¿Tienes miedo?

La primera vez que tuve noticias de Mursego fue a través de esta foto:

¿Tienes miedo?

Suficiente para indagar un poco más sobre esta chica: ¿Quién es? ¿De dónde procede? ¿Qué música hace? ¿Por qué está tan enfadada?

Se llama Maite Arroitajauregui, es de Eibar y ha publicado dos discos. El segundo, ‘Bi (2)’ (Bide Huts), a finales del año pasado. Un discazo, una obra excepcional, un disco de ’9′, casi marciano, difícilmente clasificable… Aunque lo voy a intentar.

Yo no he escuchado nada como lo que hace Mursego en España, pero el rastro que deja su chelo agresivo, su voz punzante (casi siempre en euskera), su formación clásica, su curiosa utilización de los ‘loops’ y sus jugueteos puntuales con las maquinitas, apunta a una batidora donde dan vueltas PJ Harvey, la escena riot girrrl, Sleater-Kinney, el anti-folk, el rock vasco y Mikel Laboa. Tiene hasta una balada country.  No es poca cosa.

Había tocado el chelo para Anari o Lisabo. Se le ocurrió dar un concierto con versiones y la reacción de la gente, que según ella alucinó, la convenció para lanzarse en solitario. “Me voy a hacer un Myspace”, dijo. Agradecidos hemos de estar.

Mursego no se queda en su nuevo disco en una traslación del rock oscuro y crudo a un formato de chelo y ‘loops’, sino que va bastante más allá, mostrándonos otras caras de ella misma tan interesantes como las que ya se dejaban intuir en vídeos como este:

Ahora inicia el disco con un psicodélico tema a capella (‘Ende’), lo continúa con una canción poblada de sonidos sintéticos, ruiditos y melodías en miniatura donde aparecen como personajes Mario Bros o Donkey Kong (‘Donki Kongu’) y lo culmina con dos aproximaciones al folk, una casi sin cocinar (‘Zaldi basatiak’) y la otra fantasmal (‘El paseo’).

Unas partes y otras pueden sonar un tanto inconexas, pero más que como una falta de unidad, prefiero verlo como la potencialidad creativa de una artista que parece que puede hacer cualquier cosa. Solo hay que verla cantar, inclinada sobre el micro del chelo, gritando y haciendo de todo con su voz…

La sexta canción, ‘Europa zaharreko banpiroen guda’, con el chelo desbocado, hiela la sangre con sus coros marciales, sus ecos centroeuropeos y su fría conexión con la música tradicional.

El chelo es un instrumento que mete un poco de miedo, pero de verdad, no es malo pasar un poco de miedo de vez en cuando. En realidad, todo el tiempo tenemos miedo. Mursego solo hará que seas consciente de él.

http://blogs.publico.es/eldetonador/636/

Jesús Miguel Marcos



Deja un comentario