Indulgencias

Indulgencias
Domingo Millán
Purgatorio:
la primera Internacional nació para defender a los trabajadores. Hoy todo el mundo tiene una Internacional, menos los trabajadores. Incluso existe una Hermandad Internacional de Ánimas Benditas del Purgatorio. El Papa declara inexistente el territorio de expiación. Será en el sentido catastral, porque en Internet se convoca el Congreso Internacional Virtual El Purgatorio, en el sitio tenesperanza.org.
Indulgencias:
el ejercicio de prestidigitación más exitoso del capitalismo ha sido sustraer la esperanza, sustituir los derechos por indulgencias y dividir el mundo en dos grandes lugares psicogeográficos: el parque temático comercial y un inmenso purgatorio.
Paraíso:
las grandes petroleras financian al conservadurismo estadounidense y a los voceros del patriotismo más extremo. Un lema sex-oil de la campaña de Sarah Palin, entusiasta de las nuevas explotaciones en tierras vírgenes:drill baby drill (perfora, nene, perfora). Sin embargo, petroleros y perforadoras no tienen patria, sino banderas de conveniencia. Y el tesoro de los cosmopiratas se gestiona desde el patriótico cantón suizo de Zug, paraíso fiscal donde nunca llegará un vertido.
Rap:
los principales portavoces de la protesta en Túnez son los raperos. Poesía insurgente. Derechos, no indulgencias.
Pacto:
los sindicatos proponen un pacto social y político contra la crisis. Aznar declara que la situación es insostenible. Sin embargo, su partido dice que no va a prestarse a la foto. Pues que lo firmen sin foto. ¡Qué fantástico, no ver las caras!
Messi:
veo jugar a Leo Messi y le encuentro una extraña inspiración más allá del fútbol. ¡Este pibe es Chaplin! Un genial vagabundo en la cancha. Se mueve a manivela, con una melancolía variable de fotogramas por segundo: la bola simultánea, en los dos pies a la vez, es su única posesión. Y solo se desprenderá de ella para reír.
Euskadi: Eppur si muove.
Luz Casal:
yo no sabía que había tanta alegría en las lágrimas, ni esperanza en las penas.

Manuel Rivas/elpais.es

Deja un comentario