaba tu olor corporal
una ráfaga, entro dentro de mi.

Un pensamiento fugaz en mi mente.
Recuerdo tus finas siluetas apagadas…

La Blanca piel empapada, tu cuerpo sudoroso
después del acto.

Placer inundando los océanos azules,
olas de orgasmos simples.

Viaje al mundo infinito, la quimera del placer.
Barco de sensaciones efímeras…

placer puro.

Chiste

muggsy-riendo

Un “niño” de 35 años le dice a su madre:

– Madre, he tenido un sueño horroroso. Se trataba de que estaba toda la casa llena de sal y en la siguiente imagen salías tú dándome de mamar a mí. No es que esté preocupado, pero me parece un sueño muy extraño.

– Hijo, dice la madre, de los sueños no tienes que preocuparte. Basta con saber interpretarlos y quedarte con el mensaje.

– Y, en este caso, ¿cuál sería el mensaje, madre?

– Muy sencillo, hijo mío. ¡SAL DE CASA, MAMONAZO!

Cadiz

Religion: El opio del pueblo

rosario

El cardenal mexicano Javier Lozano Barragán (de los apellidos de Cotija, donde nació el perverso Padre Maciel) se ha caracterizado por su firme defensa de la tradición y la ortodoxia católicas. Se ha opuesto al aborto, a la homosexualidad, a la eutanasia, al condón, a la inseminación artificial y a las células embrionarias para fines de investigación, calificándolas como una “cultura de muerte” (noviembre, 2009) (v. www.yunqueland.com).

Ha declarado sobre la píldora abortiva: “Una pastilla que tiene efectos abortivos, y como tal, el aborto es un asesinato. La supresión de una vida humana es un crimen, un delito y merece un castigo” (v. op. cit).

La organización italiana Arcigay fundada en 1985 y principal defensora de los derechos de las personas homosexuales, respondió críticamente a Lozano Barragán el 30 de noviembre pasado: “… (la jerarquía católica) vuelve a golpear la dignidad de los gays, lesbianas y transexuales, mientras en toda Italia se extiende la violencia contra estos colectivos y se ponen en marcha campañas mediáticas contra la dignidad de estas personas” (v. op. cit).

Sobre el sida: es una “patología del espíritu” y una consecuencia de la “inmunodeficiencia moral” (v. op. cit).

Sobre el condón: El cardenal italiano, Carlo María Martín, afirmó que el condón podría ser considerado un “mal menor” en algunas situaciones para combatir el sida. Poco después fue obligado a rectificar por Lozano Barragán (abril, 2006) (v. op. cit).

En el libro que escribió el padre Raúl Lugo de Mérida, Yucatán (cuya historia ha sido ocultada a los medios de comunicación por el arzobispo de esa Arquidiócesis) puede leerse la existencia de la sexualidad que justifica los complejos que vive la humanidad: —la sexualidad heterogénea y el amor limitado de hombres con hombres, de mujeres con mujeres, la prostitución, las abiertas manifestaciones de los gays— (v. Iglesia católica y homosexualidad, Ed. Nueva Etiopía, España 2006, Cap. 10: “La revolución sexual que la Iglesia necesita”).

El pasado 12 de diciembre, nuestra Basílica de Guadalupe de México fue escenario en honor de María madre nuestra, de los cantos que hacen con toda libertad estos grupos que no reconocen las iglesias de todo el mundo.

Hay que recordar las palabras de Federico Nietszche (1844-1900), el filósofo más crítico y terrible de la moral y de las religiones de todos los tiempos: La religión es el opio del pueblo.

La humanidad se acerca ya pronto a su fin, y una nueva era terciaria nos habrá dejado en el tiempo aquel de los mastodontes. Las morales de los credos religiosos se lo habrán tragado todo.

Jorge Eugenio Ortiz/eluniversal.com

En el origen, el mezcal

mezcal-200811-ss

Nació la Logia el 16 de diciembre de 2005 para saborear, conocer y promover exclusivamente Mezcales Tradicionales, los Mezcales de verdad. Recordar todos los que han sido saboreados en 4 años, y a los compañeros Mezcólatras con quienes recorrimos este camino, conduce inexorablemente a la nostalgia. Y cómo no ha de ser así cuando vienen a la memoria Mezcales extraordinarios cuyos influjos nos trasportaron, por ejemplo, al frescor de los antiguos sabinos del río de Yogana, en Ejutla, Oaxaca; a las frías y soberbias faldas del Nevado de Colima en Zapotitlán, Jalisco; o a las áridas y asoleadas tierras de la Mixteca Poblana.

Como buen aniversario cuenta con numeralia. Miembros de la Logia: 1500. Mezcales saboreados: 253. Riqueza alcohólica del Mezcal más fuerte, 75.2% ALC.VOL.; del más suave, 45% ALC. VOL. Fecha del Mezcal con la destilación más distante, 1997; la menos distante, noviembre 2009. Asistencia mayor a una Logia, 95 personas; menor, 1. Total de tipos de Maguey saboreados en 253 Mezcales: 54. Maridaje más sorprendente: mermelada de membrillo a cucharadas con Mezcal de Jalisco. Mayor variedad de Magueyes empleados en un Mezcal, 6. Número de litros del Mezcal con mayor producción: 3000; con la menor, 20. Establecimientos donde sesiona la Logia: 23. Cursos impartidos: 9.

Saborear esta riqueza mezcalera fue triple privilegio: primero, por haber sido seducidos por ese abanico sensorial milagroso; segundo, por vislumbrar —aunque sea una pizca— el complejo conocimiento acumulado por las poblaciones mezcaleras durante siglos y, tercero, por compartir esta experiencia con tantas personas extraordinarias. Pese a esto, a los Mezcólatras nos queda claro que no conocemos ni el 1% de la riqueza Mezcalera de México y que lo mejor estamos aún por saborearlo. Mucho hay por hacer, conocer y bebe y, como decimos en la Logia, sólo conociendo y respetando los Mezcales Tradicionales podremos reapropiárnoslos y así contribuir a su preservación.

Tio Corne/mileniodiario

Sobre y bajo Arco

Williams Robert
Williams Robert

NINGUN arte está hoy en su cima. El mañana es quien deberá probarlo. Pero el de la plástica, tan misterioso, es el de los peor situados… Ignoro si algún pintor o escultor tiene el don de las alturas, y no me atrevo a afirmarlo ni a negarlo, aunque tenga mis personales fruiciones. Pero me quedo sobrecogido ante la obra de jóvenes, circunspectos y ensimismados, pletóricos de un insuperable aburrimiento. Y de aquellos otros, violentos, que quieren sorprendernos a cualquier precio para convencerse de que están vivos. El don es tan difícil de ocultar como de ser imitado. La originalidad en el arte no quiere decir nada si no se apoya en la verdad, en la vida, en la sinceridad consigo mismo y en la generosidad, tan recibida como dada: en mi Fundación tengo la prueba. La originalidad, cuando es perseguida, huele a rancio. El creador es siempre designado por un índice que no es el suyo. La vida sin lógica no suele llegar lejos; la lógica sin el talento innato no llega a ningún sitio. En ello estamos. Más delicado es no poner ejemplos. Pero la exaltación del barro no nos invade.

Antonio Gala