Recuperan la cerveza que los faraones bebieron hace 5.000 años

Investigadores han usado levaduras preservadas durante milenios en vasijas de cerámica para recrear cervezas e hidromieles antiguos

Envase utilizado para elaborar cerveza hallado en los yacimientos de Tel Tzafit y Gath, empleado por los filisteos hace milenios

Envase utilizado para elaborar cerveza hallado en los yacimientos de Tel Tzafit y Gath, empleado por los filisteos hace milenios – Yaniv Berman/Autoridad de Antigüedades de Israel

Hay evidencias de que la cerveza ha estado con el ser humano desde hace al menos 13.000 años, cuando la cultura natufiana, un grupo de cazadores-recolectores que vivió en el levante mediterráneo, elaboraban el brebaje para venerar a los muertos en celebraciones rituales. Según algunos investigadores, es posible incluso que la cerveza impulsase la agricultura. Sea como sea, está claro que más tarde el destino de la cerveza corrió en paralelo al de los primeros asentamientos y civilizaciones humanas. En Mesopotamia se bebía una cerveza, a la que llamaban «kas» en el 4.000 a.C.. Antes incluso, en el 5.000 a.C., se sabe que los egipcios fabricaban el líquido dorado a partir de una mezcla de cebada y agua hervida.

Allí, en el antiguo Egipto, la cerveza era parte de la dieta diaria, se relacionaba con la adoración a los dioses y se consideraba que tenía propiedades curativas. Pero, ¿a qué sabía? ¿Podríamos beber hoy en día la misma cerveza que los faraones? Podría ser. Un grupo de investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén ha sido capaz decrear cerveza a partir de levaduras recuperadas en la superficie de vasijas que fueron enterradas por los antiguos egipcios hace 5.000 años. El logro y toda la metodología empleada, que podría ser útil en otras investigaciones, se acaban de publicar en la revista mBio.

«Lo más maravilloso es que las colonias de levaduras sobrevivieron dentro de esos envases durante milenios», ha dicho en un comunicado Ronen Hazan, uno de los líderes de la investigación, junto a Michael Kutstein. «Gracias a estas levaduras antiguas hemos creado una cerveza que nos ha permitido averiguar cómo sabía la cerveza filistea y egipcia. Y no está mal», ha apuntado el investigador.

Los investigadores brindan con la cerveza elaborada con levaduras antiguas
Los investigadores brindan con la cerveza elaborada con levaduras antiguas – Yaniv Berman/Autoridad de Antigüedades de Israel

Los expertos han sido capaces de extraer las levaduras y de cultivarlas para elaborar la bebida. Aparte de lo curioso que puede resultar, Ronen Hazan ha dicho que este trabajo es importante en el campo de la arqueología experimental: «Nuestra investigación ofrece nuevas herramientas para estudiar los métodos antiguos».

Alcohol antiguo

Los hongos han permanecido durante milenios en el interior de nanoporos de recipientes que en su día se emplearon para elaborar cerveza e hidromiel. En concreto, los envases se enterraron en la época del faraón Narmer, que reinó en el 3.000 a.C., al rey arameo Hazael (del 800 a.C.) y al profeta Nehemías (del 400 a.C.).

Recuperarlos y aprovecharlos ha sido laborioso. En primer lugar, los investigadores tuvieron que buscar métodos para extraer las levaduras de los nanoporos. Para ello, contaron con la colaboración de vinateros de la bodega Kadma, que elabora vino en envases de arcilla.

Además, recrearon la antigua cerveza egipcia con ayuda del experto en cerveza Itai Gutman, hasta asegurarse de crear una bebida apta para el consumo humano.

Por último, los investigadores secuenciaron el genoma de las levaduras y descubrieron que son similares a las que se usan de forma tradicional en recetas de bebidas africanas, como el tej, y variedades más modernas de levaduras.

«Estamos hablando de un logro importante», ha dicho Yuval Gadot, coautor del estudio e investigador en la Universidad de Tel Aviv. «Esta es la primera vez en que hemos podido producir alcohol antiguo a partir de levadura antigua. En otras palabras, lo hemos hecho a partir de las sustancias originales. Nunca antes se había hecho algo así».

https://www.abc.es/ciencia

Instantes

Me doy cuenta de que estoy introduciendo en la cabeza de mi nieto el pensamiento binario que tanto nos ha hecho sufrir

JUAN JOSÉ MILLÁS

Un hombre lee un libro con su nieta.
Un hombre lee un libro con su nieta. GETTY IMAGES

Leo a mi nieto un libro infantil titulado Los contrarios. A medida que avanzo, me doy cuenta de que estoy introduciendo en su cabeza el pensamiento binario que tanto nos ha hecho sufrir a lo largo de la Historia. Digamos que le parto el corazón sin que él se dé cuenta. Yo mismo no reparo en ello hasta la página catorce o quince. Ahí estamos los dos, en fin, cada uno en su papel, dóciles y obedientes como ovejas que pastan tras la valla. Cerca / lejos. Dentro / fuera. Arriba / abajo. Delante / detrás. Grande / pequeño. Largo / corto. Ancho / estrecho. Seco / mojado. Caliente / frío. Duro / blando. Lento / rápido.

Las ilustraciones no dejan lugar a dudas sobre la existencia de los contrarios, pero resulta imposible averiguar dónde termina lo pequeño y comienza lo grande, por ejemplo, pues no están dibujados sus límites. La frontera es un lugar confuso para el pensamiento infantil, incluso para el adulto. De ahí las concertinas. De ahí Trump. De ahí el sentimiento nacional. De ahí el otro, lo otro. Cuando cerramos el cuento, el crío salta de mis rodillas con el corsé de la cultura un poco más ceñido en su mente de lo que lo estaba cuando se subió. Más apretado. Su capacidad de deducción le conducirá con el tiempo a la creación de nuevas dicotomías culturales. Joven / viejo. Hombre / mujer. Nacional / extranjero. Blanco / negro. Rico / pobre. Sabio / ignorante.

Le ayudarán en la construcción de este pensamiento disociado los libros de texto, los periódicos, la tele, la radio, las revistas. El mundo, en su cabeza, se conformará como un juego de oposiciones, no como una posibilidad de encuentros. Aunque tal vez un día, de mayor, revisando los textos de su abuelo muerto (muerto / vivo), dé con esta columna y se detenga a meditar unos instantes.

https://elpais.com

Brasil: niños para adopción desfilan en una pasarela para que los elijan

Brasil: niños para adopción desfilan en una pasarela para que los elijan

Un desfile de niños huérfanos -simulando una pasarela de modas- en un shopping de Cuiabá, estado de Mato Grosso en Brasil, para atraer a familias que puedan adoptarlos generó una polémica en Brasil sobre la exposición de los menores en situación de riesgo afectivo y psicológico.

El evento, organizado por la Orden de los Abogados de Brasil en centro comercial de Cuiabá, ya va en la tercera edición. Esta vez, recibió lluvia de críticas por tratar a seres humanos como mascotas, informa el diario de Solicias.

El candidato a las últimas elecciones presidenciales Guillermo Boulos calificó la iniciativa de “perversidad increíble” con “efectos devastadores”. Otras personas hablan en mercantilizar a los niños, en tratar a seres humanos como gatos, perros o ganado, en crueldad absurda y otras críticas.

“Lo que parece este desfile es una antigua feria de esclavos, donde los señores veían los dientes de los africanos para negociar el precio”, fustigó el abogado criminalista Eduardo Mahlon, uno de los más reconocidos de Mato Grosso, mayor estado productor de soja ubicado en el centro oeste de Brasil.

Tatiane de Barros Ramalho, presidente de la Comisión de Infancia y Juventud que organiza el proyecto, discrepa. Para ella, “es una noche para los pretendientes – las personas que están aptas para adoptar – poder conocer a los niños, la población en general tener más información sobre la adopción y los niños tienen un día diferente, en que se producirán, el pelo, la ropa y el maquillaje, para el desfile “.

Esta es, recuerda la responsable, ya la tercera edición del evento y sólo la primera en que la repercusión es negativa.

El gerente de marketing del Pantanal Shopping, Ticiana Pessoa, mencionó, a su vez, que el emprendimiento se siente honrado en recibir el proyecto que incentiva la sobre la adopción en Brasil.

Y la mayoría de las tiendas del centro especializado en productos infantiles apoya el evento con la cesión de ropa y otros adornos para el desfile.

Ya hay 74 inscriptos de todo el país que aspiran a la adopción de cuatro hermanitos

https://telefenoticias.com.ar/internacionales

El humor a lo largo de la historia

El humor a lo largo de la historia

En unos tiempos como los actuales, en los que definitivamente, algunos grupúsculos conservadores han perdido el sentido del humor y, si por ellos fuera, resucitarían a Tip y Coll sólo para sentarlos en el banquillo, investigaciones como las que lidera Antonio Calvo resultan balsámicas. Este profesor del departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad de Málaga (UMA) lidera un proyecto, financiado por el Plan Nacional de Investigación (convocatoria 2017), al que se han sumado universidades estadounidenses y británicas, además de 16 profesores multidisciplinares de diversas universidades españolas. El objetivo es analizar El humor y su sentido: discursos e imágenes de lo risible desde la Ilustración hasta hoy. Básicamente, determinar de qué se ha reído el ser humano y por qué, con qué motivación (consuelo, crítica…).

Precisamente hoy, culminan unas jornadas en la UMA en las que se han desarrollado casi un centenar de conferencias analizando discursos, imágenes, novelas, cartas y otras manifestaciones desde el siglo XVIII hasta la actualidad. Tres bloques han estructurado las jornadas (El humor en el arteEl humor y la batalla política y Humor y Género) que han hecho viajar a la audiencia desde el humor implícito en los caprichos de Goya, al maestro Larra o el humor femenino y feminista actual, entre muchos otros.

Resulta interesante realizar este análisis y contextualizar el humor en cada época, puesto que, como ejemplifica el propio profesor Calvo, en la actualidad seguramente nos costaría entender un chiste de la época romana. En esencia, se trata de estudiar el humor desde la óptica histórica, más allá de los puntos de vista psicológicos, neurológicos o antropológicos.

A fin de cuentas, el humor siempre ha existido, al igual que quienes trataban de imponerle límites o definir qué es lo políticamente correcto o incorrecto. Como también ha estado presente el machismo y, por eso, el proyecto también ha querido incluir la perspectiva de género. En ese sentido, históricamente la mujer ha sido más receptora que emisora de humor, pues eran los hombres quienes dominaban el espacio público, algo que, afortunadamente, ha cambiado. La profesora de Periodismo Natalia Meléndez afirma que “se ha producido un cambio en el humor hecho por mujeres, desde un humor más clásico que tenía que ver con tópicos de su género hasta actualmente, que han pasado a un humor transgresor”. Parte de ese enfoque es el estudio y análisis de los discursos radiofónicos en los programas franquistas que iban dirigidos a la mujer, así como el humor en la época del destape, por ejemplo.

Especialista en el siglo XVIII, Calvo no puede ocultar su fascinación por cómo los ilustrados de la época utilizaron el humor para desarrollar argumentos muy serios, convirtiéndose en un arma política de primer orden. El profesor es un firme convencido de que el estudio del humor es imprescindible para entender la historia, indicando que“hace tres siglos el humor estaba mal visto como vehículo de comunicación de ideas serias, pues este no da el salto a la esfera pública hasta las revoluciones liberales”. Y, cómo no, ya entonces se producían cortapisas, como revela este proyecto de investigación pionero en España. Definitivamente y como me dijo una vez el bueno de Ángel Idígoras, “el humor es una cosa muy seria”.

David Bollero

https://blogs.publico.es/kaostica/

El bueno de Amancio

Y entonces llegó el hombre más rico de España a salvarnos. El bueno de Amancio, el donante, un hombre hecho a sí mismo, el orgullo del neoliberalismo y el españolismo bien. El bueno de Amancio vino a salvarnos, mientras otros padecían.

Sobre las claves de estas donaciones tan sonadas en los últimos días ya escribió este diario al respecto. Pero ya que me dispongo a hablar del altruismo de Amancio, siento la necesidad de contar lo que hay detrás de sus donaciones. Y es que sin ir más lejos, la Fundación Amancio Ortega, obtendrá un beneficio fiscal de entre 108 y 123 millones de euros a través de esta donación de aparatos para diagnosticar y tratar el cáncer.

El fundador y primer accionista de Inditex. Amancio Ortega. AFP/ Miguel Riopa
El fundador y primer accionista de Inditex. Amancio Ortega. AFP/ Miguel Riopa

No sé cómo es sentirse con cáncer y no puedo otorgarme esa necesidad de cura urgente, venga de donde venga. Pero pienso que ahí está el truco y quienes no padecemos esa enfermedad creo que tenemos la responsabilidad de abrir un debate público al respecto para mejorar la realidad de tantas personas. Y una pregunta que me planteo: ¿por qué la única opción de cura tiene que venir de la mano de un multimillonario presunto evasor de impuestos? ¿Por qué no deberíamos ser todos quienes a través de nuestros impuestos hiciéramos posible ese fin?

En cualquier caso, incluso suponiendo que el bueno de Amancio es alguien altruista que no ha querido en absoluto lavar su imagen y darse publicidad, además de desgravar por esta vía, podría entonces haber realizado una donación anónima. Al menos es como imagino yo el altruismo, sin medallas ni portadas ni los desayunos mañaneros televisivos aplaudiendo al Amancio de turno.

Lo cierto es que el bueno de Amancio, como ya denunció el grupo de Los Verdes / Alianza Libre Europea en el Parlamento Europeo, eludió a través de su emporio el pago de 585 millones de euros en impuestos en varios países europeos, 218 de ellos en España, mediante técnicas de elusión fiscal. Y esta es precisamente la crítica que hizo Isa Serra, candidata a presidir la Comunidad de Madrid, y de donde procede todo este revuelo.

No es ningún secreto que la industria textil se sirve de la semiesclavitud para hacer negocio. En Argentina y Brasil se destapó hace unos años cómo Inditex utilizaba mano de obra esclava para confeccionar sus productos. Primero, el Gobierno brasileño destapó en 2011 decenas de talleres clandestinos y la compañía fundada por Amancio Ortega fue multada con 1,4 millones de euros.

Por su parte, el ministerio de Trabajo de Brasil denunció un incremento en los casos de accidentes laborales, incluidos algunos especialmente graves. Igualmente, se habrían detectado fraudes en el tiempo de trabajo, incluyendo jornadas ilegales por más de 16 horas, así como el uso de menores en actividades insalubres. Como ven no es oro todo lo que reluce ni caridad o altruismo todo lo que se viste de ello.

“Las condiciones laborales de algunos trabajadores y trabajadoras son lamentables. Tenemos gente trabajando 8, 12, 14 horas a la semana, con sueldos que no permiten llegar a fin de mes. Y eso en la empresa de uno de los hombre más ricos del mundo”, contaba una empleada de Inditex a Público. “A algunas empleadas han llegado a preguntarles si no tienen quien pueda encargarse de los niños”, denunciaba una sindicalista empleada de Zara en A Coruña.

Lo curioso es, además, que quienes apoyan estas donaciones son quienes al mismo tiempo las bloquean en la sanidad pública. Tanto PP y Ciudadanos de Madrid rechazaron en 2018 una enmienda a los presupuestos regionales de 2019 para financiar con 21 millones de euros la creación de un centro de prontoterapia – una novedosa técnica en España para tratar el cáncer-. En su lugar, QuironSalud sí llevó a cabo la construcción de este lugar y es la sanidad privada la que atienda a los pacientes públicos que prueben este tratamiento (a través de dinero público, dicho sea de paso).

¿Por qué se negó PP-Ciudadanos a financiar ese centro de cura de cáncer? Pues es muy sencillo: porque ya contaban con las famosas 13 máquinas de radioterapia de Amancio. El bueno de Amancio había solucionado el desaguisado de la sanidad pública madrileña a través de su fundación.

Sin embargo, nada de esto sería necesario si Amancio y otros tantos como él pagaran lo que deben. El historiador y escritor Rutger Bregman pronunció hace unos meses en el Foro de Davos un discurso clarificador, en el que iba directamente a la posible solución a muchos de los problemas del mundo: los impuestos. “Escucho a la gente hablar de participación y justicia, igualdad y transparencia, pero casi nadie menciona un auténtico problema: la evasión de impuestos”, aseguró Bregman. Y añadió: “Dejad de hablar de filantropía y empezad a hablar de impuestos. Impuestos, impuestos…”.

Amancio Ortega ha entrado en campaña electoral para quedarse. Porque este señor representa lo que hacen las grandes empresas con sus enormes fortunas. Al final la opción está entre elegir a quienes quieren optar por políticas que apuesten por medidas sociales o a otras que sigan recortando en sanidad mientras tiran de donaciones privadas. Si todo este debate vale para que entendamos la necesidad de pagar impuestos en nuestro país, habrá servido para algo. Porque los impuestos pueden salvan muchas vidas, muchas más de las que pueden salvarse por caridad.

Anita Botwin

https://blogs.publico.es/otrasmiradas