¿Pasas… o no pasas?


¿Pasas... o no pasas?
Hola, ¡qué calor!, ¡vaya sauna!, ha ha ha.

Estas fotos las tomé hace unos meses en el supermercado, son unas cajitas que siempre me han tenido un poco hipnotizado, pero sólo un poco. Contienen dátiles, pasas, ciruelas, en fin, esos frutos-energía tan empalagosos, tan intensos, ese elenco de criaturas difíciles de gestionar en la boca, esos puntos de poder para gente con la cabeza bien amueblada. Pobre fruta torturada y convertida en horror. Bueno, lo que me atrae realmente es la imagen por la que han optado para presentar a esos bichos, porque son como cucarachas amputadas. Han decidido crear la ilusión de que una chica mona te está sonriendo mientras te planta ese truño frente a las narices, claramente se lo acaba de sacar del ano y te lo enseña orgullosa, acercándotelo a los ojos con ese brazo largo y dislocado, tan largo que su cara parece un recuerdo.

El blog de Miguel Noguera

Deja un comentario