Cúmulo de imposibles

Cúmulo de imposibles

Por fin el cielo se ha puesto claro y, tras la tarde azul, ha entrado la luna a decir un discurso impecable.

Cuántas cosas. Tengo un amigo, obsesivo y gran lector que cuando encuentra tesoros en la prensa o las revistas, los manda con un acierto que no tiene desperdicio. En realidad tengo tres amigos con esta sensibilidad. Son un peligro, porque si uno pretende leer el conjunto de sabidurías que consiguen poner en el buzón, puede, como yo el domingo, no hacer nada sino andar por el mundo acompañando a otros a pensar. De todos los envíos de hoy, los mejores estuvieron en El País. Yo sé que España tiene muchos problemas, me ha dejado bien claro Paul Krugman que estamos en un lío, pero el periódico éste, con el perdón de quienes le miran a la madre patria más defectos que cualidades, es una maravilla. A las pruebas me remito, (que es una frase fantástica). ¿Tiene salvación Europa? Paul Kugman, en El País. La violencia en Estados Unidos, por Norman Birnbaum, en El País. Lo privado y lo público por Mario Vargas Llosa en El País. La voz del nuevo Túnez por Juan Goytisolo en El País. Función completa.

Punto: Leí muchas cosas más, pero con estas cuatro hice un viaje alrededor del mundo. Y tengo la sensación, que tal vez mañana vuelva a diluirse entre los imposibles que le caben a un lunes, de que sé mil cosas más que el sábado.

Punto y aparte: En donde cada vez resulta más difícil entender qué pasa y qué haremos, es aquí en México. A veces nos vamos a dormir con diez decapitados sobre la almohada y entre la conciencia. Yo debería saber qué decir. Lo que hago es tratar de digerirlo y por eso de repente ni hablo del tema que es el centro de mis temas. En el periódico Milenio, de hoy lunes, Luis González de Alba. No más sangre.

Punto final: Dice Aguilar y Castañeda, una celebrada asociación civil sin mayor capital, que México es un país mejor que el que la mayoría de los mexicanos tenemos en la cabeza. Lo que necesita es “liderato, proyecto, psicoanalista y publicista”.

Frase del día

So we beat on, boats against the current,
borne back ceaselessly into the past.
(Y así seguimos adelante, botes contra la corriente,
empujados incesantemente hacia el pasado.)

—Francis Scott Fitzgerald, El Gran Gatsby

Angeles Mastrtta

Deja un comentario