Mi hijo tonto

caricatura de coll

Tengo un hijo tonto. Tan tonto que ni siquiera es hijo. Es hija. No es una belleza, pero no esta mal. Cuando la acaricio, la muy tonta mueve el rabo de alegria. Y digo que mueve el rabo porque es un perro. Un perro tonto. Tan tonto, que ha nacido hembra. Pero es mi perra favorita. Y la quiero como a un hijo. Aunque no fuera tonto. Aunque no moviera el rabo. Porque cuando alguien tiene un hijo perro se le ama. Y yo le amo aunque no fuera mi hijo. En mi barrio me desprecian porque soy el padre mas tonto que ha tenido un perro. Y hasta los perros se preguntan que como yo siendo perro, he podido tener un hijo tan hermoso.

Jose Luis Coll

Deja un comentario