QUIROMANCIA

QUIROMANCIA

En la cena de navidad que cada año organiza la empresa descubrimos que el subdirector es aficionado a la quiromancia. Durante la sobremesa, nos explica que el término nace de la unión de las palabras “mano” y “adivinación” en lengua griega. Que muchos quiromantes fueron ejecutados por la Santa Inquisición, que consideraba sus prácticas afines a la brujería. El subdirector nos cuenta todas estas cosas mientras sorbe su café cuidadosamente, evitando manchar su corbata celeste. Nunca le habíamos escuchado hablar tanto y tan animadamente. Menciona la Línea de Mercurio y el Anillo de Venus. Nos enseña a localizar la Línea de la Vida utilizando como ejemplo la palma de su mano. Afirma que el futuro ya está escrito y que él puede descifrar en los pliegues de nuestra piel la fecha exacta en la que vamos a morir. El subdirector le dice a la chica que trabaja en recursos humanos que –si ella lo desea- puede adelantarle ahora mismo si el bebé que lleva en su vientre es niño o niña. Que si le mostramos durante solo unos segundos nuestras manos puede saber sin riesgo de error si nuestras mujeres nos son infieles o si vale la pena que compremos lotería de navidad. Nos dirá quién morirá a causa de un cáncer y quién por culpa de un conductor borracho. Y es entonces cuando desde la otra punta de la mesa llega volando una aceituna que impacta en la frente del subdirector.

http://hongosblog.blogspot.com/

Deja un comentario