Envenenaron al Rey

Envenenaron al Rey

Abandona Mourinho el entrenamiento, lleva una bufanda negra encadenada al cuello, al mariscal del Madrid lo está asfixiando su personalidad. Sufrió un accidente con el ego y se metió a una cámara de gases. La coronación anticipada del mejor técnico del mundo se complicó en aquella casilla del Camp Nou. El 5-0 fue telúrico, una derrota expansiva. El Madrid sigue temblando. Misma hora en las torres del Bernabéu, Florentino el templario, mueve pieza enrocando al caballo para proteger al Rey. A orillas del Guadalquivir la familia real corre peligro esta noche. Cuentan que al Estadio del Sevilla bajan peones andaluces con hogueras. El alfil Valdano fue sacrificado la víspera de un partido de Copa envenenada. La próxima luna trae un jugador apocalíptico a la Liga Española: Adebayor. El delantero azabache que produce alucinaciones a Mou. De aquí al final de temporada manda el entrenador. Mourinho ganó el pulso a la directiva más despilfarradora de la historia. Un juego de tronos, en eso se convirtió la lucha interna del Real Madrid para impedir más títulos nobiliarios al mineral equipo de Guardiola.

La Copa del Rey recuperó su antiguo peso político. Si el Madrid sobrevive al belicoso Sevilla y el Barsa vence al extrovertido Almería, una final de régimen se jugará el miércoles 20 de abril en Valencia. Cuatro días antes el campeón marchará con todos sus siervos rumbo a la capital. El 16 de abril en el Bernabéu se define la Liga. En dos clásicos consecutivos puede derrumbarse el barroco imperio de Mourinho. Un jornalero contratado para evitar que Guardiola, el príncipe de piedra, vuelva a dar jaque mate al Rey. Mientras queden noches habrá misterio, aunque cada luna parece la última escribiendo esta historia.

José Ramón Fernandez G. de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario