“Soy el único culpable del fracaso de México”

“Soy el único culpable del fracaso de México”

Frase que pudo haber emergido de Los Pinos a Bucareli, pero que salió disparada de la Femexfut, donde Javier Aguille, como ahora se le conoce, organizó un ejercicio ejemplar de mea culpa conmovedor. Sobre todo cuando el Vasco llegó a la conclusión de que no alcanzaría chamba en el segundo semestre de 2010. Y justo cuando Javier El copelas o cuellos Lozano anunciaba el advenimiento de las vacas gordas del empleo, el ex director técnico nacional se ponía melodramático por la escasez de fuentes de trabajo. Incluso más que el mismísimo Miguelito Gomezdrunk, quien en conferencia de prensa ofreció muy séntidas disculpas por el show de luz y sonido que fue a dar en la zona VIP del estadio Soccer City. Con más dignidad que el señor Aguirre, Gomezdumb & Dumber explicó sus estropicios mundialistas porque el pambol y la malacopa no combinan. Y lo mejor, la defensa titánica de su brother de Bucareli, que prácticamente lo comparó con el Padre de la Patria y La Corregidora. ¡Qué bonita familia!

Nada más faltó que los hermanos gritaran al unísono como Matrix Paredes aquello de “exigimos que respeten nuestro dolor”.

Y es que a la jefa de jefas del PRIcámbrico temprano se le pueden aprender muchas cosas, sobre todo a mandar mensajes encriptados, como el que envió desde Ciudad Victoria con cariño para Jelipillo, luego de que el Preciso, que anda muy impreciso, convocara a un diálogo para hacer un frente común contra la inseguridad, al que sólo respondieron con servil oportunismo el Ninio Verde y Kahwagi: “El PRI siempre está dispuesto a dialogar, pero con liderazgos legítimos”. La doña se puso heavy metal, tanto que el secretario de Gobernación tuvo que fingir demencia como hizo en Ciudad Juárez donde lo abuchearon como el Bofo Bautista de la política.

Bueno, se puso tan humilde el del Palacio de Covián que hasta ofreció disculpas por haber llamado tontos inútiles a los de la CNDH. O sea, lo que no hizo en el caso de la guardería ABC o los niños asesinados en un retén militar (a los que casi acusó de provocar a la soldadesca). Hay que decirle a la Paredes, preclara heroína de los dinosaurios que aman en cuaresma, que le dé su soplamocos más seguido.

Es eso o Gomezfun quiere ser como los de la Tremenda Corte que un día dan un fallo tenebroso y luego se quieren redimir como ahora en el caso de Atenco. Así deben tener la conciencia.

El presidente de Nigeria, ante los pésimos resultados de su selección, la sacó de toda competición internacional hasta que no se aseguren mejores resultados. Aquí tendríamos que sacar al Tritánic… pero de los teibols.

Jairo Calixto Albarran/mileniodiario

Deja un comentario