Polvo eres

Se iba a hacer una paja pensado en Audrey Hepburn, pero la idea de que esté muerta le da repelús y decide cambiar a Scarlett Johansson.

En plena fantasía Scarlett empieza a envejecer a mucha velocidad. Él pierde el control y no puede parar de follársela muy asustado.

Con cada embestida la piel de Scarlett se aja más y más hasta quedar todo su cuerpo reducido a un esqueleto que se deshace como cenizas entre sus brazos: polvo. Echar un polvo ¿no? Ja ja.

No, a ver, el tema es éste:

Polvo eres
Un perro todo cubierto de pelo púbico. Un perro de pelo-polla todo. Todo: si empezaras a apartárselo descubrirías que no hay nada más, sólo más y más pelo de polla, 100% pelo de polla, excepto en el centro, donde el animalito acuna un pequeño testículo que parece controlarlo todo.

El perro es un muy simpático, y muy gracioso, camina y corre, y te trae el periódico, y se duerme en tu regazo.

De las patas no le salen uñas, porque no existen tales patas, pero sin embargo los pelos de polla se entrelazan de una manera tan precisa que dibujan perfectamente su contorno. Todo está tan bien dispuesto que, incluso a muy poca distancia, jurarías adivinarle los músculos y las articulaciones.

Solo si te fijas te das cuenta que no tiene ojos, de que en su lugar sólo se encuentran dos huecos. Y lo mismo le sucede a la boca, es un hueco nada más, pero capaz de abrirse y cerrarse, y dentro hay una lengua, una lengua de pelo de polla, una lengua de pelo de polla preparada para chupar.

http://laabuelabloguera.blogspot.com/

Deja un comentario