Top 10 de recetas de Webos Fritos

El Comidista continúa su serie de entradas semanales dedicadas a los mejores blogs de cocina españoles. Los autores eligen sus 10 recetas preferidas y cuentan la pequeña historia de cada una.

Su1“Trabajo fuera de casa, tengo dos hijas y ni soy una superwoman, ni he estudiado hostelería, ni tengo mejores manos que nadie”, asegura Susana Pérez en el Quiénes somos de Webos Fritos. “Si disfrutas con lo que ves aquí, tú puedes hacerlo mejor que yo”. No hay excusas para no arrancarse a cocinar leyendo este fantástico blog, cuyas misiones son difundir la comida casera, recuperar los platos tradicionales de La Mancha y promover la actividad culinaria con niños y adolescentes para asegurar un futuro gastronómico mejor.

Webos Fritos lleva funcionando dos años y medio, una eternidad en el efímero mundo de la blogosfera, y ya es un referente en la Red gastronómica. De entre sus muchas virtudes destacan la impecable -y fácil- ejecución de sus recetas, la calidad de sus fotos y la equilibrada mezcla entre lo tradicional y lo sorprendente. Susana ha tenido a bien elegir y comentar para El Comidista sus 10 recetas favoritas, que resumen todas estas cualidades.

1. Arroz marinero

“Este plato resume la esencia de un buen arroz: un fumet bien elaborado, y por supuesto un arroz de calidad. Las cazuelas de arroces de todo tipo, me parecen de los platos más agradecidos que hay, por su facilidad de realización y porque generalmente son del gusto de todo el mundo. Para comer un buen arroz no hay que ir necesariamente a un restaurante; se puede hacer en casa, ¡y sale fantástico!”.
2. Charlota de tortilla rellena

“A la hora de preparar una cena informal los pasteles de tortillas son un valor seguro; puedes tenerlos preparados con anterioridad y siempre tienen éxito. De las muchas variantes que hago en casa, me quedo con ésta por ser la favorita del fotógrafo de Webos Fritos”.

Soletillas

3. Soletillas

“Receta sencilla como pocas, pero, de toda la repostería que hago, es la que más me gusta, porque he conseguido rescatar un sabor de la niñez, y he podido recuperar la textura de las soletillas que me traía mi madre de una pastelería de Cuenca, cuando mi hermana y yo éramos pequeñas. Al fin y al cabo la cocina tiene mucho de recuerdos, de lo que has vivido, y alguna vez de insatisfacción por no lograr un sabor que se tiene mitificado en la mente”.
4. Merluza rellena de txangurro

“Bueno, de un falso txangurro que se hace en casa y que me da muchísimo juego. Por lo demás la receta no puede ser más fácil, ni más rica. Una buena merluza con el relleno propuesto, rebozada y frita. Como acompañamiento una ensalada para hacer de esta propuesta un plato de digestión fácil y ligera”.

5. Morteruelo conquense

“No podía faltar en esta selección de recetas el plato el plato estrella de mi tierra, Cuenca.  Plato de pastores, de comer todos de la sartén, con buen pan, compartiendo momentos que no se olvidarán. Para mí es especial porque lo hacemos mi madre y yo una vez al año, cuando logramos reunir la caza que necesita, y es un momento mágico en el que la cocina se impregna de los olores a especias y a caza, algo inolvidable para los que nos gusta hacer y degustar este tipo de platos rotundos y tradicionales”.

Tarta manzana
6. Tarta de manzana al revés

“Me gustan todo tipo de tartas de manzana, pero esta reúne para mi gusto todas las virtudes de un buen bizcocho, sobre todo la jugosidad de aporta la manzana a la masa, y el punto crujiente del hojaldre por encima. Es espectacular, de verdad. Es la típica tarta que pones y se come de un tirón”.

7. ‘Crème brûlée’ de ‘foie’ a la naranja

“Me encanta esta manera de presentar el foie para una comida informal. El sabor es sorprendente. Lleva en su base un jarabe de naranja, que le da un contrapunto estupendo a la crema de foie, y rematando, una capa crujiente de azúcar caramelizada por encima”.

8. Mi hojaldre

“A esta receta le tengo un cariño especial: fue mi primer paso a paso y con el que muchos internautas han perdido el miedo a hacer un buen hojaldre. No es necesaria ninguna mantequilla especial; sólo un poco de paciencia, por los tiempos de reposo que requiere, pero creo que no hay nada comparable a una receta elaborada con nuestro hojaldre. El bocado del hojaldre casero recién horneado es de esas cosas que no se olvidan jamás”.

Erizo al horno

9. Erizo de campo al horno

“En mi blog ocupa un lugar importantísimo la cocina con niños y para ellos. Este erizo hecho con carne picada les encanta a mis hijas, y a la vez es uno de los platos favoritos de mi marido y míos, porque además de la presentación tan divertida que queda, es al fin y al cabo un pastel de carne jugosísimo con una salsa de las que sólo te apetece mojar y mojar”.

10. ‘Pain de campagne’

“Creo que no hay nada comparable a la satisfacción de comer tu propio pan recién horneado en casa. No soy yo sola la que está bajo el embrujo de la harina, el agua, la sal y la levadura. Somos cada día más panaderos caseros, un movimiento en auge en un país de escasísima tradición de hacer pan en casa. Desde mi cocina animo a todo el mundo a que se puede hacer en casa pan sin excesivos conocimientos. Es cuestión de prioridades y de organización. Tengo una guerra muy personal contra la proliferación cada vez más abundante de espantosas baguettes congeladas. ¡No puedo con ellas!”.

Mikel López Iturriaga/blogs.elpais.com/el-comidista/

Deja un comentario