Top 10 de recetas de Pecados del Monaguillo

Jpg mikel

Queridos hermanos, si estáis un poco aburridos de blogs de cocina sosos, seriotes o directamente cursis, y buscáis algo con un poco más de marcha, cantad aleluya porque aquí está la solución a vuestro muermo. Se llamaPecados del Monaguillo, y es una bitácora culinaria única. Y no porque tenga excelentes recetas, que las tiene. Sino porque obra el milagro de hacerte reír cuando lo lees.
Porque a ver: ¿dónde puedes encontrar un comentario así a la decisión del Gobierno de frenar el consumo de bollería industrial en los colegios? “Madre mía que problemón se nos avecina, ya me veo a la monja de turno (¿os dais cuenta que no he dicho cura?) cacheando a los niños en la entrada por si meten algún tigretón escondido en la mochila, o desarrollando tecnologías para crear arcos detectores de transgénicos. Pero lo mas importante es que proliferará el tráfico ilegal y el mercado negro de bollicaos, donuts y panteras rosas”.
¿Dónde das con reflexiones tan deslenguadas cómo ésta? “En mi cruzada por demostraros que el final del mundo se acerca, hoy he conseguido una prueba irrefutable con la que no os quedará otra que darme la razón. ¿Qué nos puede deparar el futuro cuando ayer mismo vi a una señora de unos 75 años comprando un brik de caldo Gallina Blanca? […] Me gustan las abuelas modernas, pero no las que se pasan el día jugando al bingo, viendo telenovelas, zorreando/buscando novio en el programa de Juan y Medio…  y sobre todo esas que no tienen tiempo ni para hacer un puta sopa como Dios manda”.
Este blog “sensorial, abracadabrante, descarado, pluscuamperfecto y mordaz” según sus propios fieles, y que yo definiría como definitivamente pop, está escrito por un misterioso informático salmantino de 30 años llamado David. “La verdad es que no me gusta hablar de mí ni mostrarme mucho en público”, afirma. “Después de unos cuantos años con el blog son pocos los que me ponen cara –podrías vender la exclusiva -, pero creo que este top 10 es un gran momento para hacerlo”.
David siempre sintió curiosidad por lo que salía de los fogones de su madre -“a ella le debo mucho”-, pero fue hace unos cinco años cuando “cansado de la rutina” en sus comidas decidió “ir un poco más allá” y empaparse “de la cocina de otras regiones, culturas y grandes chefs”. “La necesidad de compartir mi experiencia y de hacer partícipes a todos aquellos que quisiesen dar el mismo paso hicieron el resto”.
Pecados del Monaguillo, transfigurado hace algunas semanas en La Parroquia 2.0, une gastronomía, música -un vídeo en cada entrada- y el día a día del autor. “Fusiono estas cosas porque desde el principio tuve claro que no quería ser ‘uno más en el saco’. E intento darles un toque de humor, porque para llorar siempre podemos encender la tele”.
Las recetas de David suelen ser ir de lo inmediato a lo complicado, pero siempre resultan arriesgadas. “Existen muchos blogs que te enseñan a hacer macarrones con todo o fabada”, explica, “pero son muy pocos los que te cuentan de una forma precisa y desde la calle como hacer unas fabes sféricas, una espuma de lentejas con chorizo, unas trufas de donuts o un phoskito de Idiazábal y membrillo”.
En “una de las decisiones más duras” que le ha tocado tomar en su vida, el Monaguillo ha elegido para El Comidista sus 10 recetas favoritas. Sea por siempre bendito y alabado.
1. Mejillones cáscara comestible
“Jamás la olvidaré, porque aunque no sea una de mis recetas mas brillantes el equipo de Karlos Arguiñano se fijó en ella para hacerla en su programa, y eso no pasa todos los días”.

Tigres monaguillo

2. Tatin de morro, manzana y boletus
“Durante las épocas de bonanza económica, tendemos a olvidarnos de ciertos productos con precios más asequibles. Esta receta la creé con la idea de vestir de fiesta algo tan denostado últimamente como es la casquería”.
3. Bocata de calamares
“En ocasiones el tren de las recetas pasa por delante nuestro y no podemos dejarlo escapar. Éste fue el caso del día que versioné un bocata de calamares casi sobre la marcha”.
4. Sardina de la pasión
“Cuando publico en el blog, muchas veces no soy consciente de que algún profesional que otro se deja caer por allí y valora mi trabajo. En este caso la cosa fue un poco más allá y me sorprendieron pidiéndome permiso para poner esta receta en la mejor barra de pinchos de mi ciudad”.

Sardina monaguillo

5. Fabada ‘sférica’
“Soy amante como el que más de los guisos tradicionales, pero existen cientos de blogs en los que encontrar esas recetas. Por eso, y aunque muchas veces no sea lo más comercial siempre intento ir un poco mas allá. En este caso preparando una fabada que conserva el sabor de la de siempre, pero la mar de sorprendente”.
6. Risotto de conejo al chocolate
“En cierta ocasión alguien me preparo una liebre al chocolate con su mejor voluntad, pero la receta se le fue un poco de las manos hasta el punto de que al plato solo le faltaban al lado un par de churros para mojar. Por eso pensé en darle una vuelta a ese clásico y llevarlo al formato arroz”.
7. Croquetas de pulpo
“Una buena forma de calibrar el nivel de un establecimiento es pidiendo sus croquetas. Si un cocinero se preocupa en elaborar una bechamel cremosa, trabajada y con sabor, posiblemente sus platos estrella también merezcan mucho la pena. Además en este post se incluye un pequeño truco con el que remediar una bechamel líquida”.

Croqueta pulpo

8. Carrilleras por el mundo
“Uno de los efectos más positivos de la globalización es poder encontrar en los mercados de tu ciudad alimentos de cualquier parte del mundo. Por eso quise ver como encajaría en otras culturas un producto tan nuestro como las carrilleras de cerdo ibérico”.
9. Bollicao de farinato
“Al igual que me gusta lo exótico, también tengo mi parte slowfoodiana. Por eso siempre que puedo intento utilizar producto local y demostrar que en Salamanca tenemos algo más que jamón ibérico y legumbres. Con esta receta recibí gran cantidad de mails pidiendo referencias sobre como localizar farinato.
10. Membrillo mimético
“Me encanta sorprender al comensal y jugar con sus sensaciones. A veces lo que preparo en mi parroquia no es lo que parece; es el caso de este falso membrillo que descolocó a mas de uno”.

Membrillo monaguillo

Mikel López Iturriaga/elpais.com

Deja un comentario