A Sid Vicious le gustaba pintar flores

SID   MOBILE

Todos tenemos un pasado… Incluido Sid Vicious. El que fuera el rey indiscutible del punk, también atravesó esa etapa de adolescente con trazas de edad del pavo soñadora y quimérica mientras se dedicaba a pasar LSD en los conciertos de la banda Hawkind en los garitos de Londres. En 1971, cuando Vicious tenía 14 años, él y su madre se mudaron a Hackney un barrio al este de la capital británica donde, el que más tarde fuera líder de los Sex Pistols, acudió al Collage of Further Education. Según Alan Parker, el biógrafo oficial del músico, fue durante ese periodo cuando mostró su lado más amable y llevadero que dejó plasmado en unas cándidas acuarelas y bocetos en los que Vicious se dedicaba a copietear descaradamente a genios universales de la pintura como Salvador Dalí, Joan Miró o René Magritte.

Vicious flower
Sid ESP

Todos estos trabajos, que probablemente el joven Sid realizó como parte de sus tareas escolares, han sido reunidos en un libro por el propio Parker que lo ha titulado Sid Vicious’ Book of Artwork. El próximo día 14, la casa de subastas The Fame Boureau, subastará este ejemplar -firmado por su compilador- que se estima alcanzará la cifra de 4.000 libras esterlinas (4.580,85 euros). El libro muestra, además, joyas personales así como contratos y discos firmados por Sid Vicious. Pero sobre todo y más importante documenta una faceta casi desconocida del joven que a los 15 años comenzó a consumir anfetaminas por vía intravenosa junto a su madre y que murió a los 21 de una sobredosis de heroína administrada por su propia progenitora. La madre de Vicious, Ann Beverley, guardó los dibujos hasta su muerte en 1996.

Es curioso, pero a Sid Vicious le gustaba pintar flores y mezquitas, pero también documentaba sus gustos musicales en listas escritas a mano junto a los dibujos en las que mostraba lo que le llenaba los oídos cuando era un chaval. Fundamentalmente escuchaba éxitos de Motown  y leyendas del soul como Jimmy Ruffin, las Supremes y The Tour Tops. La subasta también incluirá el contrato del último concierto ofrecido por The Sex Pistols en 1978.

Por: Manuel Cuéllar/http://blogs.elpais.com/muro-de-sonido/



 

Deja un comentario