¿Otra vez vida extraterrestre?

¿Otra vez vida extraterrestre?

Si usted se emocionó al ver titulares como “Científico de la NASA halla vida extraterrestre”, lamento desilusionarlo. No es cierto.

La noticia fue difundida primeramente por Fox News, y se esparció en internet y medios masivos. Fue notorio el tono temerario de los titulares, que no dudaban ni tantito de que la nota fuera real.

Y a primera vista, parecían tener razón: el descubridor efectivamente trabaja en la NASA, Richard B. Hoover, y su investigación fue publicada en una revista científica especializada y arbitrada.

Hoover analizó muestras de tres meteoritos y halló, usando técnicas microscópicas y análisis químicos, estructuras en forma de filamentos muy similares a bacterias terrestres. Luego de sus análisis, concluye que “estas bacterias fosilizadas no son contaminantes terrestres, sino restos… de organismos vivos”. Y añade: “esto implica… que la vida en la Tierra puede haber provenido de otros planetas”. Bastante audaz; si fuera cierto, estaríamos ante la noticia del siglo.

Pero si uno recuerda que ya en 1996 habíamos oído la misma historia, quizá quiera ser más cauto: otro grupo de científicos de la NASA dijo haber descubierto bacterias fósiles en un meteorito proveniente de Marte, afirmación que posteriormente resultó no tener fundamento.

La cautela se vuelve desconfianza al ver las opiniones de expertos que han cuestionado el poco rigor de la investigación, su formato confuso, sus afirmaciones injustificadas y otras señales de peligro. Finalmente, todo se reduce, nuevamente, a la forma de las estructuras observadas, que parecen bacterias, pero nada más.

Para acabarla de amolar, el artículo no fue publicado en una revista de prestigio internacional, sino en el Journal of Cosmology, una oscura publicación de internet con dudosa reputación.

El caso, además de mostrar el poco rigor del periodismo científico actual y lo fácil que es lograr la fama con ciencia mal hecha, pero escandalosa, ejemplifica un aspecto importante del método científico: no basta con usar aparatos complicados, hablar como científico y publicar en revistas arbitradas: lo que se afirma tiene que ser discutido a fondo por una comunidad de verdaderos expertos.

lacienciaporgusto.blogspot.com

Deja un comentario