Carter sobre López Portillo

Carter sobre López Portillo
Hace tres décadas que Jimmy Carter dejó la presidencia pero hasta ahora se dan a conocer las notas que tomó en la Casa Blanca. No parece ser la mejor defensa de su gestión. En sus apuntes, el presidente reconoce que recurría a la parapsicología para obtener información.
En los diarios aparece una entrada interesante sobre su visita a México en febrero de 1979 y, en particular, un retrato de su anfitrión.
14 de febrero. (…) Llegada a la Ciudad de México a una bienvenida–calculadamente fría, organizada por el presidente López Portillo. Fuimos al Palacio Nacional para discutir asuntos de política internacional. Mi evaluación de Portillo es que es un académico, un filósofo; es un hombre fuerte, franco y emocional. Le gustar pontificar y aparentar en frente de los medios; es extremadamente egotísta, nacido con cuchara de plata en la boca. Su país está cambiando: de ser un país en desarrollo, se ha convertido en un país con una inmensa riqueza petrolera. El agudo contraste entre su estilo de vida y la del promedio de los mexicanos será, sin duda, origen de problemas futuros. Él los encubre culpando a Estados Unidos de los problemas de México. Fue difícil no responder con rudeza cuando hablaba en ese tono para sacar beneficio político interno.
15 de febrero. Portillo me llevó a conocer la mansión y los jardines. Es increíble lo que ha gastado. Casas para cada uno de sus hijos; un gimnasio personal que debe haber costado cientos de miles; coches eléctricos, albercas interiores y exteriores, retratos suyos a lo largo de la mansión. Dejé Los Pinos y fui a Ixtlilco, un pequeño pueblo a unas 65 millas al sur de la ciudad de México y me sentí mucho más en casa.
Carter reconoce que no fue el gesto más diplomático el recordar, en el brindis de Estado, que su primera visita a México le había provocado diarrea.

http://blogjesussilvaherzogm.typepad.com/

Deja un comentario