Los problemas de un mundo tecnológico donde todo es fácil

Los problemas de un mundo tecnológico donde todo es fácil

CreditCorey Brickley

Read in English

Hace siete años, un Mark Zuckerberg más joven y desenfadado subió al escenario en la conferencia anual de desarrolladores de Facebook y anunció un gran cambio en el diseño de la red social.

Hasta ese momento, las aplicaciones conectadas a Facebook les preguntaban de manera constante a los usuarios si querían publicar su actividad más reciente en su sección de noticias en la red social. Esos mensajes —de aplicaciones como Spotify, Netflix y The Washington Post— eran molestos, dijo Zuckerberg, así que la empresa había creado una nueva categoría de aplicaciones que podrían publicar directamente en las secciones de noticias de los usuarios, sin pedirles permiso cada vez.

“De ahora en adelante, será una experiencia sin fricción”, dijo Zuckerberg.

De todas las frases populares en el sector tecnológico, quizá ninguna se ha usado con tanta convicción filosófica como “sin fricción”. En la última década, más o menos, eliminar la “fricción” —el nombre que se le da a cualquier cualidad que haga al producto más difícil de usar o que tome más tiempo— se ha convertido en una obsesión en la industria de la tecnología, y muchas de las empresas más grandes del mundo la han adoptado como ley.

Airbnb, Uber y cientos de empresas emergentes más han generado miles de millones de dólares al reducir el esfuerzo necesario para rentar habitaciones, pedir taxis y completar otras tareas irritantes.

Cuando una empresa fracasa, a menudo se ve a la fricción excesiva como el motivo: “Si haces que el consumidor realice cualquier cantidad de esfuerzo adicional, sin importar en qué industria trabajes, te conviertes en blanco de la irrupción”, escribió Aaron Levie, director ejecutivo de la empresa de almacenamiento en la nube Box, en 2012.

No tiene nada de malo facilitar las cosas, en la mayoría de los casos, y la historia de la tecnología está llena de ejemplos de avances asombrosos que se dieron gracias a la reducción de la complejidad. Sospecho que ni siquiera los luditas acérrimos quieren regresar a la época de los carruajes halados por caballos y los radios de manivela.

Sin embargo, vale la pena preguntar si algunos de nuestros desafíos tecnológicos más grandes podrían resolverse si las cosas fueran ligeramente menos sencillas.

Después de todo, el diseño sin fricciones de las plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter, que vuelve excesivamente fácil transmitir mensajes a audiencias enormes, ha sido la fuente de innumerables problemas, entre ellos las campañas de influencia desde otros países, la desinformación viral y la violencia étnica. La función sin fricción más famosa de YouTube —la reproducción automática de otro video en cuanto se acaba el anterior— ha creado un efecto de agujero negro que a menudo lleva a los espectadores por una espiral de contenido cada vez más extremo.

“La falta de fricción del internet está muy bien, pero ahora nuestra devoción a minimizarla es quizá el eslabón más débil de la red en cuanto a la seguridad”, escribió en noviembre Justin Kosslyn, gerente de producto en Jigsaw, una rama de Alphabet que se dedica a la seguridad digital, en un ensayo para el sitio de tecnología Motherboard.

He hablado con más de una decena de diseñadores, gerentes de producto y ejecutivos tecnológicos acerca de los principios del diseño sin fricción en las últimas semanas. Muchos dijeron que hacer que los productos sean más fáciles de usar daba buenos resultados, pero que sí había casos en que la fricción pudo haber sido útil para prevenir daños y para facilitar que los usuarios tuvieran conductas más sanas.

Bobby Goodlatte, exdiseñador de Facebook que ahora es inversionista para empresas emergentes, me dijo que la cultura de optimización del sector tecnológico “presupone que la reducción de la fricción es virtuosa por sí misma”.

“Hace que nos preguntemos si ‘podemos’ en lugar de preguntarnos si ‘debemos’”, comentó.

Varias personas elogiaron el movimiento de Time Well Spent, que es encabezado por Tristan Harris, quien fuera especialista en ética de diseño para Google y cofundador del Center for Humane Technology. Entre otras cosas, el grupo ha ejercido presión de manera exitosa sobre empresas como Facebook y Apple para que tomen medidas con el fin de frenar la adicción a la tecnología al incluir funciones que animen a los usuarios a limitar el tiempo que pasan frente a las pantallas.

Algunos se lamentaron de que, en la carrera de la industria tecnológica hacia la conveniencia, se había perdido algo importante.

“Queríamos aumentar la interacción y, por lo tanto, hicimos que las cosas tuvieran tan poca fricción como fuera posible”, dijo Jenna Bilotta, gerente de diseño que ha trabajado en Google. “Creamos todo un mundo de aplicaciones en las que el usuario tenía que hacer lo mínimo y eso está afectando la salud mental de la gente”.

A menudo, invocar el concepto de la fricción es una manera útil de ocultar un objetivo más grande y menos loable. Para Facebook, la “experiencia sin fricción” para compartir contenido era una manera poco velada de referirse al verdadero objetivo de la compañía: hacer que los usuarios publiquen más a menudo y aumentar la cantidad de datos disponibles para anuncios dirigidos a personas específicas. Para YouTube, los videos que se reproducen en automático han aumentado drásticamente el tiempo que los usuarios pasan viendo videos, por lo que también se extendió la rentabilidad de la plataforma. Para Amazon, herramientas como los pedidos con un solo clic han creado toda una maquinaria para el comercio y el consumo.

Hay señales de que algunas empresas tecnológicas están comenzando a valorar los beneficios de la fricción. WhatsApp limitó la función de reenviar mensajes en India después de que varias cadenas virales con desinformación provocaron disturbios. Además, YouTube hizo más estrictas sus reglas respecto a cómo los canales obtienen ganancias publicitarias para que sea más difícil que quienes envíen mensajes indeseados, o spammers, así como extremistas abusen de la plataforma.

Más cambios como estos serían bienvenidos, incluso si disminuyen la interacción en un corto plazo.

Hay muchas posibilidades: ¿qué pasaría si Facebook dificultara más la transmisión de desinformación viral con “topes” algorítmicos para que una publicación controvertida tarde más en ser divulgada hasta que los verificadores la evaluaran? ¿O si YouTube les diera a los usuarios la opción de elegir entre dos videos cuando su video terminara, en vez de autorreproducir la siguiente recomendación? ¿O si Twitter desalentara los mensajes masivos de agresiones y acoso al dificultar que quienes no han seguido a una cuenta durante cierto número de días pueda responder a los tuits de ese usuario?

Quizá incluso haya un argumento comercial a favor de la complejidad.

Consideremos lo que pasó con Tulerie, una empresa emergente neoyorquina que crea una plataforma que les permite a las mujeres compartir ropa de diseñador. Merri Smith, cofundadora de Tulerie, me contó una historia fascinante de los primeros días de la empresa. Al comienzo, dijo Smith, la compañía invitaba a mujeres a que se unieran a la plataforma después de contestar una encuesta breve de Google, que enviaba por correo a cientos de posibles miembros.

“Queríamos evitar la fricción en la medida de lo posible, aunque a la vez debíamos examinar a los solicitantes”, comentó.

No obstante, solo una persona contestó la encuesta. Así que Smith y su cofundadora decidieron probar un enfoque más complicado: cualquiera que quisiera unirse primero debía realizar una breve videollamada con un empleado de la empresa.

Según la lógica, la nueva estrategia debió haber fallado, pero fue un gran éxito. Los posibles miembros inundaron la lista de invitados y ocuparon todas las semanas de entrevistas programadas de manera anticipada. Al crear una inscripción más compleja, Tulerie envió la señal de que su servicio era especial y de que valía la pena el esfuerzo.

“Se basa en los valores”, dijo Smith. “La gente percibe que es más difícil entrar y quieren ser parte de la plataforma”.

Hay razones prácticas y filosóficas para preguntarse si ciertas tecnologías deben optimizarse para ser un poco menos “convenientes”. No confiaríamos en un médico que diera prioridad a la velocidad por encima de la seguridad, ¿por qué confiaríamos en una aplicación que lo hace?

La increíble técnica de construción que Da Vinci esbozó en su misterioso «Codex Atlanticus»

El genio dejó esbozada la idea, que luego ha sido rescatada por el matemático y artista Rinus Roelofs para su obra

Imagen del Codix Atlanticus
Imagen del Codix Atlanticus – Archivo Leonardo Digitale

Mediante diferentes algoritmos pueden generarse estructuras de diferentes formas, y no sólo de tipo eminentemente geométrico, sino también artístico. Quizá en este sentido nos vengan a la mente artistas como Leonardo da Vinci, Alberto Durero, Piero della Francesca, Luca Pacioli y tantos otros que aplicaron ideas matemáticas a la perspectiva y a otros objetos relacionados con el arte. O pintores como Piet Mondrián, Vasili Kandinski, o el mismísimo Salvador Dalí, que aplicaron resultados matemáticos y físicos a sus creaciones. Aunque probablemente sea el holandés Maurits Cornelius Escher, con sus teselados -construcciones imposibles y retorcidas perspectivas-, el que más asociado tengamos a las matemáticas.

Otro ejemplo es el matemático y escultor Rinus Roelofs, compatriota de Escher, quien ha visitado nuestro país hace poco. Nacido en 1954, Roelofs se graduó en matemática aplicada en la Universidad de Twente, en la ciudad de Enschede, Países Bajos. Posteriormente se licenció en la Academia AKI ArtEZ en Arte y Diseño, en la especialidad de escultura, tarea a la que se dedica, compaginándola en la actualidad con la de docente. Su admiración por las matemáticas le ha llevado a la creación de vistosas estructuras utilizando los más diversos materiales.

Uno de los diseños de Roefols que más difusión ha tenido ha sido el Enrejado de Leonardo, un procedimiento para construir cúpulas a partir de un modelo estándar de listones rectos. De hecho, el levantamiento de estructuras tridimensionales a partir de módulos planos es una de las técnicas más empleadas por este escultor. Utilizando listones con cuatro ranuras (imagen inferior), con dos ranuras en los extremos -que llamaremos exteriores-, y otras dos al otro lado de la barra -que denominaremos interiores-, aplicó la sencilla regla de unir cada ranura externa de las varillas a una interior libre de una varilla diferente. Procediendo de este modo, todas las ranuras acaban siendo utilizadas excepto aquellas cercanas al borde.

Listón utilizado como base en los diseñor de Roefols
Listón utilizado como base en los diseñor de Roefols

Al ir alternándose las varillas van adquiriendo estructura tridimensional, construcción que no necesita de tornillos, puntas, pegamento ni otro modo de unión, dado que el ensamblaje de las ranuras se ajusta perfectamente, y el propio peso de las piezas es suficiente para garantizar su estabilidad.

Patrones que se pueden conseguir gracias a la técnica de Roefols
Patrones que se pueden conseguir gracias a la técnica de Roefols

Una idea que ya había planteado Da Vinci

A Roefols le resultaba extraño que a nadie se le hubiera ocurrido esta forma de proceder, dada su simplicidad. Hasta que un día localizó unos dibujos en unas páginas del Codex Atlanticus de Leonardo da Vinci.

Codex Atlanticus
Codex Atlanticus – Archivo Leonardo digitale

Esta estructura es la base de uno de los talleres didácticospropuestos en el Museu de Matemàtiques de Cataluña (MMACA), en los que entre varias personas se levantan cúpulas de 4 a 5 metros de diámetro y aproximadamente 1 metro de altura. En la actualidad este recurso didáctico se comercializa con el nombre deLeonardome.

La increíble técnica de construción que Da Vinci esbozó en su misterioso «Codex Atlanticus»

Si en lugar de varillas rectas utilizamos varillas curvadas, en lugar de cúpulas podemos obtener esferas, cilindros, hélices, etc., que no sólo sirven como objetos ornamentales o artísticos, sino que en algún caso han dado origen a estructuras útiles en ingeniería.

La visita de Roefols

Roefols durante la conferencia «El arte y las matemáticas»
Roefols durante la conferencia «El arte y las matemáticas»

El pasado 29 de octubre, Roefols impartió la conferencia «El arte y las matemáticas» en el marco de la III edición de la Conferencia MATRIX (acrónimo de Mathematics Awareness, Training, Resource & Information eXchange, un encuentro internacional bianual, dirigido a museos y divulgadores de las matemáticas, promovido por el Museo Nacional de Matemáticas de Nueva York, y cuyo último anfitrión fue el MMACA).

El artista holandés describió con detalle en su charla este procedimiento de la «elevación», descrito por Luca Pacioli y Leonardo da Vinci en su tratado «La Divina Proportione» aplicándolo sobre los poliedros. Pacioli describe el proceso colocando pirámides construidas con triángulos equiláteros en cada una de las caras de los diferentes poliedros (los cinco regulares: tetraedro, cubo, octaedro, icosaedro, dodecaedro; aunque también podemos partir de los arquimedianos, los irregulares, o cualquier otro). El resultado es un objeto similar a un poliedro estrellado como el dibujado por Escher en la litografía «Gravedad».

Litografía «Gravedad»
Litografía «Gravedad» – Escher

Así podemos generar objetos muy diversos. Roefols no sólo utiliza el papel, la madera u otros materiales reales, sino que las simulaciones previas mediante programas informáticos son parte de su método de trabajo. Aunque la clave, como en todo, está en la imaginación, la experimentación y el conocimiento matemático teórico. En sus propias palabras: «Las estructuras matemáticas se pueden encontrar a nuestro alrededor. Podemos verlas en todas partes de nuestra vida diaria. El uso de estas estructuras como decoración visual es tan común que ni siquiera las apreciamos como matemáticas. Pero estudiando las propiedades de estas estructuras y, especialmente, la relación entre ellas, se pueden plantear preguntas que pueden ser el inicio de interesantes exploraciones artísticas, y por supuesto, matemáticas».

«Momento dulce» de las matemáticas

Es innegable que estamos atravesando por un momento dulce respecto al interés de los ciudadanos por las matemáticas, no sólo en España sino a nivel mundial. La multiplicación de libros, películas, artículos, entrevistas con matemáticos, programas en radio y televisión, páginas web, grupos de divulgación, exposiciones, salas temáticas en museos, talleres, actividades lúdicas, congresos…, es un hecho. Pero lo realmente relevante no es que estén de moda, sino que se está tomando conciencia de su utilidad real a nivel social, del ciudadano de a pie.

Paradójicamente, asistimos a una necesidad de profesores de matemáticas. ¿La razón? Seguramente no exista una única, pero hay una muy importante, tal y como se debatió también en alguno de los dieciséis grupos de conversación de MATRIX: el mundo empresarial ofrece muy buenas ofertas de trabajo a los matemáticos, y la enseñanza ya no es su principal salida profesional. La necesitad de encontrar nuevos algoritmos, de enfrentarse a problemas complejos, de organizar redes comerciales o comunicativas, de lidiar con el Big Data y de generar nuevas tecnologías -por citar sólo algunos ejemplos-, se traduce en captar matemáticos que lo puedan hacer o dar el rumbo necesario a las investigaciones de equipos multidisciplinares. Tenemos mucho (y buen) trabajo hecho. Tenemos más (y mejor) por hacer.

https://www.abc.es/ciencia

David Suárez: el humor desde la certeza de que todos vamos a morir

David Suárez: el humor desde la certeza de que todos vamos a morirSe sabe que una propuesta dinamita lo convencional porque despierta estupefacción, entusiasmo (o ira) y muchas dudas: el espectador no sabe cómo posicionarse. Eso ocurre con el humor de David Suárez. Te ríes y te miras de reojo a ti mismo.

Colaborador de Yu, el programa de Dani Mateo en Los 40; creador de Vincent Finch (el personaje que nos enseñó que reírse de los hípsters era una emergencia nacional); autor del libro Agonía infinita; excolaborador de Late Motiv despedido en directo por Buenafuente; fabricante de metralla humorística en Twitter e Instagram… Este tipo sobrepasó los límites del humor y se hizo un chaletazo al otro lado de la frontera.

La comedia siempre muta. Cada vez se juega más con el pacto con el público y se le sitúa en un estado de excepción donde la verdad y la ficción son indistinguibles. «La comedia, como cualquier género de ficción, funciona mucho mejor cuanto menos repares el engaño», reflexiona David Suárez.

David Suárez

En su serie Famosos y una vieja, una señora despotrica en la cara de los entrevistados, lo hace a degüello, con crueldad, pero emite críticas que mucha gente ha pronunciado en la intimidad. La escena contiene una dosis mínima de caricatura. Aunque sepamos que está guionizado, parece una salvajada. Quizá lo sea. A saber.  

¿No sospechan muchos de los famosos que el marco cómico es una excusa para cumplir el sueño calenturiento de ponerlos verdes? «Algunos se lo tomaron mal y abandonaron la grabación. Otros amenazaron con denunciar a Atresmedia si se publicaba su entrevista. Pero la mayoría agradecen poder salirse de la tónica de famoso florero y poder reírse un poco de sí mismos».

David Suárez

David Suárez

A Suárez le pone el humor negro: «Está estrictamente ligado al sexo porque hay algo innegablemente excitante y liberador en decir lo que se supone que no debes decir». Considera que el sexo y la comedia son los principales enemigos de la moral porque enseñan al ser humano sin maquillajes, y eso no suele gustar: «Hacer humor negro es como follar en público».

Sabe que hay terrenos pantanosos: las autonomías, la pederastia, el feminismo, determinadas enfermedades o los crímenes mediáticos. «La gente piensa que cuando hago chistes sobre estas cosas estoy disfrutando del sufrimiento de las víctimas. Pero no son chistes sobre la persona, sino sobre el propio tabú».

David Suárez

David Suárez

Suárez lo ve, además, como un método de supervivencia: «Lograr sacar disfrute de la tragedia». No de la tragedia concreta, sino de sus emanaciones, y sobre todo del fanatismo que muchos ocultan cada vez que deciden sentirse ofendidos.

El creador de Finch concibe el humor como democracia radical: se ríe «del fuerte, del débil, del listo, del idiota, de las minorías, de los privilegiados, de la razón, de la sinrazón, de los azules, los rojos, los grises y los de en medio». No se traga el argumento de que el humor serio es el que satiriza solo sobre los privilegiados; lo ve como un recurso de la izquierda para que solo se bromee con lo que ellos consideren.

«La comedia es un corte de mangas de 360 grados; no atiende a razones, solo quiere demostrarte que tú no eres más importante que nadie y que, por mucho que nos flipemos, todos vamos a morir».

David Suárez

David Suárez

https://www.yorokobu.es/

Europa le dice “no” al aguacate de México: este es el por qué les llaman “aguacates de sangre”

Europa le dice "no" al aguacate de México: este es el por qué les llaman "aguacates de sangre"

Para nadie es un secreto que México es el mayor exportador de aguacate a todo el mundo. Tan solo en 2017 se enviaron al extranjero casi dos millones de toneladas, de manera que no es extraño que un negocio de semejante magnitudes no termine enrevezado con otro de proporciones similares como el narcotráfico.

Europa lo sabe, y varios restaurantes británicos no están dispuestos a quedarse cruzados de brazos.

JP McMahon es uno de los chefs más afamados de Irlanda al haber sido reconocido por estrellas Michelin, uno de los máximos galardones para cocineros de todo el mundo. Los aguacates son “los diamantes de sangre de México” ha dichoMcMahon, y por ello sus restaurantes están vetandolos de sus menús.

“No los uso por el impacto que tienen en países de donde provienen, deforestación en Chile y violencia en México” ha dicho.

No solo les ha dejado de usar, sino que McMahon ha convocado a restaurantes a lo largo de toda Gran Betaña para que hagan lo mismo. Desde su punto de vista todo se trata de cocinar desde un punto de vista más sustentable, disminuyendo el impacto que tiene el conseguirlos sobre el planeta y sobre vidas humanas también.

Una historia que lleva al menos un lustro escribiéndose

Avocado Blur Bowl 1484522

McMahon no es el único. Otros restaurantes y cafeterías están optando por el mismo modelo, en parte por la violencia, en parte por el precio. En la explicación que da de ello el Wildstrawb Cafe en Londres se lee:

“La obsesión del occidente con el aguacate ha producido una demanda sin precedentes, elevando los costos hasta el punto en que incluso hay reportes de que cárteles de droga en México están controlando las exportaciones. Los bosques han tenido que disminuir para hacer espacio a las plantaciones de aguacate (…) lo que coloca presión sobre la demanda de agua”

Los reportes no son nuevos. De hecho, la pelea por el aguacate formógrupos de autodefensas en 2013 en Michoacán (de donde viene cerca del 70 por ciento de aguacates) en donde el cártel de los caballeros templarios vieron en el aguacate una forma de lavar dinero y operar como cualquier otro negocio. Así comenzó una era de secuestros y homicidios a cambio de cuotas que debían pagar los productores.

Nueve de cada diez aguacates importados a Estados Unidos provienen de Michoacán

En una investigación de Animal Político se relata que las cuotas serían semanales o mensuales por cada hectárea cultivada de aguacate. El resultado: cerca de 1,000 personas asesinadas y desaparecidas en Tancítaro, capital del aguacate y poblado de no más de 40,000 personas.

Otra investigación de El Universal en Tancítaro da cuenta de que para 2016 la organización de las autodefensas habría rendido frutos, y la violencia estaría disminuyendo tras el régimen de terror de los caballeros templarios.

Ahora, los caballeros templarios y el cártel Jalisco nueva generación se disputan la zona en la que además hay fuerte presencia de militares. Enmedio, están los plantíos de aguacate y sus productores. En el documento de Planeación Agrícola Nacional del 2017 al 2030 para el aguacate mexicano no se hace ninguna referencia a los vínculos entre el aguacate y el crimen organizado.

https://www.xataka.com.mx/