Las 10 peores decisiones de la historia

Las 10 peores decisiones de la historia

A raiz de otra cuestión, se me ha ocurrido hoy compilar cuales han sido las peores decisiones de toda la historia. Obviamente, la lista podría ser extremadamente larga, ya que si algo caracteriza al ser humano es su ilímitada capacidad para meter la pata. Como tampoco se trata de hacer aquí un tratado de los mayores errores de la humanidad, os propongo un ránking de las 10 peores decisiones de la Historia, que como vereis abarcan un amplio período de tiempo, y a todo tipo de personajes. Empezamos…

10.000 aC.- Asentarse

Como por algún lado había que empezar, pues empezamos por el principio… la Gran Transición humana: El paso de Cazador recolector a Agricultor… ¿por qué? Con lo que bien que se estaba en la selva, cada cual a su aire. Si necesitabas algo de comer, ibas y lo cogías… de acuerdo que los animales a veces se cabreaban y había que salir corriendo, pero nunca podía ser eso peor que asentarse…

s. VIII aC.- Dejar entrar un caballo de madera en Troya

He de reconocer que el caballo era chulo, y que podía quedar muy bien en la Acrópolis de Troya. De hecho, los dioses del Olimpo acostumbran a apreciar este tipo de detalles. Sin embargo, cuando uno está en guerra, está obligado a ser un poco más precavido, ¿no? Máxime cuando los griegos cuentan entre sus filas con tipos tan espabilados como Ulises…

44 aC.- Asistir a la reunión del Senado, a pesar de los múltiples augurios que desaconsejaban acercarse por allí en los Idus de Marzo

Ay Julio, que ya te lo dijo tu mujer “hoy no salgas de casa”. Pero vas tú y haces lo que te dá la gana… como siempre, como aquella vez que todos te dijeron, “no cruces ese río” y vas tú y como quien no quiere la cosa, vas y lo cruzas… la verdad es que te está bien merecido, por cabezota

793 dC.- “Este trocito de costa parece muy apacible… ¿por qué no instalamos un monasterio?”

Mar, sol, el arrullo de las olas… esto debieron valorar los monjes que decidieron instalarse en Lindisfarne… lástima que hubiera otra gente que también había pensado lo mismo, gente no muy dialogante y bastante aguerrida… los vikingos!

1525 dC.- ¡Qué mono este Enrique!!

Buscar novio en el s. XVI debía ser un trabajo duro: Las guerras y las plagas habían mermado considerablemente la población masculina, lo que hoy en día llamamos Singles. A la falta de hombres había que añadir el patrimonio y la posición social, que eran también elementos importantes a tener en cuenta a la hora de buscar pareja. Supongo que la pobre Ana Bolena no debía tener mucho donde elegir, por que menudo perla el tal Enrique, para más señas, Enrique VIII!

1526 dC.- ¡Usar armas de fuego yo?¡?¡ Jamás!!

Cuando uno nace Medici en el Renacimiento, uno es educado desde la más tierna infancia en que las cosas se hacen de una forma y no de otra. Los cuadros o son buenos o se queman. Las esculturas lo mismo, o son magistrales o se echan al río. Las armas, blancas, of course. Las luchas, a caballo y lanza en ristre. Como en los buenos tiempos. ¿A quién se le ocurre usar armas de fuego? Eso de la pólvora no es de caballeros…

1698 dC.- Como todos colonizan, ¿por qué no vamos a ser también nosotros los escoceses una potencia colonial?

Primero los españoles, luego los portugueses… ahora, ¡hasta los ingleses se atreven a establecer colonias por el mundo entero!! Entonces, ¿por qué no nosotros, los escoceses, vamos a hacer lo mismo? Vale que seamos malos navegantes, vale que el Sol nos deje nuestra rosada piel como una pantera rosa, vale que el clima tropical sea un poco inhóspito para nosotros… pero, ¿qué más dá si parece que en Panamá hay unas tierras buenísimas?!

1914 dC.- Disparar al heredero de la Corona Austro-Húngara

Llegados a este punto del ránking, esto ya no va de broma… esta bala inició uno de los conflictos armados más sangrientos de la Historia, que inauguró una cadena de innovaciones en la ciencia militar que llevaron a una productividad mortífera sin precedentes… ay, Gavrilo Princip, muchacho ese día te podías haber quedado en casa en lugar de pegarle un tiro a Franz Ferdinand.

1966 dC.- Bañarse en las cristalinas aguas radioactivas de Palomares

… por que, con todos mis respetos Don Manuel, pero esos andares suyos han de tener alguna explicación

2010 … sin palabras

www.historiaclasica.com

Deja un comentario