Músicas del mundo: Afganistan

Cuando mi conductor en Kabul ponía música afgana a todo volúmen, le decía: “No me extraña que los talibanes la prohibieran, es malísima”. El respondía con más canciones. Fue una batalla. Siempre ganó él. Los restaurantes de comida popular están repletos de hombres (nunca mujeres; tampoco en la supuestamente liberada capital) que comen con la mano derecha y observan con ojos vidriosos la televisión. Siempre está sintonizado un canal de música en el que cantan y bailan mujeres taykas, indias, kiguizias, uzbecas… Todas son muy bellas, como las que salen en este vídeo. La mujer afgana es hermosa. Muchos de los hombres, también. En zonas de tránsito, de cruce de razas, de mezcla, surge lo mejor. El mejor físico necesita libertad y tolerancia para crecer intelectualemente. La educación y la cultura son herramientas. La democracia, una consecuencia de desarrollo. Occidente, la OTAN y EEUU, construyen la casa por el tejado, sin cimientos, solo para poder decir que ya hay casa.  Al final queda lo peor: la guerra, las mujeres esclavizadas… y la música.

Por Ramon Lobo/blog del pais

Deja un comentario