Progenie

Progenie

Cuando abre la puerta y descubre que quien ha tocado al timbre es un niño desnudo cubierto de barro y desperdicios le asalta una cadena de pensamientos que desemboca en una única explicación posible. Este es el resultado de correrse dentro de la taza del retrete. Esta es la consecuencia de la mala costumbre de masturbarse en la bañera. Todo ese semen lanzado a las cañerías que finalmente se convierte en carne y hueso. Toneladas de lefa arrojadas al sistema circulatorio de las alcantarillas. Amazonas del inframundo apoderándose de su esperma para convertirse en oscuras madres. Náyades de las cloacas que obligan a ser padres a quienes no quieren serlo.

www.hongosblog.blogspot.com

Deja un comentario