Los señores de los anillos

Los señores de los anillos

Los partidos chicos deciden las Ligas grandes (Almeria 1, R. Madrid 1). Al terminar la primera vuelta el Barsa saca 4 puntos a su guardaespaldas, el único que le seguía hasta ayer cuando pierde 2 puntos en casa del último de la fila. Jugando así pasarán dos cosas, el Barsa quedará campeón y el Madrid segundo. Como ha sucedido en los últimos años la Liga española se partió a la mitad. 52 puntos 17 victorias 61 goles a favor y solo 11 en contra. Poco se puede hacer frente a un rival con números de acero y futbol delicado, una aleación tan difícil de encontrar como el viejo debate de renacer. ¿Jugar feo y ganar o jugar bonito y perder?, es una pregunta que sólo en Italia se atreven a plantear. Pero resulta que en el mismo patio habita el gestor del pánico. Mourinho, el príncipe de las mareas, está naufragando en un campeonato donde se ha enfrentado con la antítesis de su juego.

El Madrid se está reventando físicamente, sólo hay que ver la cara de Xabi Alonso, es un poema al último esfuerzo, en pocas semanas las lesiones musculares empezarán a llegar, durante una etapa definitiva en Liga y Champions. ¿Qué le queda a su Real Madrid?, defender la temporada a visita recíproca. A vida o muerte como le gusta a su técnico, eso significa abandonar España para inmolarse en Europa. Pero se ha quedado chato y el tema tiene a Valdano incómodo con el entrenador. Sin un 9 de referencia Ronaldo, Özil y el renovado Kaká parecen obligados a jugar de espaldas, así fue como el Madrid entregó dos puntos decisivos en la tabla de un torneo que flota en el Mediterráneo. Segundas partes no fueron buenas, pero quizá Los Señores Raúl o Van Nilsterooy cambiarían las escrituras. Hay personas que empeñan toda su verdad en un anillo.

Jose Ramón Fernandez Gutierrez de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario