Hoy pasará algo raro

Hoy pasará algo raro

Lanza la primera piedra si entiendes algo. La especulación se instaló en el Mundial. A este ritmo cualquiera de nosotros pierde su trabajo, pero como aficionado tampoco estaría tranquilo. Se supone que esta es su fiesta, no la del columnista, que arriesga su profesión en cada comentario. El futbol ha empezado con el cuerpo cortado. Ayer, el mundo se fue a la cama con la sensación de haber perdido algo. Falta que mañana el campo esté nevado y un rinoceronte embista en la taquilla. No hay certeza, se está perdiendo la confianza. Ni siquiera el pinche balón, la esencia de todo esto se salva. Rebota, flota y resbala igual que el esférico Joseph Blatter, a imagen y semejanza de la FIFA. Cuando este deporte dude hasta de la pelota, ahí muere. Pero sucedió.

Para Vicente del Bosque, un líder bonachón, parecía más difícil armar el banquillo inicial que el once titular. Aun así, Suiza le ha ganado con un equipo que sería suplente en 99 de 100 partidos con España, que algo hizo bien: tuvo la pelota, dominó el partido, fue fiel a su estilo, no se impacientó. Y algo hizo mal: demasiado horizontal, sin profundidad, generó pocas ocasiones, faltó creatividad, nadie ayudó a Xavi, que siempre tuvo encima dos hombres y se movió poco entre líneas.

Cuando todo pintaba mal, el técnico acertó en un cambio y falló en otro. Metió a Navas para agrandar el campo y tirar el centro al área, pero dejó a Llorente en la banca, un especialista por arriba. España se anuló a si misma. El Mundial le ha perdido el respeto al favorito, a partir de hoy esperamos cualquier cosa, incluso que regrese la normalidad. Ésa que mostró Uruguay, ganando con seriedad un partido que no parecía de Mundial. Hoy es otro día raro, seguro pasa algo inesperado con Francia.

Jose Ramon Fernandez jr./mileniodiario

Deja un comentario