La filosofía Facebook

La filosofía Facebook

Zadie Smith publicó recientemente un texto (bit.ly/akV8cW) sobre el filme dedicado al origen de Facebook, The Social Network, pero que en realidad le sirve de pretexto para describir la manera en que opera dicha red social. Un aspecto que aborda la autora es que la programación es un proceso que reduce las actividades humanas a algoritmos y, por tanto, hace un corte arbitrario, las prácticas humanas y los gustos quedan encorsetados en bases de datos o líneas de programación. Además, la programación intenta uniformar prácticas culturales con algoritmos.
Zadie sostiene que en Facebook, como en todas las redes sociales, la vida se convierte en base de datos. Eso es una degradación que procede de la idea equivocada de que las computadoras pueden representar el pensamiento y las relaciones humanas. Para ella tener cien amigos en Facebook no es como tenerlos fuera de internet. Sabemos lo que hacemos con el software, pero no sabemos lo que hace éste por y con nosotros.
Ella se pregunta cuál es la filosofía de Facebook. Y responde al exponer el papel de la plataforma Open Graph de dicha red social, que permite ver al instante todo lo que los amigos están a punto de leer o leyeron o lo que comen, con el objetivo de que uno pueda hacer lo mismo. A Zadie esa filosofía le parece resultado de un miedo generacional: no ser como los demás y el temor de no ser queridos por ser distintos.
Para Zadie, cuando un ser humano se convierte en un conjunto de datos, como sucede en Facebook, todo se reduce: la personalidad, las amistades, la lengua, la sensibilidad. Por lo tanto, se pierden las experiencias trascendentes, nuestro cuerpo, nuestros sentimientos contradictorios, nuestros deseos y nuestros miedos.
Sin embargo, la misma Smith reconoce que esos reparos son nostálgicos porque es querer alimentar un tipo de ser humano que ya no existe, porque la privacidad es una idea sepultada por la avalancha de mutaciones generadas por los bits. Más allá de lo referido por Smith, eso no debería ser obstáculo para pensar en diferentes diseños desoftware y esquemas de socialización digital, ya que éstos estimulan distintas potencialidades de la naturaleza humana y alimentan la inteligencia individual.
Antulio Sánchez/mileniodiario

Deja un comentario