El loco de la colina

261058LaLunaylaColinaBaj

Buenas noches: Pasaba por aquí, vi tu luz encendida y pensé que a lo mejor no tenías sueño y te apetecía charlar un rato. Por mí no te preocupes. Puedes seguir con lo que estabas haciendo. Puedes seguir estudiando, trabajando, haciendo el amor o mirando a las musarañas con entera libertad. Tenemos la suficiente confianza como para no tener que comportarnos con remilgos de extraños.
Claro que si no estabas haciendo nada o si me estabas esperando, mejor que mejor. Siempre es agradable esa sensación de sentirse esperado.
De todos modos, aquí estoy, como cada noche a la misma hora, dispuesto a compartir contigo dos horas y media de la madrugada. Aquí me tienes, con mi vieja caja de sorpresas, con mis libros y mis discos, dispuesto a hacerte pasar un rato íntimo y agradable. Si no lo consigo,  por lo menos estaremos acompañados, que es lo que de verdad importa. Todo lo demás, son trucos y pretextos para estar juntos.
Hoy te necesito más que ayer y menos que mañana.

Piensa. El pensamiento está libre de impuestos. Por lo menos, mientras no lo publiques ni ganes dinero con él. Piensa por el placer de pensar, por el lujo de poner en movimiento la complicada máquina del cerebro, por hacer honor a tu condición de animal racional. Piensa, porque si tú no piensas siempre habrá quien piense por ti, y eso es chungo. Piensa, porque para eso está el coco, ni para dar cabezazos ni para ponerse la gorra. Piensa, a ser posible bien, aunque no aciertes.

¿Por qué vas a la ópera, si te duermes?
¿Por qué te vistes a la moda, si te sienta como un tiro?
¿Por qué dices que te gusta ese libro que te aburre, esa película que no soportas o ese pintor que no entiendes?
¿Por qué te tragas toda la basura que te dan por la tele, si sabes que le sienta mal a tu sensibilidad y a tu inteligencia?
¿Por qué no te atreves a ser tú?
¿Qué te importa que los demás piensen que no tienes gusto, que no entiendes, si tú entiendes lo que entiendes y te gusta lo que te gusta?
¿Por qué vas donde te llevan en lugar de ir donde tú quieres ir?

Jesus Quintero

Deja un comentario