El aroma del amor

El aroma del amor

Un tontito entra en una tienda y se enamora de la dependienta. Ésta le da el cambio en billetes. Cuando él llega a casa saca rápidamente la cartera para llevarse a la nariz la vuelta, intentando descifrar el aroma de su perfume en esos billetes y quizás hacerse una paja. Inútilmente, pues huelen a eso, a dinero. El tiempo pasa y siempre que paga intenta hacerlo con billetes grandes, con la esperanza de que algún día se impregne en el papel. Al final, la termina asociando con el olor del dinero y se olvida de ella. Para él ya es poco menos que una prostituta.

Del Blog: http://pericoromero.wordpress.com/

Deja un comentario