El príncipe Felipe procede a su destete

El príncipe Felipe procede a su desteteDOÑA SOFÍA SEGUIRÁ AMAMANTÁNDOLE EN LOS DÍAS FESTIVOS

La Casa Real ha anunciado esta mañana que Su Majestad la reina Doña Sofía dejará de amamantar a Felipe de Borbón y Grecia al haber transcurrido ya 43 años desde el alumbramiento de su hijo. La decisión, que se ha tomado siguiendo las consideraciones del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría, implica un paso más hacia la consolidación del Príncipe de Asturias como futuro sucesor del rey Don Juan Carlos.

“El destete se efectuará de forma paulatina, tal y como prescriben los expertos, de modo que no resultará apenas dificultoso para el heredero”, ha explicado un portavoz del Palacio de la Zarzuela. Hasta hoy, el príncipe disfrutaba de seis tomas diarias de las cuales, para empezar, se eliminarán la primera y la última con el objetivo de acabar retirándolas todas en dos semanas si Felipe de Borbón no se muestra inquieto en exceso. En el marco de esta política de destete gradual, la propia Reina Sofía ha aclarado que como mínimo este año seguirá dándole la teta a su hijo los fines de semana “y en los momentos de máximo estrés, que no son pocos”.

“Dado el tiempo que llevaba Su Majestad alimentando al príncipe, los riesgos de que sufriera ingurgitación, obstrucción o mastitis eran elevados. Las mamadas diarias han producido también flacidez en sus pechos, la cual se intentará paliar con ejercicios para recuperar el tono muscular así como con cremas reafirmantes. La implicación de la Reina en todo este proceso está siendo ejemplar”, declaraba uno de los facultativos que supervisan el proceso de destete. Felipe de Borbón, por su parte, ha reconocido que se siente “expectante y nervioso” al desconocer “cómo reaccionará mi cuerpo a raíz de tantos cambios”. La Casa Real insiste en que la salud del príncipe no corre riesgos y asegura que la ingesta de los primeros sólidos se efectuará con el máximo cuidado. “Su aparato dental se encuentra en perfectas condiciones. Es más una cuestión de hábito que de condición física”, aclara el médico.

La insistencia en remarcar que el destete del príncipe de Asturias no ocasionará inconveniente alguno se explica por las complicaciones que sufrió Jaime de Marichalar cuando la infanta Elena de Borbón se decidió también a dejar de amamantarle. La Casa Real rechazó siempre que el destete fuera la causa de su indisposición.

Xavi Puig/http://www.elmundotoday.com

Deja un comentario