Los veleros monógamos

Los veleros monógamos

Si yo fuera embarcación, me gustaría ser velero. Deslizarme empujada por los azares del viento. No tener prisa, ni rumbo. No hacer ruido. Pero me tocó ser persona y a veces corro por la vida imaginando que voy a lugares precisos. A pesar de eso, sobran los días en que me siento un barco a la deriva.

¿Cómo sería nuestra pareja si fuera barco? ¿Cada cuánto se cruzará un velero con sus hijos, con su amante, su infancia, sus memorias? ¿Serán monógamos los veleros? ¿Tendrán ideas políticas? ¿Deseos? ¿Curiosidad? ¿Temor? ¿Indisciplina?

Si fuéramos como barcos ¿quiénes serían nuestros náufragos? ¿Qué tesoros tiramos por la borda? ¿Por dónde nos entra el agua? ¡Qué milagro nos mantiene a flote? ¿A dónde vamos cuando el mar finge estar en calma y parece que el rumbo es nuestro?

Música para hoy: Serrat. Utopía.

Libro de hoy: Fernando Savater, El contenido de la felicidad.

Luna de hoy: Llena.

Poesía de hoy: Eres como un milagro de todas horas/ como un dolor sin sitio. Sabines

Angeles Mastretta/http://lacomunidad.elpais.com/puerto-libre/posts

Deja un comentario