Amante de la química

Amante de la química

Un sanote psicokiller, especializado en el campo de los incendios provocados de casas, se atreve a apostar un día por lo acuoso, por las inundaciones. Piensa en la técnica del incendio en sí, es decir, en la combinación de una fuente de calor con un combustible, como por ejemplo la gasolina, para avivar las llamas. Y decide aplicar esto mismo pero a la inversa, comienza con un soplete a derretir miles de cubitos de hielo para que se transformen en agua en estado líquido. No está muy seguro, pero cree que en estado sólido, a corto plazo, el agua inunda una mierda. Con la técnica de la gasolina el plazo se acorta, pero aquí se requiere mucho más tiempo, mayor dedicación, más amor por la química. El loco se ríe tras la máscara como un condenado pensando en Cavendish, Gay-Lussac, von Humboldt y sus putas madres.

(La decisión del gorrito de lunares tras la máscara de protección)

Del Blog de: http://pericoromero.wordpress.com/

Deja un comentario