¿Tienes ya tu tarjeta de fumador?

Igual que existieron las cartillas de racionamiento, cuyo contenido dependía del poder adquisitivo, el 1 de octubre de 1940 se comenzaron a distribuir en los Ayuntamientos las “tarjetas de fumadores“.

Los requisitos para poder acceder a dicha tarjeta y conseguir el preciado botín:

  • Partida de nacimiento (sólo para mayores de edad)
  • Declaración jurada que acredita que se es fumador.
  • Certificado de buena conducta (emitido normalmente por el párroco).

Y otro… Ser hombre. Estaba mal visto que las mujeres fumasen: “eso es cosa de putas“.

¿Tienes ya tu tarjeta de fumador?

Esta tarjeta da derecho a adquirir en las Expendedurías de esta ciudad, la cantidad de tabaco proporcional a cada saca durante los tres primeros días. Dicha cantidad se anunciará oportunamente y antes de comenzar la expendición de cada saca.

Como ejemplo esta publicación en ABC de noviembre de 1945 en la que se anuncia la venta de cigarrillos “Lucky”

¿Tienes ya tu tarjeta de fumador?

Tal y como se están poniendo las cosas, no os extrañe que algún día volvamos a utilizar estas tarjetas.

by Javier Sanz/http://historiasdelahistoria.com

Deja un comentario