Estaca brown

La victoria en el mundial sí afecta a la intención de voto político

Estaca brown

Uno de los comentarios más oídos tras la victoria de la selección española en el Mundial es “¡qué bien le viene a Zapatero!”. La asunción detrás de esta frase es que la satisfacción por el título nos hace estar más contentos, olvidamos por un momento problemas como la crisis económica, percibimos el statu quo como más positivo, y por tanto tenemos mayor tendencia a votar a quien ya está en el poder.

Como hipótesis, parece lógica. Pero… ¿alguien la ha testado experimentalmente? Pues sí, y hace muy poco. En un estudio publicado el pasado 6 de julio en la revista PNAS, investigadores de la Universidad de Stanford quisieron comprobar si los resultados deportivos influían de alguna manera en elecciones políticas acontecidas pocos días después. Para ello, el grupo dirigido por Neil Malhotra analizó las victorias y derrotas entre 1964 y 2008 de 62 de los principales equipos universitarios de fútbol americano de EEUU, y vio que efectivamente, una victoria del equipo de la ciudad durante los 10 días previos a las elecciones locales (ya sea para elegir senador, gobernador o presidenciales) añadía 1.61 puntos porcentuales de votos al político que ya estaba en ese momento en el cargo. Es decir; una victoria del equipo local justo antes de las elecciones sí afectaba a los resultados, dando más posibilidades al partido o candidato que ya estaba en el poder. Además, el efecto observado era mayor cuanto más numeroso y devoto era el grupo de seguidores.

Los autores del artículo “Irrelevant events affect voters’ evaluations of government performance” citan abundante literatura científica demostrando que nuestro estado emocional influye de manera indirecta en decisiones ante hechos aparentemente inconexos, pero querían comprobar hasta qué punto algo tan importante y aparentemente reflexionado como la decisión de un votante se veía condicionada por estados anímicos derivados de un suceso tan anecdótico y desvinculado como la victoria o derrota del equipo deportivo local. Al parecer, nuestro subconsciente no los percibe como hechos tan aislados.

Para corroborar sus resultados, en 2009 los investigadores entrevistaron a más de 3.000 personas durante el torneo universitario de basketball. Tras una victoria o derrota inesperada, preguntaban a los seguidores su grado de satisfacción con la gestión del presidente Obama. Efectivamente, tras la victoria de su equipo favorito la valoración de Barack Obama era 2.3 puntos más positiva que tras una derrota.

Cierto que éste es un efecto temporal; los investigadores observaron que si las victorias del primer estudio se producían más de dos semanas antes de las elecciones locales, el efecto desaparecía por completo.
Pero bueno; también la magnitud de ganar un mundial es tremendamente mayor que la victoria de tu equipo de fútbol americano universitario.

Por tanto, aunque ya lo sospechabais, ahora podéis incluso decir que está científicamente demostrado: si las elecciones en España fueran dentro en una semana, Zapatero tendría más posibilidades de ser reelegido.

Pere Estupinya

Deja un comentario