Dos años más de parálisis garantizada

Dos años más de parálisis garantizada

Una pregunta muy oportuna: ¿quién será el socio que le ayudará a Felipe Calderón durante sus últimos dos años de gobierno?

Lo menos que podemos decir de la oposición en México, llámese como se llame y lleve los colores que lleve, es que no se sabe comportar a la altura de las circunstancias o, dicho en otras palabras, que no parecen importarle los intereses superiores de la nación sino sus propios provechos partidistas y nada más. Tenemos así un país que es prácticamente imposible de gobernar, un poder Ejecutivo paralizado por el Congreso y un Congreso, a su vez, que no se pone de acuerdo siquiera para resolver, de un tajo y con decisión, los problemas más urgentes de México. La “generación del no”, le han llamado algunos analistas a esta subespecie de politicastros egoístas, mezquinos, mediocres, indiferentes, abusones, cínicos y deshonestos (no sigo con los adjetivos porque, aunque ganas no me faltan, se me consumiría en puros epítetos el espacio de esta columna y, además, el periodismo serio no se alimenta de inflamados calificativos sino de datos duros aunque, si lo piensas, no hay, justamente, circunstancia que evidencie de manera más flagrante —y medible y comprobable y certificable— la disfuncionalidad de esta gente que su propio desempeño).

En fin, el asunto es el siguiente: una cosa es lo electoral y otra muy diferente, y mucho más enfadosa, es el tema de llevar los asuntos corrientes de una nación y de hacerla progresar; es decir, el PAN y el PRD seguirán metiéndose a la cama juntos (ya lo están anunciando), pero me parece poco probable que los señores perredistas acepten echarle una mano a Calderón para que prosperen sus propuestas y proyectos. Y como los señores priistas, por su parte, estarán muy cabreados por la consolidación de ese amasiato electoral, entonces el presidente de Estados Unidos (Mexicanos) tampoco contará con ellos.

Seguiremos, pues, empantanados y estancados. Más de lo mismo, o sea. Pero peor.

Roman Revueltas Retes/mileniodiario

Deja un comentario