Hacer el mayor burrito del mundo no es fácil

Hacer el mayor burrito del mundo no es fácil
Hasta hace unos días el honor de haber elaborado el burrito más grande del mundo lo tenía la localidad de Matamoros en Tamaulipas (México). Sin embargo los devotos de esa especialidad gastronómica de La Paz, Baja California Sur (también en México) decidieron que tenían que superar esa marca.
Así que con la ayuda de 54 restaurantes y 3.000 voluntarios del lugar se pusieron manos a la obra. Lograron juntar 3 toneladas de pescado, media tonelada de frijoles, 400 kilos de tomate, 400 kilos de cebollas y 300 kilos de chiles. Y para la tortilla que debía envolver todos esos ingredientes se consiguieron 2 toneladas de harina, 200 kilos de manteca y 200 kilos de sal.
No iba a ser fácil, más que nada porque lo que se quería era conseguir una tortilla de una pieza. Ahí radicaba una de las hazañas, pues el burrito de Tamaulipas, aquel al que se debía superar, estaba compuesto de varias tortas unidas (y muchos consideraban eso “una trampa”).
Todo parecía ir bien, pero los problemas empezaron a sucederse debido a algunos fallos de cálculo: a punto estuvieron los organizadores de quedarse sin mesas para sostener el épico bocado; cuando se consiguieron más las autoridades se dieron cuenta de que la avenida donde se colocaron tenía un desnivel que podría hacer peligrar la integridad de la tortilla, que podía romperse; cuando se resolvió ese problema el infortunio atacó a las 14 cocinasencargadas de la elaboración, haciendo que se acabara el gas, problema que pudo ser también resuelto a toda prisa.
Y por si fuera poco la tortilla acabó rompiéndose. La moral de todos los esforzados voluntarios estaba a punto de venirse abajo. Sin embargo, complacidos por la muestra de colaboración y esfuerzo, los jueces del Guinness dijeron que no pasaba nada si se podía volver a unirse el corte, reconocerían al de La Paz como el burrito más grande del mundo, un burrito de 2,7 kilómetros.
Y así fue, ahora la localidad goza del reconocimiento unánime de todo el planeta. Y, lo que es más importante, todos los que participaron en la hazaña gozaron de una buena cena en recompensa.

http://www.nopuedocreer.com

Deja un comentario