Si yo fuera católico

Si yo fuera católico

¡Qué difícil es ser ponderado! Le hacen a uno ser anticlerical aunque no quiera. El reelegido Rouco Varela afirma que  “la batalla por la clase de Religión obligatoria es una tarea pendiente y prioritaria”.

Si yo fuera católico me sentiría abatido y triste porque mi confesión religiosa trate de imponer, con todos los medios de coerción a su alcance, a los católicos y a los no católicos, algo tan contradictorio para el ser humano como las creencias y dogmas religiosos en unos niños y adolescentes que quedarán marcados para siempre, tan decisiva es esa etapa de la vida.

Yo no quisiera que mi religión me impusiera nada. Creo que va contra la esencia misma de la libertad.  La Historia, por desgracia, les avala. ¿Dónde dejó Cristo dicha tal exigencia?  ¿Lo haría ahora?  ¿Designaría a Rouco como su hombre fuerte en España?  Crean autómatas de la religión, y matan la espiritualidad, que es lo trascendente.

En lo religioso vivimos unos tiempos de la indolencia y del “por si acaso” en la creencia; es más cómodo y más fácil creer que no creer. Y está sujeto a menos represalia. Han hecho de la religión la vacuna contra el miedo de vivir. Y de morir.

El PSOE se ha defendido hasta ahora como ha podido, malamente más bien, cediendo en cuestiones fundamentales, como la económica, con una subvención anual a la Iglesia de 6.000 millones de euros. Por eso tampoco quisiera que mi religión estuviera financiada por nada ni nadie que no fueran mis aportaciones y las de los demás creyentes. Pero no deben preocuparse Rouco ni sus fieles: los vientos electorales les soplan muy a favor y pronto esa batalla habrá dejado de existir.

http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez

Deja un comentario